Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

NASCA DESPUÉS DE MARÍA REICHE

Las cicatrices del colibrí

A 10 AÑOS DE LA MUERTE DE MARÍA REICHE, LA MÁS GRANDE DEFENSORA DE LAS LÍNEAS DE NASCA, LAS MÍSTICAS FIGURAS CORREN EL RIESGO DE DESAPARECER

Por César Sarria Gomí

Aunque las Líneas de Nasca fueron estudiadas por primera vez por el arqueólogo alemán Paul Kosok, fue una joven llamada María Reiche, quien trabajó como su traductora, la que se enamoró de ese territorio de 500 km2 que alberga casi todas las misteriosas figuras y líneas. Fue amor a primera vista y, como una amante dedicada, se quedó a vivir en el Perú, en Nasca, para estar cerca de las líneas.

Hasta que la muerte los separó, en 1998, cuando María Reiche tenía 95 años. El mono, el colibrí, el astronauta y todas las demás figuras ahora corren peligro.

En la semana que se conmemora el décimo aniversario de la partida de la alemana que vivió en el corazón de Nasca, las noticias que llegan desde la zona no son de las mejores.

RIESGO AÉREO
Por su cercanía a Lima, las líneas de Nasca se han convertido en uno de los destinos favoritos de turistas extranjeros, sobre todo japoneses, europeos y brasileños. No obstante, penosos acontecimientos relacionados con las aeronaves que sobrevuelan la pampa --que van desde los aterrizajes de emergencia hasta graves accidentes que han tenido como terrible saldo varios turistas muertos y heridos-- han puesto al Perú en el ojo de la tormenta. Es más, se sabe que el Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia y algunas agencias de viajes de Japón han recomendado que sus compatriotas no vengan al Perú si su objetivo es el sobrevuelo de las líneas.

En un intento por salvar este momento complicado, el Ministerio de Transportes y Comunicaciones peruano ha puesto cartas en el asunto y, en una especie de homenaje a María Reiche, ha implementado desde esta semana un plan de reordenamiento de los servicios que prestan los doce operadores ubicados el aeropuerto de Nasca. Además, la decisión de que sea el sistema de control de tránsito aéreo local el que dirija la circulación de las aeronaves pretende normalizar las operaciones y dejar de lado la informalidad.

LÍNEAS VIVAS
Como se sabe, las líneas no son más que surcos en la tierra de la pampa que no alcanzan en muchos casos los 30 cm de profundidad. A pesar de esto, han logrado resistir más de dos siglos y medio de lluvias y la destructora intervención humana, como el corte de la cola del lagarto por quienes construyeron la carretera Panamericana Sur.

No obstante, esta destrucción no es nada si la comparamos con los constantes ataques al patrimonio causados por los camioneros que cruzan la pampa para evadir el peaje e inconscientes pilotos areneros que ven en el terreno de la pampa diversión asegurada.

Pero, por suerte, no todas son malas noticias para las más de 70 alicaídas figuras antropomórficas y 900 líneas y figuras geométricas que forman los místicos geoglifos de Nasca.

Como parte de constantes campañas de mantenimiento y limpieza, el Instituto Nacional de Cultura, a cargo de este apreciado destino turístico, implementa en estos días el Proyecto de Conservación Preventiva de las Líneas y Geoglifos de Nasca y Pampas de Jumana que contará con el apoyo del Instituto Geológico Minero y Metalúrgico (Ingmmet) y que tiene como objetivo volver a poner en valor la zona como atractivo turístico.

Todos los esfuerzos por mantener vivas estas líneas que son Patrimonio Mundial de la Humanidad desde 1994 y, en especial, son un recuerdo imborrable de nuestro pasado, por eso y más son bienvenidos.

Nasca y María
"Tengo definida mi vida hasta el último minuto de mi existencia. El tiempo será poco para estudiar la maravilla que encierran las pampas de Nasca, allí moriré".

"¡Todo era por Nasca! Si cien vidas tuviera, las daría por Nasca. Y si mil sacrificios tuviera que hacer, los haría, si por Nasca fuera".

"Yo quiero, con mi obra, ser un instrumento para eliminar las injusticias y para que los peruanos --que son gente de cualidades culturales, morales y físicas especiales-- recuperen su propia estimación. Yo les digo: yo soy chola, porque me siento a veces más unida con los cholitos, y sobre todo ahora que tengo la nacionalidad peruana".

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook