Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

BOLIVIA. SE ACENTÚA LA POLARIZACIÓN

Evo Morales inició marcha para presionar por nueva Constitución

Miles llegarán la próxima semana a La Paz para cercar el Congreso

CARACOLLO [EL COMERCIO / AGENCIAS]. El presidente Evo Morales inició ayer una marcha sindical de 200 kilómetros que se dirige a La Paz para presionar al Congreso a que dé vía libre a la nueva Constitución, rechazada por la oposición de derecha y por cinco de los nueve departamentos de Bolivia.

La colorida manifestación, que según sus organizadores será la más grande de su tipo en la historia del convulsionado y empobrecido país, se inició mientras el Congreso busca un acuerdo para aprobar la ley de convocatoria al referéndum constitucional, que Morales quiere para el primer trimestre del 2009.

Flanqueado por el líder sindical nacional Pedro Montes y otros dirigentes, Morales caminó al mediodía los primeros centenares de metros de la carretera entre la población altiplánica de Caracollo (4.000 metros de altura) y La Paz.

Bandas de música y un sol ardiente acompañaron el inicio festivo de la manifestación, en la que participaron una 5.000 personas y que Morales pronosticó que serán más de un millón cuando lleguen a La Paz dentro de una semana, si para entonces el Congreso no convoca al referéndum.

"Esta marcha es por la refundación de Bolivia", dijo Morales en su discurso que precedió al inicio de la caminata, en la que destacaba el colorido de delegaciones indígenas de varios distritos, incluidos grupos de la región oriental de Santa Cruz, el bastión de la oposición conservadora al mandatario.

El gobernante lamentó no poder satisfacer sus muchas ganas de marchar, al recordar sus tiempos de líder de los sindicatos cocaleros, cuando encabezó varias caminatas de protesta.

HISTORIA Y CONFLICTO
"Este es un hecho histórico (...), es por la unidad de una patria nueva de los verdaderos bolivianos. Ya no queremos sangre, queremos desarrollo y progreso para los pobres, para todos los bolivianos", dijo en el acto de partida el sindicalista minero Montes, secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB).

Explicó que una reunión nacional de dirigentes sindicales aprobó la participación de la COB, a condición de que esta organización encabece la marcha, lo cual fue aceptado por las organizaciones oficialistas que convocaron a la caminata.

Morales aplaudió a la COB y señaló que la presencia de Montes expresaba la conciencia y la unidad del pueblo boliviano.

El líder remarcó que, de completarse el cambio constitucional, Bolivia tendrá por primera vez en su historia una Carta Magna redactada por constituyentes elegidos por voto universal y aprobada por un referéndum nacional.

"Nunca ha habido esto, es histórico", agregó e instó al Congreso a acelerar la aprobación del referéndum.

En busca de una veintena de votos necesarios para alcanzar los dos tercios requeridos en el Congreso, el oficialismo accedió a corregir contradicciones en la nueva Constitución, que incorporará un régimen de autonomías recién concertado con la oposición regional.

Morales invitó a tres prefectos opositores, que hace un mes lideraron una ola de protestas por autonomías regionales y contra el cambio constitucional que dejaron una veintena de muertos, a que se sumen a la marcha para garantizar precisamente las autonomías de departamentos y pueblos indígenas.

"Si ellos no apoyan vamos a pensar que están en una acción netamente política, como cuando fracasaron con su intento de golpe de Estado civil", dijo.

La oposición critica al Gobierno
CARACOLLO. [EL COMERCIO / AGENCIAS]. El oficialismo controla la Cámara de Diputados, pero un bloqueo al referéndum se puede dar en el Senado, que está en manos de partidos de derecha y centroderecha que rechazan la norma por ser excesivamente estatista e indígena.

La oposición política y regional cuestionó que Morales utilice a los campesinos para cercar el Congreso y lo responsabilizó de las consecuencias que ello pudiera ocasionar.

"Esto demuestra que todas estas marchas no son independientes al Gobierno, son organizadas por el Gobierno y este deberá asumir toda la responsabilidad de lo que pueda ocasionar esta marcha", dijo el presidente del Senado, Óscar Ortiz.

Anticipándose a una eventual aprobación constitucional sin consenso, los prefectos (gobernadores) de Santa Cruz, Rubén Costas, y de Tarija, Mario Cossío, dijeron que la aprobación de la Carta Magna generará una resistencia democrática, aunque sin precisar en qué consiste.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook