Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook
CAUSAS DEL FRACASO

Intereses políticos y electorales bloquearon la aprobación del plan

Por Miguel Vivanco. Corresponsal

WASHINGTON. Una nueva página negra en la historia económica estadounidense fue escrita la tarde del lunes en el Capitol Hill. Los miembros de la Cámara de Representantes, en su mayoría republicanos, le dieron la espalda al presidente George W. Bush y rechazaron el paquete de rescate financiero propuesto por la Casa Blanca.

Aunque no se entienda a simple vista, la votación de 228 a favor del 'No', contrastado con 205 apostando por el 'Sí', tiene lógica desde una óptica electoral.

La mitad de los representantes en el Congreso va en busca de su reelección en el proceso electoral del 4 de octubre y nadie quiere respaldar una ley criticada por los electores, imperfecta a los ojos de los expertos e impopular para los medios de comunicación.

LEJOS DE BUSH
Para el peruano Ian Vásquez, director del proyecto de Libertad Económica Global del Instituto Cato de Washington, la posición de los legisladores republicanos no es otra cosa que una estrategia política para distanciarse del legado que deja el presidente Bush.

"Los congresistas republicanos y demócratas no quieren correr riesgos electorales. Pedir respaldo a un plan que concede poderes imperiales al Departamento del Tesoro y que no ha sido bien pensado es algo muy difícil", comentó Vásquez en declaraciones a El Comercio.

También señaló que el respaldo de los legisladores demócratas a la propuesta modificada durante el fin de semana responde a intereses partidarios y presiones estatales.

Vásquez mencionó, además, que el denominado plan de rescate financiero es deficiente, pues no concede ningún tipo de apoyo a los propietarios en riesgo de perder sus viviendas por falta de pago, ni garantiza la devolución de las inversiones destinadas a financiar los planes de jubilación de los obreros estadounidenses.

"Hablar de rescate financiero y ayudar solo a los inversionistas de Wall Street es entendido por muchos votantes como 'socializar' las pérdidas. Aquí no fracasó el mercado de las inversiones, sino las políticas de gobierno de la administración Bush", acotó el economista peruano.

El director del proyecto de Libertad Económica Global del Instituto Cato enfatizó que la crisis financiera que hoy vive Estados Unidos no es "un simple error" del mercado, sino un "grave error" de los funcionarios del gobierno federal.

Ian Vásquez concluyó señalando que tan pronto se conoció la votación negativa en la Cámara de Representantes, Wall Street cerró su jornada con una histórica pérdida, en la que el índice industrial Dow Jones se desplomó casi 780 puntos.

"El problema financiero norteamericano tiene repercusiones a escala mundial. Muchos países de América Latina dependen más del comercio con EE.UU. y no tanto de las inversiones en la bolsa", finalizó Vásquez.

LAS CIFRAS
1'200.000
personas en Estados Unidos han perdido sus viviendas hasta la fecha.

5.800
personas mensualmente reciben de los bancos notificaciones sobre el embargo de sus casas por falta de pago.

50%
de los propietarios que han perdido sus viviendas son de origen hispano o afroamericano.

12%
es el interés de los préstamos de alto riesgo, mientras que los del préstamo regular son de 6%.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook