• Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

El vóley brasileño venció a Italia y pasó a la final

9:38 | La selección carioca derrotó por 3-1 al equipo europeo y disputará la final contra Estados Unidos para revalidar el oro obtenido en el vóleibol masculino de Atenas 2004

Beijing (EFE).- Brasil intentará revalidar la medalla de oro conseguida en los Juegos de Atenas 2004 en la final que disputará el próximo domingo contra Estados Unidos, tras vencer por 1-3 a una selección de Italia que nunca se dio por vencida.

Brasil estuvo irreconocible en el inicio del partido, desconcertado, plagado de errores y poco aplicado en defensa. Justo lo contrario de las cualidades que lleva demostrando en los últimos años. Italia, con un buen bloqueo y algún que otro saque, aprovechó la coyuntura para poner tierra de por medio en el marcador, 10-3.

Los sudamericanos comenzaron a reaccionar cuando Italia ya había metido la directa y, aunque lo intentaron, nunca tuvieron opciones de victoria en la primera manga.

La estrategia de Andrea Anastasi, entrenador de los italianos, fue buena y los bloqueos los levantó su equipo en el sitio justo, además de martirizar a los campeones de mundo con los saques y los fuertes ataques.

El ex seleccionador español nunca deja cabos sueltos y el trabajo de espionaje y de estudio del juego de los brasileños dio sus frutos con el 25-19 y el 1-0 para Italia.

La reacción de Brasil no se hizo esperar y saltó al segundo set con las pilas puestas y con la consigna de que el rival no se adelantara en el marcador en los primeros puntos, sino al contrario. El 4-8 con el que se llegó al primer tiempo muerto fue la constatación de que estaban haciendo los deberes.

Los defectos se trocaron virtudes y los campeones olímpicos en Atenas'04 volvieron a ser los de siempre, con una defensa a ultranza y con un ataque demoledor. Italia aunque mantuvo un buen tono, no le dio para seguir dominando el partido

Con el equilibrio restablecido en el marcador (1-1) y los ataques brasileños predecibles y lógicos dominados por el bloqueo transalpino, casi todo quedó, en el ataque suramericano, a expensas de la imaginación. Pero si hay algo que les sobra a los brasileiros es calidad y capacidad de sorpresa.

Italia, que practicaba un gran voleibol, no conseguía más que no descolgarse en el marcador y eso ante Brasil no basta, sobre todo cuando los suramericanos se acercan al final de cada periodo. Por si fueran pocas desgracias, Mastrangelo se torció un tobillo y tuvo que abandonar la pista en brazos de sus compañeros.

El 21-25 que sentenció el 1-2 para Brasil hizo justicia al juego de ambos equipos.

La primera ventaja que consiguió Brasil en el que sería set definitivo llegó gracias al hasta entonces poco operativo bloqueo. Tres puntos llegaron en esta circunstancia para poner un 4-6 en el luminoso, que después se amplió a 4-8.

Brasil comenzó a atisbar la final y con el marcador en franquicia sacó a relucir otra de sus cualidades: saber gestionar la ventaja adquirida. Italia lo intentó hasta el final, pero no pudo. Su consuelo será luchar por la medalla de bronce.

Brasil, por su parte, se medirá a Estados Unidos en la final del domingo, la misma final que mañana disputarán ambos equipos en la categoría femenina.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook


Contador de más vistas