Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

EN EL RECUERDO. Actriz falleció a los 46 años

Ofelia Montesco, 'Carita de Cielo'

HOY SE CUMPLEN 25 AÑOS DE LA TEMPRANA DESAPARICIÓN DE LA PRIMERA ESTRELLA PERUANA DE CINE QUE DESTACÓ EN LATINOAMÉRICA. EN 1957 ACTUÓ EN SU PRIMER ROL EN LA PELÍCULA "SUBE Y BAJA" AL LADO DE MARIO MORENO 'CANTINFLAS'. SU BELLEZA SE LUCIÓ TAMBIÉN EN PELÍCULAS COMO "EL ÁNGEL EXTERMINADOR", DEL DIRECTOR ESPAÑOL LUIS BUÑUEL

Por Daniel Roca Alcázar

El Perú ha sido uno de los países más generosos de esta parte del planeta en materia de belleza femenina. Allí tenemos los casos de Gladys Zender, María Elena Rosell, Madeleine Hartog y María Julia Mantilla. Pero el encanto de nuestras mujeres no solo se circunscribe a las pasarelas y a los concursos de belleza, sino que también el cine hispanoamericano se nutrió de tres rostros de enorme perfección que pertenecían a peruanas de gran talento y carisma. Me refiero a Patricia Aspíllaga, Saby Kamalich y, especialmente, nuestra Ofelia Montesco 'Carita de Cielo'.

La bella Ofelia Montesco fue el sueño masculino de más de dos generaciones de latinoamericanos. Su rostro perfecto, mirada de gata felina, voz susurrante y esa sonrisa que podía hacer perder la cabeza a cualquier mortal le valieron el título de 'Carita de Cielo'. Pero eso no era todo, su andar etéreo y elegancia natural la convertían siempre en el centro de insistentes miradas.

La divina Ofelia Grabowsky Edery, tal fue su verdadero nombre, no había nacido en el Olimpo sino en la ciudad de Iquitos, el 10 de setiembre de 1936. De muy niña fue llevada a Lima y estudió en el colegio Rosa de América, donde hizo sus primeras incursiones artísticas.

Más tarde estudió modelaje y fue secretaria en una agencia de publicidad. Participó en algunas obras de teatro independiente y saltó a la fama a raíz de un concurso titulado La Más Bella del Perú. Sin duda que lo era.

Apareció fotografiada en numerosas revistas en las que destacaba esa belleza entre angelical y fatal que hizo que el cantante Andy Rusell la llevara a México en 1957 para que actuara con un pequeño rol en la película "Sube y baja" al lado de Mario Moreno 'Cantinflas'. Para ese entonces ya se había cambiado el nombre a Ofelia Montesco.

Eran los años dorados del cine mexicano: allí estaban los nombres míticos de Libertad Lamarque, María Félix, Arturo de Córdova, Pedro Armendáriz y Marga López. Nuestra bella Ofelia impactó con su espléndida belleza y fue requerida sucesivamente para actuar en "Escuela de verano", "La cosa no es calmada" y, especialmente, en "La vida de Agustín Lara" (1959), en la que tuvo su primer estelar y rindió una brillante actuación dirigida por Alejandro Galindo.

EN LA CUMBRE
En 1959 volvió a Lima para participar en el programa inaugural de Canal 9. Ya era una flamante estrella, se la recibió como a una triunfadora y su belleza había alcanzado el cénit.

Continuó trabajando con mayor o menor éxito en el cine mexicano en películas como "Atrás de las nubes", "El ángel exterminador" (1962) --dirigida por Luis Buñuel--, "Juan sin miedo" --en la que su impactante belleza le robó la película al charro cantor Luis Aguilar--, "Bello amanecer", "El bracero del año" y, especialmente, "Cien gritos de terror".

Curiosamente, participó como figura estelar en dos productos fílmicos de poca importancia que hoy son motivo de culto: se trata de "Santo vs. el estrangulador" y "Santo vs. las mujeres vampiro", al lado del legendario luchador enmascarado de México. Lamentablemente, se buscaba el aprovechamiento máximo de su belleza, pero no de sus cualidades histriónicas.

Se casó con el también actor Álvaro Ortiz, tío de la entonces reina de la nueva ola mexicana Angélica María, con quien protagonizó el filme "Cuando regrese mamá".

Su unión con Ortiz fue muy feliz y juntos produjeron la película peruana "A la sombra del sol" (1967), que constituye la única aparición de Ofelia en el cine nacional. Esta película, que dirigió Carlos Enrique Taboada, se rodó en Lima, Cusco, Machu Picchu y el lago Titicaca, lugares turísticos que debieron competir con los primeros planos de la adorable señora Montesco.

TAMBIÉN TELENOVELAS
En los años siguientes, Ofelia, un tanto desilusionada, trabajó con menos frecuencia en el cine e incursionó con éxito en la televisión azteca, en la que logró gran popularidad gracias a telenovelas como "Intriga", "Encadenados" y "El carruaje", en la que personificó a Eugenia de Montijo.

A nuestro país volvía ocasionalmente, y cada aparición suya arrancaba suspiros y no hacía más que reconfirmar que seguía siendo la más bella del Perú. Sus últimas películas fueron "Un reverendo trinquetero" y "Adorable sinvergüenza".

El 16 de junio de 1983, a la temprana edad de 46 años, cerró sus ojos para siempre en México esta mujer extraordinaria, diosa trágica de la belleza, que simbolizó toda el 'glamour' y la elegancia de la mujer peruana.

Hoy, a veinticinco años de su muerte, queremos recordar a esta maravillosa artista con agradecimiento, ya que fue la primera estrella peruana que exportamos a América Latina, donde brilló no solo por su belleza, sino también por su magnífico talento y su encanto personal.

El escritor Rogelio Agrasánchez le hizo un homenaje póstumo en su libro "Bellezas del cine mexicano" (2002), en el que le dedica un capítulo y señala que "la hermosa peruana Ofelia Montesco destacó por sus habilidades escénicas, fue una actriz muy activa y solicitada por los productores. Dueña de un rostro fotogénico y de una personalidad en extremo sensual, prodigó su belleza en más de cuarenta películas".

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook