Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook
DEPORTE TOTAL

Ex futbolita ´Huaqui´ Gómez Sánchez falleció ayer en Lima

Fue ídolo de Alianza y la selección

Por Ahmed Alava

Enero del 2008. Noche de viernes para ser exactos, cuando, luego de una jornada intensa de trabajo, los redactores de la sección Deportes comentábamos acerca del delicado estado de salud en el que se encontraba Óscar Gómez Sánchez, 'Huaki'. El mítico goleador aliancista se jugaba los minutos finales de un partido durísimo contra el cáncer. Ningún defensor había podido con él en la década del 50. La enfermedad le estaba cometiendo una falta terrible. Artera, a traición. "Estoy bien. Para hablar de fútbol siempre habrá tiempo", diría después, en su casa de la calle Olaya, en Chorrillos, cuando le preguntamos si tenía tiempo para conversar. De buen humor, el mismo que ponía cuando se juntaba con esa banda fabulosa de 1959: Rafael Asca, el 'Conejo' Víctor Benites, Miguelito Loayza, Juan Joya Cordero, Alberto Terry y el 'Loco' Juan Seminario. Tranquilo, como si hiciera una huacha.

Era necesario verlo, hablar con él, saber de sus penas y recordar mejor sus glorias. Necesitábamos tiempo.

La entrevista estaba programada. Esa noche iba a ser la nota. Fue el último contacto del genial delantero peruano (ex Alianza, River Plate y Gimnasia de La Plata) con un periodista.

La visita fue a último momento y temía que Huaki no estuviera dispuesto para cuando llegara. Sin embargo, ahí estaba él, sentado en una silla en la puerta de su casa. Tenía la disposición del chico que brinda su primera nota después de un partidazo. Como en sus épocas de fama, cuando arrancaba por el costado izquierdo e inmortalizaba una jugada que, desde el nombre, sería un castigo para cualquier defensa: el latigazo.

Lo primero que hizo fue ponerse la camiseta de Alianza Lima. Sabía --presumo-- que era un momento especial. Juana Gómez, su hija, le puso la blanquiazul. Una camiseta parecida a la que ayer por la mañana unos chiquillos del barrio de Chorrillos pusieron sobre el féretro del ídolo íntimo.

Oscar Gómez Sánchez falleció la madrugada de ayer, pero el recuerdo de su fútbol vive en todos aquellos que lo vieron jugar y quienes aprendieron de él por los libros: Don Óscar está en la lista de los 20 principales goleadores de la Copa América. Esto quizá pretenda ser un homenaje, pero más que eso es un testimonio.

--Don Óscar, nos gustaría hablar de fútbol, el deporte que tanto le gusta

--Sí, para el fútbol siempre hay tiempo.

Sus frases son cortas pero sus palabras claras y contundentes, lo que todo periodista espera en una entrevista.

Contó que era un niño de 15 años cuando debutó en el fútbol profesional. Que tenía como único modelo a su hermano mayor, Carlos, quien por aquella época comenzaba a brillar en Alianza Lima. Que lo llamaban Huaki porque de pequeño su mamá le decía que era su 'huaquito retrato' y sus amigos en el barrio aprendieron el apodo.

Recordó también que una tarde en la Cancha de los Muertos de Chorrillos se enfrentaba un combinado de varios equipos del distrito contra Alianza Lima. Había mucha expectativa de los menores por mostrarse. 'Huaqui' la rompió y lo llevaron de inmediato a La Victoria.

--Recuerdo que mi hermano no quería que yo juegue, les decía a mis padres que tenía miedo de que me patearan porque era muy bajito y livianito.

Una avalancha de recuerdos se le venía a la mente aquella noche pero él trataba de aplacar esa revolución en la que entraba su corazón.

Sin duda, el tricampeonato del 52, 53 y 54 que ganó con Alianza junto a figuras como Heraclio Paredes, Félix Fuentes, Emilio Vargas y Emilio Salinas fue uno de sus principales logros, así como también los goles marcados en los sudamericanos de 1953, 1955, 1956, 1959: 10 en total.

--En el 59 recuerdo que los brasileños tenían un equipo sensacional, con Pelé, Didí, Garrincha, Djalma Santos, pero nosotros les empatamos 2-2, luego de eso goleamos a Uruguay 5-3. El 'Loco' Seminario y yo nos lucimos". Perú quedó cuarto en ese torneo.

--¿Y cuando jugó en Argentina la hinchada lo estimaba mucho?--le preguntamos.

--Yo era el único moreno en ese país cuando salí campeón con River en 1966. No puedo ser soberbio al decir que era el mejor jugador, pero sí te puedo decir que ni en River ni en Gimnasia fui suplente.

--¿Qué siente ahora por la selección peruana?

--Un poco de lástima. A esta gente le falta preparación en todos los aspectos. Parece que le pesara la responsabilidad de vestir la camiseta, basta ver que no buscan la pelota como deberían en mi época nadie se metía en escándalos con vedettes. Entrenábamos en el Colegio Militar Leoncio Prado y de ahí a la cama.

Para el que fue conocido en Argentina como el 'Lobo Feroz' por su apariencia y capacidad goleadora no existió nunca un reconocimiento en vida, como se les debe a aquellos que forman parte del mejor once aliancista de todos los tiempos. Hoy la hinchada íntima está de duelo y en la última cuadra de José Olaya asoman los jóvenes curiosos que nunca lo vieron jugar, pero que siempre observaron en ese señor sentado en la puerta de su casa la mística extraña que solo los verdaderos goleadores poseen en la mirada, la cual no muere sino que dura para toda la vida.

OPINIÓN
El clon de Garrincha*
Juntó la habilidad con la eficacia. La gambeta incontrolable y el gol, dos facetas que catapultan a un delantero para elevarlo a la categoría de crack con sello y lacre. Y allí se quedará Huaki Gómez Sánchez con absoluto derecho.

Uno de los más grandes punteros que hayamos visto a cualquier nivel. Tenía cosas de Garrincha y era cierto, así como se dijo que 'Perico' León ofrecía flashes de Pelé y también fue verdad. Nuestra primera impresión surgió en el Sudamericano de Buenos Aires del 59 que cubrimos para el diario "Acción" de Montevideo. Nos alcanzó y aun quedó vuelto largo para la cena y el taxi.

Aquel ataque peruano que bailó y le hizo cinco goles al Uruguay de William Martínez, 'Tito' Goncalvez, 'Cacho' Silveira y Pepe Sacía comenzaba la tarea de destrucción con los pases aceitados de Alberto 'Toto' Terry o pasándole la pelota a Huaki sobre la derecha. Y en el registro de la memoria vuelven sus cabriolas impredecibles junto a la raya, bamboleando el cuerpo con sus largos brazos --que parecían arañar el césped-- y sometiendo a un padecimiento al lateral que intentaba frenarlo.

¿Por dónde saldrá? Valía la pregunta porque siendo zurdo también arrancaba por derecha y la adivinanza se planteaba sola.

¡Qué delantera aquella que armó Jorge Orth en el Sudamericano jugado en River! Gómez Sánchez, la excelsa habilidad de Loayza, Joya y su contundencia, Terry, que destapaba el tarro de la creatividad con todas sus esencias, y los taponazos de Juan Seminario --después 'Pichichi' en la Liga Española-- para fusilar a Gilmar dos veces y sellar un empate histórico ante el Brasil campeón del mundo del 58 con Pelé y Garrincha en la cancha.

En Argentina fue figura en el Gimnasia del 'Lobo' platense: Gómez Sánchez, 'Cochero' Antonio, 'Tanque' Rojas, Diego Bayo y Escalada. El viejo Alianza Lima, su cuna, evoca una delantera excepcional con Félix Castillo, Guillermo Barbadillo, Valeriano López, Vides Mosquera y Huaki. El adiós del puntero izquierdo rejuvenece recuerdos y las fotos amarillas parecen caminar.
* EL VECO

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook