• Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

Dios no quiso que quedaramos eliminados, dijo Oliver Kahn tras partido Getafe-Bayern

9:24 | Para el portero alemán no hay otra explicación al increíble y agónico empate 3-3 en la Copa UEFA

Hamburgo / Múnich (DPA).- El comentario unánime es que fue un partido para la historia. Para el portero Oliver Kahn, del "increíble partido ante el Getafe", ese 3-3 con el que el Bayern Múnich alcanzó las semifinales de la Copa UEFA, "se seguirá hablando aún dentro de diez años".

Kahn no se cansaba de repetir que en los 140 partidos en torneos europeos que lleva jugados no vivió nada igual. "Es increíble que haga falta jugar 20 años en copas europeas, donde uno cree que ya experimentó de todo, pero después te toca algo así, como en Getafe, es algo increíble", señaló Kahn haciendo memoria de lo vivido.

Para el "Titan" Kahn, que está jugando la última temporada y quiere cerrarla con un triplete en la Copa UEFA, la Copa Alemana y la Bundesliga, el 3-3 logrado gracias a dos goles del italiano Luca Toni en los últimos suspiros de la prórroga, se decidió "allá arriba". "Fue Dios el que al final no quiso que quedaramos eliminados. No tengo otras palabras para explicarlo", dijo.

Hubo quienes encontraron otras explicaciones, como Karl Heinz Rummenigge, el presidente del líder de la liga alemana, quien en el banquete que celebró con el plantel bien pasada la madrugada en el Palace Hotel de Madrid, reconoció que "esta vez sí fue la suerte la que estuvo de nuestro lado".

Coincide con el titular del diario más importante de Múnich, el "Süddeutsche Zeitung", que hoy encabeza la crónica hablando del "renacimiento de la gran suerte inmerecida del Bayern Múnich", una figura utilizada ya desde hace años para explicar los golpes de fortuna que tiene el equipo más ganador del fútbol alemán.

Rummenigge comentó que antes de que comenzara la prórroga, el rey Juan Carlos, que acudió al palco del Coliseum Alfonso Pérez de Getafe, le dijo "It's a great game' (Es un gran partido)". "Mi opinión, en verdad, era otra, pero a un rey no se le contradice", bromeó el alemán.

"¡Increíble, sensacional, qué locura!", se entusiamsó el cronista del diario "Bild", acotando que "sólo el Bayern Múnich logra este tipo de victorias". Para el "TZ", el Bayern simplemente "ganó el combate de Getafe".

Para Ottmar Hitzfeld, el entrenador del Bayern, también él en su última temporada en el club y que quiere ganar con la Copa UEFA el único torneo que le falta en la colección, hubo dos jugadores decisivos en su equipo.

"Olli (Kahn), porque fue el que constantemente arengó a sus compañeros a seguir atacando y a no claudicar, y Luca (Toni), un goleador nato que no se rinde hasta el último minuto", analizó.

El italiano se limitó a comentar el último gol, con el que selló el empate en el último segundo de la prórroga e inundó de lágrimas al Getafe. "El balón vino de la nada, cabeceé por instinto, nada más. Fue un partido increíble".


  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook


Contador de más vistas
Certifica.com