Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook
SOBRECARGA PROCESAL E INSUFICIENTE PREPARACIÓN INFLUYEN EN BAJA CALIDAD DE ATENCIÓN

Apenas 149 defensores de oficio ven hasta 150 mil procesos

La falta de computadoras y teléfonos dificulta labor de abogados. Viceministro de justicia admite que no se evalúa su desempeño

Por Roxabel Ramón

Rosa es una adolescente víctima de violencia sexual. Hace unos días, ella y su madre llegaron hasta el edificio que se alza frente al Parque Universitario, en la Av. Abancay, en busca de un abogado que no les cobrase por asesorarlas en su querella contra el agresor. Tras media hora de espera, la menor entró a una oficina austera en la que despachaban ocho abogados, pero, por un pudor propio de sus 16 años, no narró los detalles de su drama precoz: había demasiadas voces y demasiada gente en ese estrecho ambiente que la Corte Superior cedió al Ministerio de Justicia (Minjus) para que funcionase allí una defensoría de oficio.

En Lima, 149 defensores de oficio se reparten al año entre 120 mil y 150 mil procesos judiciales. Bajo la autoridad del Minjus, estos abogados defienden a aquellos que no pueden pagar a un abogado particular (mínimo S/.2.000 por un juicio de alimentos). De esta manera, el Estado intenta cumplir la Ley 27019, de 1998, que afirma que todos tenemos derecho a la defensa.

SIN APOYO LOGÍSTICO
"Esto sería manejable si contásemos con apoyo logístico", dice una de las abogadas de aquel despacho, y señala un teléfono que solo recibe llamadas. Para avisar a sus defendidos sobre una sentencia que debe ser urgentemente apelada, la abogada corre a la calle por un teléfono público. Ella ha comprado con su propio dinero un estante en el que ahora acomoda los cientos de expedientes que hace tres años le entregaron en unas cajas de leche.

En la oficina tampoco existe un libro de consulta aparte del Código Civil, pero la defensora no se queja: un día vio que una vieja computadora era llevada al depósito del Poder Judicial y la pidió en préstamo. Ahora esa iniciativa le permite resolver hasta 25 consultas al día y le da ventaja sobre sus siete compañeros, quienes entre todos comparten solo dos computadoras. "Los litigantes esperan una hora por un escrito que solo nos toma cinco minutos redactar", se lamenta. Gana menos de S/.2.000, y recién desde este mes tendrá seguro de salud.

SIN SUPERVISIÓN
El director nacional de Defensoría de Oficio del Minjus, Jorge Fernández, informó que del total de defensores, 27 ven casos de familia y el resto, procesos penales. Todos ellos afrontan una situación laboral precaria: solo 18 son nombrados y ganan S/.1.680, sin contar descuentos de ley; los otros 131 son contratados solo temporalmente.

Si ya en el 2004, la Comisión Especial para la Reforma Integral de la Administración de Justicia (Ceriajus) señalaba que en el Perú existía un abogado de oficio por cada 100 mil habitantes, en su Informe 109 del 2007, la Defensoría del Pueblo advirtió que estos no contaban con locales adecuados ni sistemas de supervisión. "Existe un coordinador en cada defensoría de oficio. Lo que no podemos evaluar es el rendimiento de los defensores", comentó al respecto el viceministro de Justicia, Erasmo Reyna.

El informe de la Defensoría del Pueblo advertía que los abogados de oficio, en muchos casos, "no tienen buena formación profesional y cumplen una función demasiado pasiva en el juicio".

Gisela Vignolo, adjunta en temas de derechos humanos de esa entidad, añadió que "el abogado de oficio no puede diseñar una buena estrategia de defensa porque en un mes tiene a su cargo unos 120 procesos". Para el penalista Luis Lamas, 25 casos debería ser el límite.

Soluciones según los especialistas
El decano del Colegio de Abogados (CAL), Walter Gutiérrez, propone que las defensorías de oficio pasen a manos de los colegios de abogados y que el Minjus obre como supervisor. "Lo más triste de este sistema es ver tantos presos que esperan años a que su abogado de oficio los libere", comenta Gutiérrez.

Sin embargo, Gisela Vignolo, de la Defensoría del Pueblo, opina que los consultorios de asesoría gratuita del CAL tampoco son eficientes. En su opinión, se necesita una reestructuración que incluya incremento de personal, capacitación y mejoras salariales y de infraestructura.

CIFRAS
56.500
Casos atendieron los defensores de oficio en Lima entre enero y junio de este año.

26,5
Millones de soles asignó este año el Minjus a su Dirección Nacional de Defensoría de Oficio.

38
Millones de soles serán destinados, en cinco regiones, a contratar 173 defensores especializados en el nuevo Código Procesal Penal.

16
De los actuales defensores aprobaron el curso dictado para ello.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook