• Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

Fiscal Avelino Guillén: 'Hemos pedido 30 años para Alberto Fujimori'

7:00 | Pese a que el testimonio de Montesinos es importante, el fiscal adjunto considera que ya han acopiado suficientes pruebas para condenar al ex presidente

Por Mariella BalbiBR>¿La asistencia de Vladimiro Montesinos al juicio de Fujimori es punto de quiebre en el proceso?
Es un punto importante. Con Montesinos termina la concurrencia de los principales jefes de los aparatos de inteligencia, tanto del SIE (Servicio de Inteligencia del Ejército) en la Dinte (Dirección de Inteligencia del Ejército) y del SIN (Servicio de Inteligencia Nacional). El tribunal ha tenido el acierto de convocar a los testigos por bloques, por segmentos.

¿Montesinos es la cereza de este bloque?
Claro. Nosotros sostenemos que Montesinos era el jefe real del SIN, la suya no es la declaración de cualquier funcionario. Por ejemplo, el general Julio Salazar mencionó que en algunos casos Montesinos despachaba asuntos de la jefatura del SIN con el presidente Alberto Fujimori. Igualmente despachaba con algunos ministros. Para Fujimori era una suerte de jefe de Gabinete.

Bueno, ya se sabía eso, ¿no?, que era su hombre de confianza.
Pero Fujimori ha declarado que el rol de Montesinos se limitaba a temas de la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico. Y no es así, Montesinos tenía un gran segmento de poder sobre el que Fujimori no se ha pronunciado. Es más, ha dicho que las relaciones de Montesinos con jueces, ministros, se daba a través de una red en el Estado, organizada por este y de la que él no tenía mayor conocimiento. Y Fujimori ha declarado en seis largas sesiones, pero nunca ha hecho deslinde ni reproche sobre la actividad delictiva de Montesinos. Más bien sus frases han evidenciado un tratamiento de guante blanco, de mantener una buena relación. Dice que Montesinos hizo un gran aporte en la lucha antisubversiva y que entre 1990 y el 2000 le merecía la más alta confianza.

¿Tienen complicidad?
Así es. Él busca congraciarse con Montesinos porque sabe bien que si este revela hechos perpetrados juntos, puede contribuir a debilitar su defensa.

El argumento de Fujimori es que nunca dio la orden de matar a nadie y que su estrategia era la del soldado amigo.
En el fondo, ese argumento favorece la posición de la fiscalía. Nosotros consideramos que hubo dos estrategias antisubversivas: la de ganarse a la población con acciones cívicas, pero al lado de esa buena política oficial, hubo un procedimiento clandestino e ilegal. Por eso mismo no podemos exigir que se presenten videos, órdenes escritas. Eso no se da en una estructura criminal como la montada. Mire, en el caso del allanamiento de la casa de Montesinos, Fujimori no dio una orden escrita al seudofiscal para que allanase la vivienda, ni que el objetivo era recuperar videos. No hay esa prueba, ni Fujimori la ha exigido; sin embargo él ha admitido su responsabilidad.

¿Qué se puede atribuir a Fujimori en los casos de violaciones de DD.HH.?
Que Fujimori conocía bien la existencia de este equipo especial de inteligencia. Sabía qué iban a hacer y que tenían recursos económicos para sus acciones. Él conoció de la formación de un grupo de análisis en enero de 1991. En junio de ese año los felicita y en agosto se convierte en el destacamento Colina. Fujimori no pudo desconocer esto, Colina utilizaba las instalaciones del SIN y él vivía ahí. La fiscalía no dice que él mandaba realizar tal o cual operación, sino que tenía conocimiento de lo que hacían y contaban con su aprobación. Lo mismo para los medios económicos con los que contaba Colina para sus acciones. Esas son dos palabras claves: conocimiento y aprobación.

Fujimori no reprobó, ni se abocó a esclarecer los asesinatos de Colina
En noviembre de 1991 el diario "La República" publicó varios informes que señalaban la participación militar en el Caso Barrios Altos. Los ministros Malca y Briones fueron al Congreso. Los miembros de Colina dejaron claros mensajes de que eran los autores. No se escondían, usaron circulinas, armamento militar con silenciador, actuaron al frente de una comisaría. Cuenta Supo Sánchez, de Colina, que se despidió de los policías levantando el dedo pulgar, en señal de éxito.

¿Pero ningún miembro de Colina ha dicho que Fujimori dio la orden?
Julio Chuqui y otro miembro de Colina afirman que Martin Rivas les dijo: "No se preocupen que el 'Chino' ya dio luz verde". Flores Albán, de Colina, cuenta que Montesinos les dio la autorización para Barrios Altos y dijo: "Sáquenles la mierda". Luego de la matanza van a la playa La Tiza para celebrar este crimen y el cumpleaños de Martin Rivas. Uno de ellos interviene y señala que Fujimori estaba molesto por la muerte de un niño. A fines de 1991, Fujimori sabía que había un destacamento militar y en lugar de pararlo, desarrolló una intensa actividad para obstruir la labor de la justicia y que los integrantes de Colina no fueran identificados. ¿Quien disolvió sin más el Congreso no pudo disolver un equipo de inteligencia de 30 personas? Nosotros sostenemos que, por la envergadura de los acontecimientos, no pudieron darse sin la decisión política.

¿Esa es la teoría del dominio del hecho?
Para nosotros hay una cadena de indicios que se van sumando y que pueden permitir al tribunal concluir que Fujimori estaba enterado de la existencia del grupo de análisis, incluso los felicitó pese a que su trabajo no había terminado. En realidad es un mensaje a los mandos del Ejército de que este equipo contaba con su respaldo y con la decisión política. La fiscalía tiene el mejor concepto por los integrantes del tribunal, los tres son destacados juristas y estamos confiados en que la solidez de nuestras pruebas hará que declaren la culpabilidad de Fujimori. Solo él podía tomar la decisión de parar con esa estrategia de guerra sucia. No olvidemos que entre noviembre de 1991 hasta diciembre de 1992 realiza una operación de envergadura por lo menos una vez por mes, sin descanso. Incluso algunas operaciones se suspenden porque no había la luz verde, como ocurrió con Yehude Simon, todo estaba preparado para matarlo, pero al final no llegó la orden.

¿Cómo es el asunto del desvío de fondos para el SIN?
En enero de 1991, Fujimori le da una nueva misión al SIN: localizar a los cabecillas de Sendero, le da una función operativa que no le correspondía. Montesinos copa los aparatos de inteligencia y nombra a Salazar Monroe y a otros. La reorganización del SIN demanda un incremento sustancial de su presupuesto. Fujimori ordena que los gastos reservados del SIN --80% del presupuesto-- los maneje Montesinos.

¿De cuánto hablamos?
Estimamos que por conceptos de gastos reservados Montesinos recibió más de 300 millones de soles y por desviación de fondos, más de 900 millones. Los peritos han determinado que Montesinos recibió más de 1.200 millones, sin dar cuenta de ellos, solo ante Fujimori. Según Salazar Monroe los gastos reservados servían para solventar acciones de inteligencia del SIN. Para nosotros Montesinos era el jefe real del SIN y él lo ha admitido, puntualizando que fue Fujimori quien se lo ordenó. Le encarga una estrategia paralela y le da dinero

¿Fujimori se benefició de este dinero?
Quienes han trabajado en el SIN sostienen que del dinero que manejaba Montesinos, guardado en siete cajas fuertes, se enviaba sumas a Palacio de Gobierno. Venían de los fondos reservados y del desvío de fondos. En palacio se hacía un presupuesto para las llamadas acciones o visitas cívicas. Fujimori lo aprobaba y el jefe de la casa militar iba al SIN y Montesinos le daba el dinero en efectivo. Por supuesto que no se rendía cuentas. No olvidemos que el general Arnaldo Velarde, testigo de la defensa de Fujimori, declaró que a él lo sacaron de la comandancia de la FAP porque se negó a regularizar el desvío de 500 mil dólares.

¿Qué estrategia se planteó la fiscalía?
Nos planteamos objetivos, el primero fue demostrar que el grupo Colina existió, luego que cometieron esas matanzas. Tres, hemos probado que Colina fue formado por la Dinte, que los agentes formaban parte del SIE y que la línea de trabajo de inteligencia llegó al SIN. Esto se corroboró con las declaraciones del general Robles, Ketín Vidal y Salazar Monroe. No podíamos empezar por el SIN, había que construir los cimientos. Y eso que no hemos hablado de los secuestros a Del Castillo, Gorriti, Dyer y otros. Está claro que Fujimori los ordenaba.

¿Cuánto tiempo más durará este proceso?
Creo que los testimonios, con peritos y todo, acabarán en la primera semana de setiembre. La lectura de piezas acabaría en setiembre y todo octubre se destinaría para los alegatos. La sentencia debe dictarse a inicios de noviembre. Nosotros esperamos que sea condenatoria, hemos solicitado 30 años.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook


Contador de más vistas
Certifica.com