• Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google

Brutal crimen de policías conmociona a Argentina a nueve días de las elecciones

22:30 |El asesinato de tres miembros de la policía de la provincia de Buenos Aires fue calificado de "mafioso" y "político"

Buenos Aires. (EFE).- El hallazgo de tres policías brutalmente asesinados causó una conmoción política en Argentina, hasta el punto de que el presidente Néstor Kirchner advirtió que no es "casualidad" que el crimen haya sido cometido a nueve días de las elecciones generales.

El asesinato de tres miembros de la policía de la provincia de Buenos Aires fue calificado de "mafioso" y "político" por las autoridades del distrito más poblado del país, que no descartaron que haya sido cometido por antiguos miembros de la fuerza.

En tanto, todo el arco político coincidió en repudiar enérgicamente el triple homicidio y algunas fuerzas opositoras renovaron sus críticas a la gestión del gobierno bonaerense en materia de seguridad.

Los cadáveres del sargento Pedro Díaz, de 45 años, y los oficiales Ricardo Torres Barbosa y Alejandro Rubén Batalaro, de 26 y 27 años, respectivamente, fueron encontrados esta mañana en una planta transmisora del Ministerio de Seguridad de la provincia.

Pocas horas después, Kirchner dijo que el crimen de tres miembros de la mayor fuerza de seguridad del país puede responder a "un ajuste mafioso" o a "sectores que no quieren que se lleven adelante juicios" contra represores de la dictadura militar (1976-1983).

"No esa casualidad que este hecho se produzca a días de las elecciones" presidenciales del 28 de octubre, sostuvo.

Los asesinatos fueron perpetrados durante la madrugada en una zona rural cercana a la ciudad de La Plata (50 kilómetros de Buenos Aires) y, según los investigadores, los dos oficiales recibieron más de diez puñaladas cada uno antes de ser ejecutados de un balazo en la cabeza.

El sargento Díaz, quien estaba asignado a la custodia de la planta transmisora junto con Torres Barbosa y Batalaro, logró correr al menos veinte metros en un intento por escapar de los asesinos antes de caer acribillado de cuatro disparos en la espalda.

"Es un atentado contra la democracia", aseguró el ministro de Seguridad bonaerense, León Arslanián, quien vinculó el crimen a una "acción de terror para instalar un clima de inestabilidad y alarma ante las elecciones".

"Puede ser que sean policías exonerados, no lo podemos descartar, pero este no es un hecho vulgar y corriente", enfatizó.

En el mismo sentido se pronunció el ministro de Gobierno de la provincia de Buenos Aires, Florencio Randazzo, quien calificó el triple homicidio de "mafioso" y "político".

Desde que en 2004 se hizo cargo del Ministerio de Seguridad bonaerense, Arslanián puso en marcha un plan de depuración de la policía provincial, que incluyó varias "purgas" y hasta agosto pasado sumaba más de 1.600 efectivos desplazados de sus cargos.

En la provincia de Buenos Aires se registra uno de los mayores índices de delincuencia del país y su fuerza de seguridad es popularmente llamada la "maldita policía" por los abusos y casos de corrupción que involucran a sus agentes.

La primera dama y candidata favorita a ganar los comicios presidenciales, Cristina Fernández de Kirchner, estimó que el "salvaje" triple crimen se produjo "en circunstancias sumamente extrañas".

Advirtió que en el país hay sectores que "han lucrado demasiado con las diferencias entre los argentinos y con los enfrentamientos estériles e inútiles".

Elisa Carrió, la postulante de centroizquierda que, según los sondeos, está segunda en intención de voto, sostuvo, a su vez, que hay que dejar "actuar a la justicia" y pidió "silencio", al considerar que no se ayuda a la paz con "las interpretaciones".

Otro de los principales candidatos, Roberto Lavagna, repudió el "fusilamiento horrendo" de los policías y advirtió que "la estadística pública indica que hay ocho asesinatos por día" en el país.

Exigió, asimismo, que se abandone "la idea de que la inseguridad es una sensación" y que se tome conciencia "de una vez".

Los homicidas se llevaron las armas que portaban los policías, chalecos antibalas y equipos de comunicación, así como un móvil de la fuerza de seguridad que horas más tarde fue encontrado a unos cinco kilómetros del lugar del crimen.

En las afueras de Buenos Aires anoche también fue asesinado un comisario retirado al que los delincuentes no despojaron de ninguna de sus pertenencias, mientras que hoy un sargento de policía fue muerto a balazos en un aparente intento de robo.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google