Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook
LIBROS

Nombrados y ausentes

Por Jorge Paredes

Ricardo González Vigil reúne sus artículos periodísticos sobre autores que abarcan el largo período que va de 1945 a los años 70, bajo el título de Años decisivos de la arrativa peruana, pues entre estas décadas aparecieron obras fundamentales de nuestra tradición, que a todas luces marcaron el devenir de nuestras letras. Por ello mismo nos llama la atención que entre los autores reseñados no figuren algunos nombres importantes. ¿Es posible una reunión de este tipo sin considerar a Mario Vargas Llosa, cuya primera novela, La ciudad y los perros, fue publicada en 1963? RGV aclara esto en el prólogo del libro: "Conviene puntualizar que en El Perú es todas las sangres (1991) ya abordé a Mario Vargas Llosa (sobre el cual he seguido tejiendo comentarios, acumulando un material digno de un volumen aparte) y a Manuel Scorza, por lo que ya no figuran aquí en la parte dedicada a la Generación del 45 / 50". Hecha esta salvedad, ¿qué tenemos entonces? La primera parte reúne dos entrevistas y dos artículos extensos. En la segunda entrevista RGV ofrece sus particulares puntos de vista sobre la "generación de 1968" que, a su entender, excede lo estrictamente literario y abarca otros ámbitos, incluso de disciplinas tan lejanas como el deporte y la política. Después nos ofrece una división de la "nueva narrativa" peruana que empieza a surgir en esos años a partir de cinco corrientes: realismo maravilloso, neorrealismo, literatura fantástica, experimentalismo y la revaloración de la subliteratura, para terminar con un panorama de la poesía y la narración en el Perú, entre los años 1960 y 1977.

En los tres capítulos restantes aparecen las reseñas y algunas entrevistas a los autores reunidos en orden cronológico, conforme fueron publicadas en su momento. Van desde Julio Ramón Ribeyro hasta Antonio Gálvez Ronceros, pasando por Carlos Eduardo Zavaleta, Oswaldo Reynoso y Vargas Vicuña. De los sesenta y setenta, RGV destaca, entre otros, a Edgardo Rivera Martínez, González Viaña y a dos poetas que incursionaron en la narrativa, Rodolfo Hinostroza y César Calvo. El libro nos lleva entonces a 1966, año en que surgió la revista Narración, con autores como Miguel Gutiérrez, Gregorio Martínez, Augusto Higa, entre otros.

Otras ausencias notables de Años decisivos de la narrativa peruana pueden ser Luis Loayza y Alfredo Bryce Echenique. RGV vuelve a anotar en el prólogo: "Para evitar que este libro sea voluminoso en demasía, aquí solo incluyo a los autores del 68 / 70 que colaboraron en la Revista Narración, dejando para otra ocasión a los restantes". En resumen, tenemos una selección de textos periodísticos, breves y de divulgación (publicados mayormente en El Comercio), que tratan de capturar toda la amplitud y heterogeneidad de tres décadas de narrativa en el Perú, dejando para nuevas entregas a algunos de nuestros renombrados pesos pesados.

EN VITRINA
Nocilla Experience
Agustín Fernández Mallo ha recibido innumerables elogios por su incursión en el mundo de la novela y ello a pesar de que ni él mismo está del todo dispuesto a admitir que Nocilla Dream, la primera entrega de su trilogía Nocilla Proyect, es propiamente una novela. En todo caso, esta reunión de textos fue elegida entre las diez mejores novelas por el diario El Mundo el 2006 y, si bien para muchos la nueva entrega, Nocilla Experience, es un poco más de lo mismo, eso significa que el lector encontrará en ella un cúmulo de pequeñas narraciones fragmentadas y entretejidas que poetizan el mundo actual con un innegable sabor a contemporaneidad posmoderna.

Nocilla Experience podría describirse como heredera, a la vez, de Héroes de Loriga y de Las partículas elementales de Houllebecq. En ella, el marco de referencia existencial lo dan tanto el rock como la ciencia dura de los aceleradores de partículas, al arte contemporáneo al mejor estilo londinense de Damien Hirst y el cine de Rossellini y Coppola. Intercaladas con citas de publicaciones de actualidad, las historias se desarrollan de manera paralela en Madrid, Basora, Londres, Nueva York o Ulan Erge y en todas ellas se explora la soledad y se analiza la empatía como si fuese una mera hipótesis de trabajo de alguna extraña teórica física. Como invitado especial, Julio Cortázar revela la naturaleza de su Rayuela B.

Robinson Crusoe 
El clásico de Daniel Defoe en esta edición de bolsillo tiene dos atractivos: el primero es que se trata de una traducción realizada por el gran Julio Cortázar y el segundo es el breve pero inteligente prólogo escrito por el Nobel sudafricano J. M. Coetzee que sitúa la novela en el espíritu de su tiempo (inicios del siglo XVIII), antes de que el "realismo" literario existiera. Para Coetzze, la novela del naufrago que sobrevive al infortunio está muy influida por los géneros de la confesión en el lecho de muerte y la autobiografía espiritual y, por eso, se parece más al modelo bíblico de la desobediencia, el castigo, el arrepentimiento y la liberación, que a la gran novela realista europea de un siglo después.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook