• Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

Carlos Carlín: 'De niño era un nerd de la TV'

7:15 | Actor y hoy productor de Raquel en llamas, ensaya para el próximo estreno de la obra musical Una gran comedia romana, el 6 de agosto. En octubre lanzará al mercado un libro sobre el Perú y prepara nuevo programa para la TV por cable

Aunque pocos lo crean, Carlos Carlín fue un niño solitario. Su único amigo y cómplice de travesuras era su hermano mayor, Luis Antonio, con quien tramaba las más disparatadas travesuras mientras correteaban por los techos vecinos de su vieja casona barranquina. Hasta que un día descubrió el teatro y su mundo cambió.

¿Cómo eras de niño?
Solitario, la pasaba en mi casa, detestaba el fútbol y la primera y única vez que he metido un gol en mi vida fue un autogol. Me los llevé a todos y encima celebré.

¿Qué hacías entonces?
Veía mucha tele, era un nerd de la televisión, me sabía todos los comerciales de Scala, Oeschle, Monterrey. También, junto a mi hermano Luis, nos trepábamos por los techos de las casonas de Barranco, que era donde vivíamos, a tirarle caca a la gente.

¿Cómo recuerdas tu primer contacto con las tablas?
Tenía unos 6 años cuando una hermana de mi mamá, la tía Aydé, que era profesora de baile de mi hermana Lourdes, nos comenzó a llevar al teatro para que dejáramos de fregar en la casa.

Y tú, feliz.
Sí, lo que más me gustaba era el espacio de los teatros enormes, como el Municipal y el Segura, que tenían escenarios gigantescos. Y si mi hermana actuaba, en lugar de estar en el palco, con mi hermano correteábamos por los sótanos y el backstage.

¿Dirías que por esos años nació tu vocación actoral?
Comenzó a meterse el bichito. Sabía que quería hacer teatro porque todos en mi familia están relacionados con el arte: mi hermana Lourdes es bailaora de flamenco y mi hermano Luis Antonio es dibujante, pero recién a los 14 estuve seguro.

¿Qué pasó a esa edad?
Vi una obra de Roberto Ángeles que se llamó "Marité", en donde actuaban Gianfranco Brero, Patricia Pereyra y quedé impactado cuando vi cómo se divertían en escena. Me enganché de inmediato con esa atmósfera.

Ahí supiste que era lo tuyo.
Sí, pero lo más triste fue que, como iba todos los días para ver a los actores llegar, un día me dijeron que sea extra en una de las obras y en mi casa me dijeron que no, que primero tenía que estudiar algo y ser mayor de edad. Por eso hubo un período, desde los 14 hasta 18 años, en que me bloquee y no quise ver ninguna obra.

¿Y qué hiciste durante esos años?
Lo que hace un chico de 14 años: andar vagando por la calle o estar encerrado en tu cuarto con ojeras.

SE ABRE EL TELÓN
Ingresaste a estudiar al IPP...

Entré a estudiar comunicación audiovisual hasta que en el segundo ciclo entro a trabajar en el área de producción de Canal 4.

¿Qué hacías ahí?
Empecé como asistente de producción en "Triki Trak". Recuerdo que cuando vi por primera vez a Rulito Pinasco pensé que estaba viendo un televisor andante. Comencé repartiendo hamburguesas a los asistentes y después fui script (quien lleva las cuentas de los bloques) y era tan malo que sumé horas de horas de programa.

¿Cuándo comienzas con el teatro?
Fue por esos años. Llevé un taller de actuación con Carlos Gassols en el IPP y de ahí otro con Roberto Ángeles, a quien llamo papá por todo lo que me ha enseñado. Por eso "Perú ja ja" se lo dedico a él.

¿Recuerdas cómo fue tu debut teatral?
¡Claro! Mientras llevaba el taller Roberto me eligió para hacer de hermano de Miguel Iza (Gregorio Samsa) en una versión claun bien dark de "Metamorfosis", en el Británico. Recuerdo que de inmediato me sentí en ambiente. 'Rulo' y Sonia me daban tantos permisos por esa época que no sé cómo no me botaron.

Y no paraste de actuar..
Luego vino "¿Quieres estar conmigo?", en donde me dieron el personaje de Igor y ahí nomás varios del elenco pasamos a formar parte de la telenovela "Los de arriba y los de abajo" que fue un tremendo éxito, y de ahí paso a "Los unos y los otros" y "Tribus de la calle", hasta que entro a Patacláun.

REVOLUCIÓN TECHNICOLOR
¿Cómo llegas a Patacláun?

Wendy Ramos y yo trabajamos en Canal 4 al mismo tiempo y nos hicimos patazas. Como manejamos el mismo sentido del humor un día ella me invitó a unirme al grupo. Yo había visto "Patacláun en el amor" y me había parecido lo máximo, así que hice un taller con ellos que justo coincidió con el programa de televisión.

Marcaron época en la TV con ese programa.
Fue alucinante, si hasta ahora lo repiten. Con decirte que a Johanna hasta su hijo le dice Queca y a mí ni que decir. hasta ahora saludo a los que me dicen Tony por la calle, aunque déjame decirte que me costó...

Quieres decir que te fue difícil adaptarte.
Para mí fue un choque alucinante porque venía de hacer un teatro más serio y de repente me vi con polos verdes, sacos a cuadritos y nariz roja con un grupo que tenía años, sólido y que manejaba un código de humor bien cerrado. Te digo que literalmente lloraba fuera de la escenografía.

¿Y cómo resolviste esos inconvenientes?
Divirtiéndome, pasándola cómodo. Por otro lado estaba la seguridad de que la serie fue un éxito y funcionó de arranque.

¿Cuál fue el secreto del éxito?
Que nos vacilábamos como si nos juntáramos para tomar unas chelas. La química entre nosotros era alucinante. Además, éramos, la mayoría, actores con formación: ahí tienes a Carlos Alcántara, Gonzalo Torres y Montserrat Brugué; conjugados con la inteligencia de una comunicadora como Wendy Ramos, sin dejar de mencionar a nuestra Meche Solaeche proveniente de Carmín: Johanna San Miguel.

¿Y no han pensado en volverse a juntar?
Bueno, ya nos juntamos una vez para hacer "Carita de atún", pero para hacer claun de nuevo no creo. Podría ser para un montaje distinto, aunque ahora cada quien está en distintos proyectos.

Luego del éxito de Patacláun vino "El cuarto de Juan", que salió del aire intempestivamente. ¿Qué fue lo que pasó?
Primero nos cambiaron de horario tres veces y luego pusieron la excusa del ráting para sacarnos. Fue en la época de Fujimori y pretendimos hacer un poco de joda social y un gerente nos lo puso así: le están jalando el saco a un adulto y tarde o temprano les va a caer un cocacho. Y así fue.

CHICO CAMALEÓNICO
Viviste un tiempo en España.

Luego de que nos sacaron de "El cuarto de Juan" vendí mi carro y me fui a vivir a Madrid. Estudié en Radio Televisión Española un curso corto de producción. Me quedé en total ocho meses caminando como loco para no gastar y comiendo solo pan y atún.

¿Qué te dejó esa experiencia?
Ganas de volver (al Perú). Me fui con unas maletazas porque pensaba no regresar, pero una vez allá no sentí nada como mío, era un extraño. A pesar de todo fue una buena experiencia porque regresé con muchas pilas para formar "Raquel en llamas" (su productora de espectáculos).

Y hasta el momento todas las puestas con tu productora han sido un éxito.
Sí, con "Puro cuento" llevamos más de 40.000 personas en dos meses y con las demás obras, como "Chancho amor", "2×1", etc., también nos ha ido bastante bien.

Hay mucho de química con Johanna. ¿Recuerdas cómo se conocieron?
La primera vez que la vi fue a los 14 años y me mandó al diablo. Fue cuando yo merodeaba por la casa Dasso para ver a las chicas de Carmín, donde ella trabajaba. Recuerdo que estaba conversando con Susel Paredes (actriz) y en eso salió ella, toda villamarianísima, y le dijo: "Te apuras, por favor". Fue una choteada horrible, aunque ella dice que no se acuerda. Luego nos encontramos en Patacláun y nos hicimos patazas.

Ahora se viene "Una gran comedia romana" con un gran elenco como Diego Bertie, Vanessa Saba, Katia Condos.
Estoy contento porque es el musical más visto en la historia de Broadway. Mi personaje es el del esclavo Pseudolus, que lo ha interpretado, entre otros grandes, la actriz Whoopi Goldberg, y es el que mueve la acción de la obra. En esta puesta están todos los gags de humor que se puedan imaginar y cuenta con la dirección de Juan Carlos Fisher.

O sea que también te vamos a escuchar cantar.
Ya he cantado en otras obras, pero aquí va a ser diferente porque hay partitura y eso implica más chamba. Además, está el hecho de que Diego y Vanessa cantan muy bien, por eso al comienzo como que me asusté un poco, pero con la seguridad que me da Denise Dibós (profesora de canto) y el elenco, todo está fluyendo.

También tienes un proyecto para regresar a la televisión.
Sí, hemos hecho un piloto con algunos 'freaks' más, la idea es retomar un poco el concepto de "El cuarto de Juan" pero para un canal de cable.

¿Y volverías a hacer telenovelas?
Prendo velas para no tener que volverlas a hacer, porque eso de decir tonterías y aprenderte idioteces para grabar encerrado todo el día en un estudio es lamentable.

Menos miniseries.
Es que ahora hay algunas que están hechas con tres soles, pagándole con mandarinas a los actores. Por eso es que no tienen a ningún actor de peso.

Vas a sacar un nuevo libro. ¿De qué va a tratar?
Sí, es un libro sobre el Perú que va a salir en octubre. No puedo decir más porque los de la editorial me matan.

O sea que hay Carlín para rato.
Sí, hay varios proyectos más. Para el próximo año estamos pensando en adaptar una obra con Johanna aunque aún estamos viendo cuál. Y siempre atentos a lo que pueda salir, como regresar a la radio. En fin, hay tantas cosas por hacer.

HOJA DE VIDA
El actor, de 38 años, tiene una prolífica carrera en teatro, cine y televisión. Aquí algunas de sus participaciones: Metamorfosis, ¿Quieres estar conmigo?, Los de arriba y los de abajo, Patacláun, Carita de atún, El cuarto de Juan, Puro cuento, Hamlet, Perú ja ja I y II, Muérete cupido, Chancho amor, Sueño de una noche de verano, 2×1, Una sombra al frente, Condominio.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook


Contador de más vistas
Certifica.com