• Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

Debate sobre transgénicos debe darse sin agresiones personales

18:56 | Así declaró el ministro Antonio Brack durante una conferencia sobre biotecnología y cultivos transgénicos

El Ministro del Ambiente, Antonio Brack, tuvo un encuentro en un foro público con Alexander Grobman, asesor del Ministerio de Agricultura, quien hace unas semanas atrás calificara su posición en relación a los transgénicos como una "estupidez". Sin embargo, Brack no dudo en extenderle la mano a Grobman para un saludo cordial a su llegada a la mesa de los expositores, durante la Conferencia Internacional de la Biotecnología Moderna y los Cultivos Transgénicos, organizado por el Instituto de Genética y Biotecnología.

Ambos funcionarios no cruzaron palabra, pues Brack llegó para realizar su exposición y retirarse porque tenía que estar presente al medio día en el Consejo de Ministros. Sin embargo durante su ponencia sobre el tema no dudó en demandar al auditorio tolerancia a la hora del debate. "Aquí no se trata de atacar a personas. Aquí se tiene que discutir el tema para llegar a decisiones conscientes a futuro sin comprometer nuestro bagaje", dijo. Luego demandó que no debemos entrar al plano de denigrar a la otra persona por tener una idea distinta a la nuestra.

Cuando aún se está a la espera que el Ministerio de Agricultura prepublique el reglamento de su sector sobre los transgénicos, Brack dijo que su sector dará sus puntos de vista sobre el mismo.

Afirmó que en este tema de los transgénicos "no se trata de tomar decisiones rápidas, porque no podemos comprometer el bagaje genético que hemos recibido del pasado".

"Los transgénicos no están prohibidos sino regulados, bajo algunas normas internas y convenciones internacionales", apuntó. Invitó a la sociedad civil a participar activamente del debate en la decisión sobre la política en el campo de la biotecnología moderna.

El gran desafío es cómo hacer un desarrollo en base a nuestros recursos genéticos y entrar a la biotecnología, dijo. "Hay que tener cuidado con ese ámbar traicionero que dice que traigan esos recursos de afuera (transgénicos), paguemos y generemos una nueva dependencia económica. Eso es solo una cuestión comercial y punto", apuntó.

El desafío, sostuvo, es darle valor comercial a nuestros recursos genéticos. Esto, explicó, pasa por un real entendimiento del tema al interior del Consejo de Ministros, lo cual no resulta fácil porque no es un tema que sea familiar para los políticos.

"Yo estoy solo", apuntó tras indicar que la población tiene que empujar este tema en la agenda política del Gobierno.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook


Contador de más vistas
Certifica.com