• Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

El valle de Azpitia: Delicias del señor camarón

12:42 | En Cañete se encuentra este lugar en donde el sol nunca se oculta y los camarones son los principales embajadores

Por Jack Lo Lau

El sol en Azpitia sale todo el año. Durante el verano, este es impresionante y durante el invierno es la perfecta compañía para escapar del percudido cielo limeño. Y está a solo poco más de una hora de Lima. A la altura del kilómetro 80 de la Panamericana Sur (frente a la playa León Dormido) se ubica la entrada de Santa Cruz de Flores, la puerta hacia lo que serán horas de tranquilidad, mucho sol y harto camarón (del bueno).

Rumbo al sur
Llegar es fácil. Pero antes de hacerlo puede detenerse un poco para conocer el pueblo de Chilca (kilómetro 64 de la Panamericana Sur), en donde algunas personas aprovechan para darse un chapuzón en lagunas naturales a las que le han otorgado, criollamente, propiedades curativas (sanar de los bronquios o la piel o, en el caso de las mujeres, tener mellizos).

En Azpitia no hay muchos servicios, tan solo un par de bodegas en las que se puede adquirir algún chocolate o agua para disminuir el calor que ya se empieza a sentir.

Una vez que llegue a León Dormido diríjase al lado izquierdo de la carretera y entre por el desvío de San Antonio. Acá verá claramente la entrada y a una media hora de camino afirmado llegará a Azpitia. Un valle sencillo pero atractivo que lo encandilará con su tranquilidad. Lo conocen como el Balcón del Cielo, porque tiene una especie de mirador con una visión privilegiada del valle desde casi cualquier punto. Esta parte de Lima, que pertenece al distrito cañetano de Santa Cruz de Flores, a 120 metros sobre el nivel del mar, es admirada por sus camarones. Si llegó hasta aquí tiene que comerlos.

En este rincón limeño encontrará variedad de árboles frutales como vid, manzanos, lúcumos y pacaes en medio de los cuales podrá caminar plácidamente y respirar aire puro. El clima es seco y el sol es muy duro, pero si está con ganas de moverse un poco (en especial, después de disfrutar los camarones) puede salir a pasear por el río Mala o por las partes altas de Azpitia, que tienen una linda vista del valle. También, para hacerlo más entretenido, puede llevar sus bicicletas. Los caminos no son complicados, ni para los autos, ni para las bicicletas, ni mucho menos para ir caminando. Así que después o antes de comer, aproveche para conocer la zona.

Este poblado del sur chico es reconocido por sus piscos. A lo largo del camino se topará con algunas casas en donde lo producen artesanalmente. Sin embargo, la bodega más importante y reconocida es el Sarcay. Aquí le mostrarán cómo se elabora nuestro licor de bandera. Después podrá degustar todas sus variedades y comprar la que le guste. Lo más recomendable es visitarlo después de haber almorzado, para que el pisco lo ayude a mejorar la digestión. No habrá pierde.

En estos días del Apec, en donde Lima estará algo más que congestionada, Azpitia es una buena opción como para pasar el día.

Recomendaciones: Lleve bloqueador solar (indispensable) y repelente. No se olvide del agua. Si le gusta la bicicleta, llévela. Los lentes de sol y una gorra son ideales.
Para comer: Tiene el muy concurrido Balcón del Cielo (www.balcondelcielo.com.pe) y el Mirador 413*5964
Más información: Andex 99390-3653

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook


Contador de más vistas
Certifica.com