• Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

Empresas interprovinciales se burlan de inspectores del MTC

12:28 | Hay 50 empresas que deben S/.7 millones en multas por infracciones. Plan Tolerancia Cero no basta para frenar la informalidad

Por Fabiola Torres López

El ómnibus de placa VG-3280 de la empresa de transportes Turismo Cochachi está en marcha con destino a Tarma, pero antes de llegar a la garita de Corcona, el ayudante del chofer pide atención a sus 53 pasajeros y dice: "Señores, si los inspectores les preguntan a dónde viajan, digan que llegamos solo hasta La Oroya. Tenemos dos choferes, pero el segundo no está registrado y nos pueden hacer problemas. Es solo un papeleo".

Lo que el ayudante llama un asunto de papeles significa, en realidad, que la empresa carece de autorización para ofrecer la ruta Lima-Tarma. La distancia del viaje obliga a que dos choferes hagan el recorrido, pero la empresa ha contratado solo a Hugo Marcial Cano Lermo porque en los registros que entrega a los inspectores del Ministerio de Transportes (MTC) figura que nos llevará hasta La Oroya. Para esa ruta, basta con un chofer por viaje.

El ómnibus pasa el control de Tolerancia Cero sin problemas. Son cerca de las 7:30 p.m. del jueves 24 de julio. Nosotros descendemos del vehículo y reportamos el engaño a uno de los inspectores. Le relatamos que nos vendieron los boletos para Tarma, pero en los documentos mostrados todo aparece en regla.

"¿Por qué te quejas? La Oroya está cerca de Tarma. El chofer no se va a dormir ", nos reclama una señora fastidiada por los treinta minutos que lleva detenido el ómnibus en la garita de Corcona. La mayoría de pasajeros sabe que la empresa ha dado datos falsos, pero calla porque quiere llegar sin más demora a su destino. El bus prosigue su camino. Los inspectores dicen que se necesitaban tres testigos que confirmasen nuestra denuncia para ordenar el regreso del vehículo a su terminal.

No pagan las multas
Desde enero hasta el 22 de julio de este año, 121 personas han muerto en 329 accidentes de tránsito en las carreteras del país, según la policía. Diecinueve de ellas perdieron la vida en los últimos cinco días en cuatro accidentes con vehículos del servicio de transporte interprovincial. Sin embargo, eso no les importa a las empresas que se burlan de las normas de seguridad y de los inspectores del plan Tolerancia Cero.

Desde el 2006 hasta la fecha, el MTC ha levantado 34.030 actas por distintas infracciones detectadas (mal estado del vehículo, ausencia de certificado de operatividad y chofer sin licencia adecuada, etc.) a empresas de transporte interprovincial.

Pero la acumulación de actas e imposición de sanciones no frena las prácticas informales de empresas formales. Ni siquiera cumplen con pagar las multas. La Dirección de Circulación Terrestre reporta una deuda de siete millones de soles de un total de 50 empresas. Seis millones están en ejecución coactiva. La empresa Turismo Paramonga es la más multada y a la vez una de las que tienen más deudas impagas.

El factor humano
La Defensoría del Pueblo ha advertido una falencia del plan Tolerancia Cero: los inspectores se ocupan de revisar el estado del vehículo, pero no de los choferes. De un total de 979 conductores evaluados en garitas de peaje en el 2006 y el 2007, el 39% estaba inapto para ejercer esta labor, es decir, tenía graves alteraciones visuales y reflejos lentos, reveló un estudio de la Asociación de Centros Médicos para Licencias de Conducir.

Aunque en marzo de este año los ministerios de Transportes y de Trabajo suscribieron un convenio para la supervisión de las condiciones laborales de los conductores, estas acciones no se cumplen con regularidad. Este Diario comprobó en recorridos por las garitas de peaje de Corcona y Ancón que no se realizaron inspecciones a los choferes hasta la noche del jueves. Sobre ello, el viceministro de Trabajo, Jorge Villasante, señaló que la revisión se había limitado a los fines de semana largos, pero también se hacía de manera sorpresiva.

Según los reportes de la Dirección de Inspecciones del Ministerio de Trabajo, se detectaron infracciones en cuarenta empresas de transporte interprovincial, principalmente, por incumplir la jornada y el horario legal de los trabajadores, no tener a todos registrados y por despidos arbitrarios.

Máximo Charapaqui, presidente de la Asociación de Centros Médicos para las Licencias de Conducir, ha planteado la reformulación de los parámetros de control del plan Tolerancia Cero para incorporar evaluaciones aleatorias psicofísicas a los conductores en ruta. Su propuesta ha sido entregada al MTC, pero requiere que se involucren los gobiernos regionales para que haya un control efectivo en las carreteras del país.

Lo cierto es que estos últimos tienen una escasa colaboración con Tolerancia Cero. La Defensoría del Pueblo ha denunciado que los gobiernos regionales de La Libertad, Piura, Cajamarca, Cusco, Puno, Cerro de Pasco, Huánuco, Apurímac, San Martín, Huancavelica, Ayacucho, Tumbes, Loreto y Madre de Dios -los que tienen rutas más transitadas- no asignan personal permanente ni le brindan los equipos mínimos para realizar su trabajo en las carreteras.

Para leer la nota completa haga clic aquí

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook


Contador de más vistas
Certifica.com