Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook
AREQUIPA. PATRIMONIO EN PELIGRO

Invasores amenazan las canteras de sillar en Arequipa

Concejo provincial otorgó habilitaciones urbanas cerca de la quebrada. Distrito cuna del sillar soporta además olores de aguas servidas

Por Carlos Zanabria

El sillar, la piedra volcánica con la que los arequipeños levantaron sus casonas, templos y conventos durante cinco siglos, está en peligro. Desde hace algunos meses grupos de invasores llegaron a las zonas aledañas a las canteras de la quebrada de Añashuayco y ahora tratan de impedir que los talladores del sillar continúen con su oficio.

La voz de alerta la dio Manuel Vera Paredes, alcalde de Cerro Colorado, distrito al que se le denomina la cuna del sillar. Denunció que la Municipalidad Provincial de Arequipa otorgó habilitaciones urbanas en las zonas adyacentes a la quebrada de Añashuayco.

El alcalde aseguró que a la fecha son 2,5 kilómetros lineales los que han sido ocupados por los inescrupulosos invasores, quienes luego de construir sus viviendas con sillar y cemento, ahora buscan impedir que los talladores ingresen a sus zonas de trabajo.

PIDEN DESALOJO
En el lugar se han formado tres zonas pobladas. La primera de ellas se llama Señor del Gran Poder y viene siendo ocupada por cientos de personas, las dos restantes aún están en proceso de invasión. El alcalde Vera ha propuesto iniciar las acciones legales para impedir la ocupación de los lotes más próximos a las canteras.

La quebrada de Añashuayco tiene una longitud de 18 kilómetros y se extiende desde Cerro Colorado hasta el distrito de Uchumayo. En ella existen tres canteras de sillar: Canterillas, La Paccha y La Grande.

La ocupación de las tierras no es el único problema en la zona. Hasta allí llega el pestilente olor que emana de las aguas que vienen desde el parque industrial Río Seco, ubicado en la cabecera de la misma cantera.

A ello se debe sumar que los invasores también producen aguas servidas que ya empezaron a contaminar la zona de extracción de sillar.

CLAVES
Un frustrado corredor turístico
1. En el 2008, la quebrada de Añashuayco fue integrada a un corredor turístico que promocionaba entre los visitantes de la región el trabajo de los talladores de sillar en las canteras.

2. El corredor demandó una inversión de S/. 700 mil. Se habilitaron trochas carrozables para el acceso de los turistas, entre otras acciones. Invasiones frustraron la iniciativa.

3. Añashuayco es una gran quebrada de piedra volcánica, que proviene de las erupciones del Chachani. Allí trabajan 120 extractores del sillar.

4. Un proyecto turístico desarrollado por la ONG El taller comprende la habilitación de un circuito de visita, así como la capacitación de los talladores sobre el trato a los turistas y la extracción controlada del sillar.

PUNTO DE VISTA
Hace falta labor multidisciplinaria*
Además de su importancia turística y económica, las canteras de la quebrada de Añashuayco y el valle de la zona forman parte de la historia monumental de Arequipa.

Hay que recordar que de esta zona se extrajo el material que se usó en las edificaciones del área monumental, que hoy gozan de la declaración de patrimonio cultural por la Unesco.

También se busca preservar la cabecera de un valle que corre el riesgo de ser destruida por la proliferación de granjas para cerdos, lo que resulta ser el proyecto de la mayoría de personas que ocupan las zonas aledañas a las canteras.

El trabajo que se debe realizar en la zona tiene que ser multidisciplinario. Hay que trabajar en mejorar las condiciones en que se realiza la extracción del sillar, y se debe tecnificar el trabajo de los talladores para evitar el desperdicio de un material que hoy cubre las canteras, pero que de ninguna manera es inagotable.
* Esther Vera Aspilcueta. ONG Edutaller

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook