• Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

Una anciana en EE.UU. mató a sus cinco esposos

8:33 | Betty Johnson Neumar, de 76 años, los asesinó o mandó asesinar para cobrar sus seguros de vida

Georgia (El Comercio / Agencias).- Los vecinos de Betty Johnson Neumar, una anciana de 76 años, pensaban que estaba condenada a la soledad. Se casó cinco veces y sus cinco esposos murieron en extrañas circunstancias. Nadie sabía el por qué de este trágico destino.

La fatalidad la convirtió, tal vez por lástima, en una de las habitantes más queridas de su localidad, Augusta, en Georgia (EE.UU.). Pero súbitamente la pena por la desdicha de la mujer se transformó en rabia e indignación cuando se descubrió que detrás de su mirada tierna se escondía una despiadada asesina, capaz de cometer los más horrendos crímenes solo por dinero.

Al descubierto
La perseverancia de Al Gentry, quien perdió a su hermano Harold hace 22 años, cuando este estaba casado con Betty (era su tercer esposo), fue fundamental para desentrañar la trama.

Harold Gentry fue asesinado a tiros en 1986 y desde ese momento su hermano asumió el reto de unir el complejo rompecabezas y descubrir al autor del crimen. Su cuñada, Betty Johnson, fue su principal sospechosa debido a varios indicios.

Primero, la notó demasiado serena durante el funeral. Parecía que no le importaba mucho la forma tan violenta en la que había muerto su marido. Sus sospechas aumentaron cuando se enteró de que su cuñada se apresuró a cobrar el jugoso seguro de vida de su marido y, casi simultáneamente, vendió la casa en la que ambos vivían.

También descubrió que todos estos apuros financieros tenían un motivo: Johnson necesitaba cancelar las deudas generadas por sus 36 tarjetas de crédito. Con estos elementos en la mano, Gentry hizo lo posible para que la policía no cerrara el caso, tal como ocurrió con la muerte de los dos anteriores maridos de la mujer. El tiempo le daría la razón.

La caída
Los dos siguientes matrimonios de Johnson tuvieron el mismo destino: uno de sus esposos murió asesinado a tiros y el otro fue envenenado.

Estas dos últimas muertes, muy parecidas a las tres anteriores, más los elementos reunidos por Al Gentry, hicieron que la policía abriera una investigación que, finalmente, terminó con la detención de la anciana. La conclusión de los agentes es que los asesinatos de los cinco maridos de Betty fueron ordenados o ejecutados por ella.

El atestado policial dice que si la mujer no envenenaba los alimentos que ingerirían sus esposos, contrataba asesinos a sueldo para que los eliminen. Confirmaron también que con el dinero de los seguros de vida pagaba sus deudas y vivía de manera dispendiosa. Otra de las conclusiones de la policía es que la acusada inició su macabro sendero criminal en la década del 50.

Ahora, la aparente dulce anciana permanece en un centro de detención especial a la espera de un proceso que determinará su grado de responsabilidad en los hechos.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook


Contador de más vistas
Certifica.com