Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

Especial LAVADO DE DINERO Fiscalía tiene en la mira al alcalde de Pucallpa y sus negocios por las millonarias sumas de dinero que recibió del exterior y por los 523 kilos de cocaína que se halló el 2003 en uno de sus embarques

Investigan a empresas del alcalde Valdez que envían madera a México

Por Óscar Castilla C.

Tenía casi 70 años cuando su nombre rebasó las fronteras. Hacia marzo del 2007 contados agentes de inteligencia antinarcóticos en los principales centros urbanos de México, el Distrito Federal y Guadalajara tenían cierta idea, aunque vaga y general, sobre este personaje. Aún no lo habían identificado plenamente, pero sabían que en el Perú lo investigaban por el asesinato de un periodista radial, que era "gobernador" en la selva peruana y que además se encontraba --y esto sí les interesaba-- entre los más importantes exportadores de madera a empresas mexicanas.

Aquel interés --comentado por agentes de dicho país a este Diario-- ya había despertado sospechas en Lima y se convirtió en el hilo de la madeja que lo vinculó directamente con el tráfico de drogas el 18 de octubre del 2003. Aquella fecha Moss, un perrito juguetón de la Unidad Canina Antinarcóticos, llegó hasta el terminal de almacenamiento Neptunia en Ventanilla (Callao) con un gran contingente policial. Los oficiales, que recibieron una información horas antes, preguntaron por el contenedor NYKU6219422, lo ubicaron, lo abrieron y confirmaron el dato. Allí, escondidas entre 1.500 planchas de triplay, hallaron 24 bolsas ajenas al cargamento.

El olfato de Moss, que se abalanzó sin demora sobre las bolsas, y una prueba química hecha en el momento confirmaron el hallazgo: 523 kilos de cocaína dentro del contenedor que tenía por destino el puerto Quetzal, ubicado en la costa del Pacífico de Guatemala, un terminal que El Comercio identificó el año pasado como punto de tránsito de la droga en su largo viaje desde el Perú hasta México. Luego de hallar la droga los agentes dieron con dos nombres que inicialmente no les reveló nada, la empresa exportadora de madera Industrial Ucayali SAC y su propietario Luis Valdez Villacorta.

Entonces, a fines de 2003, Valdez era un personaje poco conocido en Lima, pero figuraba ya en varias páginas de la base de datos de la Policía Antidrogas y su nombre resonaba en la selva de Ucayali por ser el potentado dueño de dos empresas dedicadas a la extracción, comercialización y exportación de madera (entre las principales del país, según la Asociación de Exportadores del Perú-ÁDEX), y por haber sido elegido un año antes alcalde provincial de Coronel Portillo (también conocido como alcalde de Pucallpa). Nada hacía presagiar que luego, en el 2004, sería procesado por la muerte del periodista Alberto Rivera.

Han pasado cuatro años y medio desde que ocurrió el episodio de los 523 kilos de cocaína y de la investigación policial a su empresa Industrial Ucayali, pero a Valdez Villacorta nada parece afectarlo: el año pasado fue absuelto en el proceso por el crimen del hombre de prensa, fue reelegido en el cargo hasta el 2010 y sus negocios con la madera y en otros rubros (ha incursionado en la producción y comercialización de cerveza) van viento en popa. Sin embargo, su suerte en anteriores indagaciones financieras de la policía y en predios judiciales y de la fiscalía llegaría a su fin.

EL ALCALDE EN LA MIRA
Este Diario conoció que, luego de salvarse hasta en tres ocasiones de ser denunciado por el Ministerio Público, Valdez Villacorta ya tiene una investigación pendiente por narcotráfico debido a la confesión de un personaje identificado como Julio Gamboa Bazalar (35), condenado a 20 años de prisión por ser el artífice del transporte y acondicionamiento de la droga descubierta en el contenedor de Industrial Ucayali SAC.

Si bien Gamboa se desdijo luego de haber solicitado la colaboración eficaz, sus revelaciones quedaron plasmadas en el expediente 1254-2006 del Noveno Juzgado Penal del Callao y fueron suficientes para que la Segunda Fiscalía Antidrogas del Callao, a cargo de Edith Hernández, abriera investigación al empresario maderero. Así lo confirmó la procuradora antidrogas Sonia Medina a este Diario. Esta grave acusación, en la que se dice que Valdez Villacorta fue el hombre detrás del cargamento de cocaína, podría ser contundente, pero no tanto como los indicios que se han encontrado recientemente contra el burgomaestre, que en los últimos años habría estado lavando exorbitantes sumas de dinero provenientes del narcotráfico.

Así lo consideró el titular de la Primera Fiscalía contra la Corrupción, Jorge Chávez Cortina, cuando le abrió investigación por este delito. El Comercio accedió a detalles de dicha indagación, en la que también participó la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) con amplios análisis realizados sobre el patrimonio del alcalde y de sus empresas entre los años 2000 y 2006.

TODAS SUS CUENTAS TODAS
Los resultados son reveladores, ya que se enfocaron en los siguientes puntos: la relación de sus dos empresas madereras conocidas --Industrial Ucayali SAC (que es investigada por el hallazgo de los 523 kilos de cocaína a Guatemala) y Triplay Enchapes SAC-- con las entidades mexicanas que reciben la mercadería. Además, en lo referido a sus centenares de embarques a este país y a las casas de cambio de México que le han enviado importantes sumas de dinero a sus cuentas bancarias en el Perú sin ninguna razón vinculada a sus negocios.

La UIF, un órgano técnico adscrito a la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS), además subrayó los nombres de las empresas que recibieron los centenares de embarques de Valdez Villacorta y que se encuentran establecidas en el Distrito Federal, en el estado de México y en las ciudades de Zapopán y Guadalajara (Jalisco). Es precisamente México el principal receptor de todas las exportaciones que ha realizado el hombre de negocios entre 1993 y el 2006.

El año pasado este Diario investigó en México los nexos del narcotráfico entre México y el Perú y encontró gran preocupación de parte de la Procuraduría General de la República de dicho país (PGR) sobre los contenedores que llegan desde nuestro país "preñados" de cocaína, para usar un término policial, y donde solo deberían encontrarse productos de exportación. Esta preocupación es válida, si se tiene en cuenta que a principios de enero de este año las autoridades mexicanas encontraron un importante cargamento de droga dentro de un contenedor que llevaba madera y que llegó proveniente del puerto del Callao.

Otro de los detalles que más sorprendió a la UIF fue el que encontraron al analizar los movimientos financieros (en moneda nacional y extranjera) de las cuentas bancarias de las empresas de Valdez entre enero del 2005 y mayo del 2006, sobre todo en sus dos empresas madereras y en la conocida como Cervecería Amazónica. En dichas cuentas se hicieron depósitos provenientes del exterior por montos que van desde el medio millón de dólares hasta los US$17 millones y desde los dos millones de soles hasta los S/.36 millones.

Los montos totales más elevados, de US$ 17 millones y S/.36 millones, fueron depositados en dos cuentas a nombre de Industrial Ucayali SAC entre el 2005 y el 2006, la misma empresa maderera que fue el hilo de la madeja en los presuntos vínculos del alcalde de Coronel Portillo con el narcotráfico. Sin embargo, en el mismo lapso dicha empresa realizó exportaciones por montos menores que el dinero que recibió en sus cuentas, casi US$12 millones.

En el informe financiero, que servirá a la investigación fiscal, no se consignan quiénes fueron los que realizaron los depósitos, pero sí que parte del dinero llegó a sus empresas a través de casas de cambio en México. Finalmente, en el documento de la UIF (entidad que antes contribuyó en la gigantesca investigación por lavado contra Fernando Zevallos, sus testaferros y sus abogados en Estados Unidos) quedaron registradas las conclusiones del llamado Reporte de Operaciones Sospechosas (ROS) de Valdez Villacorta y de sus empresas.

OPERACIONES SOSPECHOSAS
"Las cuentas vigentes de (Valdez) entre el 2003 y el 2005 presentaron importantes movimientos, (sobre todo) la cuenta en moneda extranjera. Entre (los movimientos) destacaron las transferencias recibidas del exterior. Estas operaciones en buena proporción tuvieron como ordenantes a casas de cambio de México. (Esto llamó la) atención debido a que no se halló una relación directa y vinculante entre la actividad económica de (la empresa) Triplay Enchapes con los fondos recibidos de las casas de cambio", dice el informe de la inteligencia financiera.

Además se cuestiona que las empresas de Valdez Villacorta no hubieran colaborado con proporcionar información sobre sus ejercicios económicos y financieros que sirvieran para "conocer los orígenes de los fondos que se movilizan en sus cuentas, en especial aquellas acreditadas por concepto de transferencias del exterior". Esta indagación, una de las más rigurosas que se conoce en temas de lavado de activos, comprende a todas las empresas que tiene el alcalde y a las propiedades que él ha comprado durante los últimos años.

Se tiene conocimiento, gracias a informes de inteligencia policial, que Valdez, a través de sus negocios, es dueño de hasta 12 embarcaciones fluviales y de un jet, así como de decenas de inmuebles y vehículos en Lima, Huánuco, Ucayali y Loreto. Este Diario intentó comunicarse con el alcalde Valdez, pero no fue posible ubicarlo en su oficina de la Municipalidad de Coronel Portillo ni entre los allegados a su entorno. Se sabe que la investigación por lavado, iniciada en la fiscalía, será de largo aliento, ya que además comprende a otros personajes en Ucayali y Loreto que se dedican actualmente a la exportación de la madera a México. Solo queda esperar.

Comandante PNP interesado en Caso Valdez
La investigación abierta contra el alcalde provincial de Coronel Portillo, Luis Valdez Villacorta, por lavado de dinero ha despertado inusitado interés en diversas personas allegadas a él, pero aun más en un oficial que labora en la Dirección de Investigación Financiera de la Policía (Dinfi).

Dicho personaje es el comandante PNP Luis Saldaña Bardales (46), nacido en el distrito de Callería (Coronel Portillo), que trabaja en la Dirandro y que actualmente se desempeña como jefe de uno de los equipos de dicho órgano especializado.

Su nombre no significaría nada sino fuera porque su hermano mayor, Jorge Saldaña Bardales, es el actual teniente alcalde de Valdez Villacorta en Coronel Portillo. Incluso, ambos son del mismo partido, el Movimiento Agrario Popular Ucayalino (MAPU). Además, el comandante Saldaña, así como su hermano el teniente alcalde, son parientes cercanos de Mirna Soria Saldaña, esposa de Valdez Villacorta. Lo grave, cabe indicar, no es su parentesco ni que trabaje en la Dinfi (donde anteriormente se han frustrado investigaciones contra Valdez), sino el interés que habría tenido en el caso contra el cuestionado alcalde.

Por fuentes confiables se conoció que dicho oficial tuvo acceso a documentación reservada que ahora está en manos del Ministerio Público y que involucra al esposo de su pariente en el presunto delito de lavado de dinero. Se desconoce, por el momento, qué habría hecho con la documentación y con qué fines la obtuvo.

NIEGA ACUSACIONES
Este Diario se comunicó con el comandante Saldaña para recoger sus descargos. Él inicialmente dejó en claro que conocía de la indagación a pesar de que no le correspondía. "Sí, tengo entendido que hay una resolución emitida por un fiscal de Lima contra una persona, la misma que sostuvo vínculos comerciales, hace algunos años, con unas empresas madereras, entre ellas una del señor Valdez. (Por lo que la investigación) se hizo extensiva a las demás personas y empresas".

Sin embargo, cuando se le recordó su parentesco con el teniente alcalde y con Mirna Soria Saldaña, el comandante se retractó: "Falso, nunca, jamás (conoció la investigación contra Valdez). No voy a mezclarme en tonterías". Dijo además que no conoce ni se ha reunido con el alcalde de Pucallpa, aunque admitió que una prima suya tiene parentesco con la esposa de Valdez.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook