• Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

No invertir en la lucha contra la desnutrición infantil cuesta al Perú 3% de su PBI anual

15:51 | El grupo de edad más afectado por el problema es el constituido por niños y niñas de 12 a 23 meses de vida, según el informe 'El Costo del Hambre'

No invertir en la erradicación de la desnutrición infantil le cuesta al Estado el equivalente al 3% de su Producto Bruto Interno (PBI). Así lo revela el informe "El Costo del Hambre", elaborado por la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (CEPAL) y el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PMA).

Hasta el año 2005, la desnutrición infantil que padeció la población que hoy se encuentra en edad laboral generó un costo de 7 mil 882 millones de soles al Estado peruano, costo calculado en campos como la salud, la educación y la productividad. Por si fuera poco, todo ello le costará en el año 2069 un aproximado de 139 millones de soles.

Dicho informe demuestra que la desnutrición infantil trae graves consecuencias económicas para el país, debido a que disminuye el potencial de niños y niñas de cara al futuro, pues limita su desarrollo físico y mental.

Indica que las zonas más vulnerables son las áreas rurales, donde la desnutrición global (por  debajo del peso) es de 12.4 frente al 3.1 de las urbanas. En cuanto a la crónica (por debajo de la talla) las cifras para dichas áreas son de 39 y 10.1.

Asimismo, el grupo de edad más afectado es el constituido por niños y niñas de 12 a 23 meses de vida, con una tasa de desnutrición global del 10,7%.

Si bien en los últimos 30 años, las tasas de desnutrición global en el Perú han tenido un descenso sostenido, el país incrementó el gasto público social en 3,7 puntos del PBI (0,8 puntos en educación y 0,7 en salud) entre los años 1995 y 2000.

El estudio estima que el costo de la desnutrición en el país se distribuye en un 76% en la productividad (45% en menor escolaridad y 31% en mortalidad), un 23% en salud (morbilidad) y un 1% en educación (repitencia).

Cabe señalar que los mayores fracasos escolares asociados a la desnutrición, habrían significado 30.590 repitencias extras en el 2005 entre quienes fueron afectados por desnutrición preescolar, generando un costo de US$10,2 millones (0,43% del costo total), equivalentes a 0,42% del gasto público en educación.

Para disminuir los costos que genera el problema, el informe sostiene que se requiere la aplicación de políticas y programas sociales sostenidos a largo plazo. Asimismo, estima que el Perú ahorraría 735 millones de dólares si consigue erradicar por completo el problema.

La Ministra de la Mujer, Susana Pinilla, aseguró que el Gobierno se encuentra comprometido en combatir la desnutrición y el hambre y que, prueba de ello, es la reducción de los índices de pobreza logrados (-5.2 puntos en el 2007) y que el 63% presupuesto asignado a su sector  para el 2009 se dedicará a programas nutricionales.

Según el informe de CEPAL y PMA, el Perú es uno de los países con más altas prevalencias de desnutrición crónica en toda Sudamérica, después de Bolivia y Ecuador, con un déficit de talla que llega a casi un cuarto del total de niños y niñas menores de cinco años (24,2%).

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook


Contador de más vistas
Certifica.com