• Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

Irán se niega otra vez a suspender su enriquecimiento de uranio

9:41 | El Gobierno Iraní volvió a negarse a cambiar de postura cuando se lo pidió una misión de la UE que llegó al país y pese a los mensajes de Bush

Teherán (EFE).- Irán volvió este sábado a proclamar su nula intención de suspender el enriquecimiento de uranio en el mismo día en que el jefe de la diplomacia europea, Javier Solana, llegaba a Teherán en su enésimo intento por solicitarles esta suspensión.

Desde París, el presidente estadounidense George W.Bush, que está dedicando gran parte de su gira europea precisamente a recabar apoyos ante la crisis con Irán, dijo sentirse "decepcionado" por el rechazo iraní, y advirtió que Teherán no debe olvidar que "todas las opciones están sobre la mesa".

Javier Solana, Alto Representante de la UE para la Política Exterior y la Seguridad, llegó anoche a Teherán con un nuevo paquete de incentivos a Irán presentado en nombre de la UE y del llamado "grupo 5+1" (los países del Consejo de Seguridad más Alemania).

Esta propuesta fue definida por él como "una oferta amplia y generosa que pretende resolver los problemas que suscita a la comunidad internacional el programa nuclear iraní", pues ante todo desea lograr "garantías objetivas" sobre la naturaleza pacífica del programa nuclear de Irán.

Antes incluso de comenzar sus reuniones en Teherán, el portavoz del Gobierno Iraní echó un jarro de agua fría esta mañana ante las expectativas despertadas por la misión de Solana.

En su rueda de prensa semanal, Gholamhossien Elham aseguró que en el paquete de propuestas de la UE y las seis grandes potencias "no se plantea la cuestión de la suspensión", pero "si llegara a plantearse, para nosotros no es ni siquiera considerable".

"La postura de la República Islámica es muy clara", afirmó Elham, quien reiteró que no hay nada que discutir si se pone como condición la suspensión de enriquecimiento de uranio (que era precisamente el punto de partida de la propuesta internacional).

Como suele ser habitual en Irán, donde los distintos miembros del Gobierno se reparten los papeles de duros o dialogantes, poco después el ministro de Exteriores, Manuchehr Mottaki, se mostraba algo menos agresivo que el portavoz, al prometer a Solana que su país estudiaría la oferta presentada por la UE, según la agencia oficial iraní IRNA.

Pero desde París, George W.Bush y su homólogo francés, Nicolas Sarkozy, reconocían sentirse decepcionados por la actitud iraní, pues devuelve el problema al punto de partida.

"Estoy decepcionado porque los líderes hayan rechazado esta generosa oferta", afirmó Bush en rueda de prensa, y agregó que la negativa de Teherán "representa una indicación al pueblo iraní de que sus líderes están dispuestos a aislarlos aún más".

Sarkozy, por su parte, afirmó que el pueblo iraní "se merece algo mejor que el punto muerto al que algunos de sus líderes les están llevando".

Sarkozy reiteró, por su parte, que el programa nuclear iraní es "un gran problema": "Si Irán fuera a conseguir una bomba nuclear sería totalmente inaceptable", subrayó el mandatario francés en referencia a las supuestas ambiciones militares de ese programa nuclear, que Teherán siempre ha negado.

Bush es partidario de imponer sanciones más duras a Teherán si este país continúa sus actividades nucleares, en especial el enriquecimiento de uranio, y ha dedicado buena parte de la gira que desarrolla por Europa para tratar de convencer a los aliados en el continente de que le apoyen.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook


Contador de más vistas
Certifica.com