• Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

Madre reclama a su hija que salga de convento

21:19 | Aunque Diana Montes afirma que decidió quedarse voluntariamente en claustro religioso y se siente bien, su madre acusa que antes de su ingreso las religiosas la acosaban casi a diario

Lima (Andina).- La joven Diana Esther Montes García, de 18 años, jamás imaginó que su ingreso a un convento de clausura para servir a Dios por el resto de su vida motivara el rechazo de su madre, quien afirma que su hija padece de problemas psicológicos y emocionales que le impiden tomar decisiones con madurez, al tiempo de reclamar su retorno a su hogar.

Esther García, madre de la joven, llegó hoy acompañada de amigas de Diana al Convento Santa Rosa, en el Cercado de Lima -regentado por la congregación de las Hermanas Dominicas- para pedirle a voz en cuello que abandone el claustro católico, pero también para denunciar públicamente que su única hija está siendo presionada por las religiosas para permanecer contra su voluntad.

Denunció que antes de ingresar a la vida religiosa, incluso desde sus últimos años de vida escolar en el plantel Santa Rosa de Lima, en Lince, Diana había sido contactada por las hermanas del colegio La Virgen del Pilar, en Santa Catalina.

Refirió que las religiosas de nombres Isabel y Jhena solían llamar frecuentemente a Diana con la finalidad de conocer qué era lo que hacía.

"Decir que la llamaban 15 veces al día es poco. Incluso a la una de la mañana le preguntaban dónde estaba, muchas veces se les encontraba en la esquina de la casa controlando a mi hija y diciéndole cómo se tenía que vestir; es decir, la acosaban demasiado", comentó.

Las amigas de Diana relataron que antes de tocar las puertas del claustro, el 7 de julio, Diana manifestó que por el momento se sentía insegura de entrar a la vida religiosa, pero las hermanas del convento no la dejaron ir.

Esther García indicó que su hija había estado recibiendo tratamiento psicológico emocional desde hace dos años, primero en la clínica San Marcos y, luego, con ayuda de la psicoterapeuta Jesús Estrada Meza.

La psicóloga, quien estuvo presente en el plantón realizado por la madre y sus familiares, aseveró que los exámenes indican que a pesar de que la joven es mayor de edad, presenta una edad emocional de niña de 13 años, lo que la hace incapaz de tomar decisiones por cuenta propia.

La madre de Diana comentó que fueron muy pocas las veces que se contactó con su hija vía telefónica, ya que las hermanas del claustro en muchos casos daban excusas para evitar dichas comunicaciones, a pesar de que las llamadas se efectuaron en las horas permitidas por el mismo convento.

Con carteles y pancartas en mano que llevaban escritas frases como "Diana, te quiero, te necesito, vuelve a casa", la señora García, su hijo mayor Daniel y las amigas de su hija demandaron a las autoridades que tomen en cuenta este caso e intervengan para que retorne al seno de su familia.

Daniel Montes García, hermano de Diana, afirmó al respecto que ya se realizaron las denuncias correspondientes ante las autoridades judiciales por privación de la libertad y perjuicio a la salud.

Algunas horas más tarde, la adolescente logró establecer contacto con la madre vía telefónica asegurándole que ella se quedó en el convento por decisión propia y que está totalmente tranquila. Añadió que las hermanas respetarán su opinión si es que decide salir del claustro religioso.

Las directivas del convento no se pronunciaron sobre este tema.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook


Contador de más vistas
Certifica.com