• Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

Los gobiernos regionales darían en concesión los bosques desde el 2009

9:16 | Control forestal será sistematizado por exigencia del TLC con EE.UU y es el Inrena quien define los detalles del proyecto

Por Marienella Ortiz Ramírez

Si cada hectárea de producción maderera significa US$4.000, en solo mil hectáreas hablamos de US$4 millones de inversiones. Si seguimos haciendo números, llegaríamos a que los 12 millones de hectáreas que el Perú está en condiciones de entregar en concesión se podrían convertir en millones y millones de dólares. Ese ejercicio hoy es inútil, porque las concesiones están paradas debido al mal manejo de la gestión forestal durante las últimas décadas.

Sin embargo, el Inrena está por culminar una propuesta integral para que la entrega de las concesiones forestales comience a caminar en el 2009, de la mano de los gobiernos regionales y bajo la supervisión del Ministerio de Agricultura.

El jefe del Inrena, José Luis Camino, reconoció que el nuevo sistema que se trabaja se debe a que estamos obligados a cumplir los compromisos del TLC con EE.UU. Pero --agregó-- lo más importante es que los peruanos le sacarán provecho propio.

Sobre el nuevo marco legal que se creará, refirió que a más tardar el 31 de diciembre de este año deberá entregarse la responsabilidad de las concesiones a los gobiernos regionales. Solo se entregarán a postores que demuestren solvencia técnica y económica.

Camino explicó que los gobiernos regionales deberán ceñirse al nuevo marco legal que implica un sistema ordenado de control de las áreas concesionadas. "Hoy esa labor se hace de una manera poco técnica, porque no se cuenta con las herramientas necesarias. El Inrena debería tener guías del movimiento y saldos de la madera en las concesiones actuales, pero estas no son bien administradas por las autoridades ni por los propios concesionarios", apuntó.

Parte de esto será el fortalecimiento de los puestos de control de vigilancia, no necesariamente con un mayor número de personal calificado, sino que se instalarán equipos satelitales para saber lo que ocurre en los extensos kilómetros de bosques.

El jefe del Inrena dijo que gran parte de la verificación en el campo y capacitación del personal sería tercerizado. "Si se supervisan bien todas las etapas de la concesión, la tala ilegal desaparecerá. La idea es que la gente cometa el menor número de fallas posibles", precisó.

Además la norma dará al ente administrativo (el mismo Inrena) la capacidad de cobranza coactiva de las deudas contraídas por los concesionarios. Según Camino, existen multas acumuladas hasta por US$15 millones que son difíciles de cobrar, porque el proceso es llevado al Poder Judicial.

Asimismo, se evalúa que las concesiones no se ciñan estrictamente a un tope de 40.000 hectáreas, pues este sector requiere un mayor volumen para invertir a gran escala.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook


Contador de más vistas
Certifica.com