• Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

Cristina es odiada por la prensa argentina

17:50 | La presidenta de Argentina evita el contacto con la prensa y solo escribe columnas de opinión en diarios de provincias para defender sus políticas de gobierno

Buenos Aires, (EFE).- En menos de cuatro meses, la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, ha pasado de evitar el contacto con los periodistas a convertirse en columnista política, lo que ha supuesto un nuevo capítulo de su enemistad con la prensa, con la que intercambia duras críticas.

Fernández lleva firmadas seis columnas de opinión en otros tantos diarios de provincias para defender sus políticas y destacar los logros y planes de su gobierno, con lo que ha irritado a grandes medios de comunicación del país.

Mientras unos se preguntan quién escribe las columnas de la mandataria, otros se quejan de demoras en contestar peticiones de publicación de sus opiniones e incluso la acusan de haber contratado un "entrevistador oficial" para que haga preguntas favorables al interés y propaganda del Gobierno.

Desde la semana pasada, también se critica a Fernández el haber recurrido a videoconferencias para estar presente en varias inauguraciones y anuncios oficiales, sobre todo en municipios del populoso conurbano de la capital argentina.

Dice la prensa argentina que además de ahorrarse el trajín de viajar de un lado para el otro, la presidenta evita el riesgo de ser acorralada por alguna protesta popular, que sin embargo hasta ahora han protagonizado las capas medias y altas de la población.

Los periodistas independientes deploran las diatribas que intercambia Fernández con la prensa y también se lamentan de que algunos medios se han excedido con comentarios ofensivos a la presidenta.

"Argentina no termina en la (autopista) general Paz. Este es un lugar común. Sin embargo, durante años grandes zonas del conurbano bonaerense fueron tan olvidadas y postergadas como las regiones más remotas de nuestro país", remarcó Fernández en una columna publicada el viernes en el "Diario de Morón", que se edita en la ciudad que lleva ese nombre vecina a Buenos Aires.

"Cuando se construyen calles, viviendas, hospitales, escuelas, entonces, se le encuentra sentido a la actividad política", subrayó.

La jefa del Estado rechazó que "algunos, por el contrario, creen que se trata de hablar siempre mal del otro, o de presagiar hechos terribles" y se quejó de que "para ellos, siempre todo anda mal".

A comienzos de agosto pasado, Fernández rompió la tradición de evitar a la prensa que mantenía como su esposo y antecesor, Néstor Kirchner (2003-2007), al ofrecer una conferencia en la que durante una hora y 45 minutos respondió a 25 preguntas de periodistas locales y extranjeros.

La "primera conferencia de prensa K", como la llamaron los medios en alusión al matrimonio Kirchner, se llevó a cabo poco después de que el vicepresidente de la Nación, Julio Cobos, asestara un duro golpe al Gobierno al inclinar con su voto en el Senado la balanza en contra de un sistema de impuestos a las exportaciones agrícolas que había desatado un duro y largo conflicto con el sector agropecuario.

La mandataria, que ha demostrado ser buena oradora y polemista, capeó las preguntas más ácidas con una sonrisa casi inmutable y sin profundizar en asuntos escabrosos.

El diario "Clarín", el más vendido en este país y uno de los habituales blancos de las embestidas del matrimonio Kirchner, se ha limitado a recoger las partes más jugosas de las columnas de la mandataria sin polemizar por el cambio de la política mediática oficial.

"Cristina ya no critica a los periodistas; les hace la competencia", aseguró en cambio "La Nación", el otro diario de gran influencia en el país, en referencia a que la presidenta ha optado por "una modalidad para comunicarse: publica columnas de opinión en periódicos de los lugares que visita".

La revista "Noticias" sostuvo este sábado que el portavoz presidencial, Miguel Nuñez, es "la pluma fantasmal a la que recurre Cristina para autoelogiar su gestión en los medios".

El diario "Crítica", que en su momento ha opinado que Fernández "es la presidenta de las pequeñas cosas" porque "busca instalar una campaña permanente en las pantallas de la TV", denunció este viernes que ella "ya tiene a su entrevistador preferido".

Aseguró que tal "periodista K" trabaja en el Canal 7 de la televisión estatal y es oriundo de Santa Cruz, la provincia que Kirchner gobernó antes de acceder a la jefatura del Estado, en 2003.

A Nuñez, que esquiva a los periodistas con la misma agilidad que el matrimonio Kirchner y según "Noticias" "se jacta" de que muchos medios quieren a Fernández como columnista, se le atribuye el haber diseñado esta nueva política mediática, que incluye el reparto de discos compactos a las radios con declaraciones de la presidenta. 

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook


Contador de más vistas
Certifica.com