Sábado, 20 de mayo de 2006
Ollanta Humala habría "recolectado" a personeros para re-reelección de Fujimori

Esta es la transcripción completa del audio que ayer Vladimiro Montesinos envió a los medios de comunicación:



En la mañana de hoy viernes 19 de mayo del año en curso, solicité a la Tercera Sala Penal Especializada de la Corte Superior de Lima, ser interrogado con relación a los hechos materia de juicio sobre el tema de la reelección presidencial en el período 2000-2005, en el expediente 02-2002, ante lo cual la sala dispuso que sea examinado por el fiscal superior, el que pidió la suspensión de mi declaración pública para el próximo viernes 26 de mayo (...), decisión a la que se ha adherido el procurador público, razón por la cual se frustró la referida declaración pública, en la cual referiría sobre el tema de la conformación de los personeros para la reelección presidencial antes mencionada.

Frente a esta situación es que muchos de mis derechos constitucionales a la libertad de expresión, de la cual no estoy privado, por cierto, formulo la siguiente declaración:

El proceso de reelección del año 2000 fue integral, dentro de la estrategia desarrollada para lograr el objetivo político deseado.

Este objetivo tenía diversas vías maestras que a continuación detallaré:

1.- Proporcionar módulos de cocina y demás implementos a los 15 mil comedores populares y vasos de leche a nivel nacional.

2.- Distribución de propaganda de diversa índole.

3.- Realización de mítines.

4.- Conformación de 80 mil personeros a nivel nacional.

Para todo ello se buscó la interrelación y colaboración de diversos medios de comunicación televisivos y escritos.

Por cada una de estas vigas maestras tengo un proceso penal diferente, cuando en realidad son parte de un todo pues la relación fue una. Es por ello que (...) de comentario, en el caso específico de los ochenta mil personeros que se requería se seleccionó al personal con un determinado perfil personal, haciendo la distribución del trabajo en el marco de las áreas geográficas que conformaban por ese entonces el límite de las seis regiones militares del Ejército Peruano.

Dentro de este contexto, el general del Ejército Peruano en situación de actividad Rubén Wong Venegas fue responsable de esa misión a nivel nacional. Para el caso del sur del país, se hizo determinados cambios de colocación de ciertos oficiales del Ejército designándose al comandante Ollanta Humala Tasso en el cargo de primer jefe de Unidad del Grupo de Artillería Antiaérea 501, con sede en fuerte Arica, en la localidad de Locumba, quien recibió la misión de conformar el grupo de personeros en la zona sur del Perú con los reservistas o licenciados del Ejército Peruano.

Es desde esa época que participó en la campaña de la reelección presidencial, habiendo cumplido a cabalidad con la tarea de reclutamiento de personeros, reitero, con los reservistas y licenciados del Ejército Peruano que participaron activamente tanto en la primera como en la segunda vuelta electoral que se llevó a cabo en el año 2000.

Esta situación descrita le viabilizó su vinculación con los reservistas y su relación con los órganos del sistema de inteligencia nacional.

Entonces, la pregunta que aún no se contesta, ¿Qué fue Locumba?

Fue una farsa, fue una operación de engaño y una manipulación. Ollanta Humala Tasso es un falso valor. Ante esto es necesario relatar los hechos acaecidos en Locumba y la relación con mi salida del país en octubre del año 2000.

En efecto, ante los sucesos acaecidos en Locumba en el mes de octubre del año 2000, si ello hubiera sido una rebelión, según sostiene el comandante del Ejército Peruano en situación militar de retiro Ollanta Humala Tasso, como pretende señalar ante la opinión pública que debió ser un levantamiento en armas con el respaldo de un alto porcentaje de la oficialidad del Ejército Peruano en los distintos grados y niveles de la jerarquía militar y así no sucedió. Una rebelión que debió ejecutarse con respaldo de la ciudadanía, una rebelión seria debió buscar de manera directa ladear la forma de gobierno y deponer al mandatario en ejercicio.

En conclusión, pues, el señor Ollanta Humala Tasso en ese entonces no tuvo ningún respaldo de la oficialidad del Ejército Peruano, no tuvo respaldo ciudadano, nunca puso en riesgo la continuidad del gobernante, y pasó de desempeñarse como comandante y primer jefe de Unidad de Artillería Antiaérea numero 501 acantonado en el fuerte Arica, ubicado en Locumba, y sede en ese entonces de la Sexta División Blindada, a comandante de reclutas de cañón, y terminó al final correteando por la sierra sur del país en busca de notoriedad y no por una consecuencia de cambio o ruptura en el país, dizque ahora, que esa fue su motivación.

Cualquier especialista en inteligencia, cualquier oficial del Ejército sabe perfectamente antes o ahora, cómo todo a partir de su formación castrense en estos escenarios, según (...) el coronel Lucio Gutiérrez, Ecuador.

Por tanto, debo decir que en esos hechos conjugaron varias demostraciones de conducta errática que resumo de la siguiente manera: falta de contacto con la realidad del país del comandante Ollanta Humala Tasso; alto porcentaje de oportunismo del citado comandante; busca de notoriedad del comandante Ollanta Humala Tasso a partir de un montaje que en esencia y sustancia fue en términos militares una operación de engaño, y que en el ámbito de inteligencia es una maniobra de diversionismo dentro de una estrategia de manipulación; alto nivel de deslealtad del comandante Ollanta Humala Tasso con sus subordinados; irresponsabilidad del comandante Ollanta Humala al comprometer a soldados reclutas inexpertos e inocentes en una valentonada que nunca tuvo un objetivo ni un propósito estratégico definido; posible dosis de locura del comandante Ollanta Humala, que siempre supo que no había ningún objetivo, razón por la cual engañó a su personal de la unidad militar con la finalidad de lograr una imagen personal aprovechando el proceso de manipulación del que fue objeto. Y es por todo ello que ahora no dice la verdad sobre los sucesos de Locumba. Por cuanto la verdad monda y lironda: Se prestó para facilitar mi salida del país en el velero Karisma. Esa es la realidad de los hechos.

Encuentre más información



4 El levantamiento de Locumba



¿Considera que la crisis que vive Brasil es consecuencia del descuido de un estado con respecto a la seguridad ciudadana?
4

Envíe su opinión



Copyright Empresa Editora El Comercio S.A.
Derechos reservados
Contáctenos

Edición impresa