Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook
GIRO EN LAS INVESTIGACIONES

Marino dice que Ponce y Giannotti editaron audio León-Quimper

Abogado tomará testimonio de 'chuponeador' para armar su defensa. Dos de los involucrados siguen con paradero desconocido

Por Ítalo Sifuentes

Entre los testimonios dados por el oficial de mar de inteligencia naval Martín Fernández Virhuez al fiscal anticorrupción Walter Milla, hay uno que será presentado por Rómulo León Alegría como parte de su defensa en el proceso judicial que se le sigue, junto al ex directivo de Perú-Petro Alberto Quimper Herrera, por supuestamente haber traficado cinco lotes petroleros a favor de la empresa noruega Discover Petroleum.

Así lo señaló el abogado del ex ministro durante el primer gobierno aprista, Luis Roy Freire.

Según la denuncia fiscal, Fernández vio en el segundo piso de la empresa Business Track S.A.C. --donde laboraba a la par que en la Marina--, entre agosto y setiembre del 2008, al capitán de navío (r) Elías Ponce Feijoo y a la civil Giselle Giannotti Grados, "analizando, transcribiendo y editando una transcripción sobre León Alegría y Quimper Herrera".

Como se recuerda, el 5 de octubre del 2008, el programa "Cuarto poder" difundió unos audios en los que se escuchaba a León y Quimper hablar del 'faenón' que les había tomado obtener los cinco lotes a favor de la petrolera noruega. Al día siguiente, el ex ministro del Interior Fernando Rospigliosi presentó la denuncia ante el Ministerio Público.

A LA ESPERA DEL JUEZ
El testimonio de Fernández Virhuez consta en la denuncia que el fiscal Milla realizó el viernes pasado ante el juez Edwin Yalico, quien abrió instrucción contra este marino y otras siete personas vinculadas a Business Track por los delitos de asociación ilícita e interceptación telefónica.

Entre los implicados se encuentran, además de Ponce Feijoo y Giannotti Grados, el capitán de navío (r) Carlos Tomasio de Lambarri, el oficial de mar Jesús Ojeda Angles y el técnico supervisor (r) Jesús Tirado Seguín.

Los varones están detenidos en el penal de Castro Castro y la mujer en el de Chorrillos mientras el Poder Judicial decide el juzgado que verá el proceso.

El abogado Roy Freire refirió que espera que el Poder Judicial acepte que Rómulo León se constituya como parte civil agraviada en el juicio que se llevará a cabo por el caso de 'chuponeo', y busca acceder al expediente para conocer los testimonios brindados por los involucrados.

LOS DOS NO HABIDOS
Los otros denunciados en el caso de la empresa Business Track, los civiles Pablo Martell Espinoza y Alberto Salas Cortez, siguen en condición de no habidos y son buscados por la policía.

El padre del segundo de ellos, Eulalio Salas Zamora, manifestó que está preocupado por la seguridad de su hijo, pues no lo ve desde fines de diciembre del 2008.

"Él tiene su compromiso, cuatro hijos y no sabemos dónde está", manifestó ayer a este Diario.

Salas Cortez fue visto durante los primeros días de este año en la compañía Cobra Perú S.A., para la cual laboró hasta el 16 de este mes, día en que fue despedido por faltar a trabajar durante tres días consecutivos.

Según la denuncia fiscal, Salas Cortez y Martell Espinoza fueron contactados por Fernández Virhuez para la interceptación de los teléfonos fijos de las oficinas de León Alegría y Quimper Herrera. Se grababan las conversaciones y se almacenaban en USB o CD para su entrega posterior a Ponce Feijoo, lo cual era conocido por Tomasio de Lambarri y Giannotti Grados.

En cuanto a Martell Espinoza, Cobra Perú S.A. ratificó que nunca contrató a esta persona y que así se lo ha hecho saber a la Dirección Antidrogas de la Policía Nacional (Dirandro), a cargo del general Miguel Hidalgo, durante la etapa de investigación preliminar que dirigió el fiscal Milla.

Cobra Perú S.A. es una compañía transnacional con sede en España que brinda servicios de telecomunicaciones a Telefónica del Perú.

Verificarán equipos de la Marina
La posición oficial de la Marina de Guerra es que no cuenta con equipos de interceptación telefónica. Sin embargo, el ministro de Defensa, Ántero Flores-Aráoz, dijo ayer que pedirá a Inspectoría de su sector que verifique si en junio del 2000 dicho instituto armado adquirió este tipo de equipos.

En declaraciones a RPP, el titular de Defensa dijo: "No tengo por qué tener dudas. Sin embargo, se debe ratificar, reiterar o confirmar la información que he recibido para que todos estemos tranquilos".

Según versiones periodísticas, el capitán de navío (r) y copropietario de la empresa de seguridad Business Track, Carlos Tomasio, habría declarado que en el 2000 --cuando se desempeñaba como agregado naval en Washington-- compró equipos Triggerfish 4080, supuestamente usados en la interceptación telefónica por parte de la Marina de Guerra del Perú.

Flores-Aráoz solicitó a la opinión pública tener en cuenta que la supuesta adquisición habría ocurrido durante el gobierno del ex mandatario Alberto Fujimori.

EL COMERCIO LO DIJO
Sin contramarchas
Los peruanos no podemos permitir desvíos, enjuagues ni contramarchas en una investigación tan fundamental para el saneamiento ético de la nación, lo que pasa por arrancar de raíz estas mafias aberrantes. No solo violan las comunicaciones privadas sino que utilizan la información conseguida ilícitamente para chantajes".EDITORIAL 15/1/09

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook