• Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

Mamut bebe revela sus secretos a la ciencia

8:49 | Un examen realizado al animal prehistórico, que nunca antes se había realizado, constató que sus órganos internos, como el corazón e hígado, están en buen estado después de 37.000 años

Moscú (Reuters).- Un grupo de científicos de Rusia ha obtenido las imágenes más detalladas del interior de un animal prehistórico en una cría de mamut encontrada intacta en el Ártico ruso.

El mamut fue bautizado como Luyba, nombre de la mujer del cazador que lo encontró el año pasado. El cuerpo del mamut fue devuelto a Rusia en febrero tras ser estudiado en Japón, donde le sacaron tomografías como las que los médicos realizan a los pacientes.

"Pudimos ver por primera vez cómo están situados los órganos internos en un mamut. Esto es muy importante desde un punto de vista científico", dijo Alexei Tikhonov, subdirector del instituto de la Academia Rusa de Ciencia, quien ha dirigido el proyecto.

"Sus órganos internos estaban bien preservados, el corazón todavía conservaba los ventrículos y las aurículas, el hígado estaba en buenas condiciones y todavía se podían observar las venas. Este es el espécimen mejor preservado de los mamuts en toda la prehistoria", agregó en diálogo con Reuters.

El siguiente paso del estudio incluirá un análisis de las muestras de tejido y hueso que se encuentran en el Museo Zoológico de San Petersburgo. Los científicos consideran que estos análisis pueden proporcionar información sobre virus prehistóricos que pueden estar conservados dentro de los tejidos.

"Ahora tenemos probablemente la primera posibilidad para tomar fragmentos de ADN de virus antiguos", afirmó Tikhonov.

Los mamuts son una especie extinta desde la última era glacial. Las pruebas hechas a Luyba mostraron que se alimentaba de leche y que tenía tres o cuatro meses cuando murió hace 37.000 años en la región ártica rusa de Yamalo-Nenetsk.

Los científicos están entusiasmados por el descubrimiento, ya que, aunque el elefante había perdido su lana, su piel, que protegía los órganos, se conservó intacta.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook


Contador de más vistas
Certifica.com