• Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

La batalla de Chávez por acaparar el poder

18:43 | Chávez ha caracterizado esta campaña con insultos sin disimulo en contra de la oposición. Las elecciones locales y regionales serán el 23 de noviembre 

De Hugo Chávez se han dicho muchas cosas. Que es una bravucón, un izquierdista sin remedio, pero sobre todo se ha repetido que es un hombre con mucho talento de orador y que posee una de las lenguas más afiladas del continente. El pasado 8 de noviembre en Valencia, el presidente venezolano afirmó: "Si permiten que la oligarquía [...] regrese a la Gobernación, a lo mejor voy a terminar sacando los tanques de la Brigada Blindada para defender al Gobierno revolucionario y para defender al pueblo".

Ese no era un comentario disimulado, sino una amenaza de granada, casi palpable. Carabobo no es una ciudad común, al contrario, es la ciudad más industrializada del país porque es sede de las fábricas, General Motors, Ford y Chrysler. El punto llamativo de Carabobo-por lo menos, para Chávez- es la presencia de una familia conocida en la ciudad y a la que pertenece el gobernador por la oposición, Henrique Fernando Salas Feo, alias el Pollo. En su documento de vida figura su cargo de antiguo gobernador y su árbol generalógico está lleno de gobernadores.

Chávez, por supuesto, lo ha elegido como el blanco de sus quejas. En el mitin de Valencia, Chávez aprovechó la situación para llamar al famoso opositor de Carabobo: "Pollo oligarca" y "polluelo pitiyanqui". Ironizando sobre el apodo de su acérrimo rival, Chávez afirmó que para el 23 de noviembre desearía que le entreguen "pollo frito, pollo quemao".

Por su lado, el Pollo Salas solo se ha reído y ha señalado que tiene cinco teléfonos ante él para hacer más difícil la intervención de los servicios secretos del Estado, según sus propias palabras. Salas recibe los resultados de las encuestas de la manera más confidencial. Una alegría secreta es la que experimenta porque si los sondeos no se equivocan el Pollo Salas, se convertirá muy pronto en la piedrita que no podrá sacar Chávez de su zapato izquierdo. Según los resultados proyectados, de las 22 gobernaciones que están disputa, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) perdería al menos cinco. Además de Zulia y Nueva Esparta que están en manos de la oposición.

El Pollo Salas le ha respondido así al hombre que se pasa los días virtiendo comentarios sobre él: "Porque mucha gente que me votó a mí en anteriores elecciones le votó a él en las presidenciales, así que si arremeto contra Chávez estoy atacando a parte de mi electorado. Yo me limito a atacar a su candidato".

Chávez no ha tenido buenas noticias en los últimos años. Algunos integrantes de sus huestes han decidido dar un paso al costado. El año pasado, el chavista Ismael García, líder del partido Podemos no quiso integrar su organización dentro del Partido Socialista Unido de Venezuela, junto a él se salieron los gobernadores de Sucre y Aragua.

En la tierra natal del presidente, Barinas, también se disputan la gobernación antiguos chavistas frente al hermano de Chavéz, Adan. Con su mismo estilo de campaña, Chávez ha multipiclado sus insultos llamando traidor y cobarde a Julio César Reyes, candidato de la oposición. Y si de insultos se trata, Chávez tiene muchos, al general Acosta le dirigió: "vete al basurero por traidor" y al gobernador opositor de Zulia, Manuel Rosales le dijo: "ladrón" y "corrupto confeso".

En su ambición por mantener todo el poder, el presidente habla por todos aquellos que participan en nombre de su partido y los insultos los reparte de acuerdo a su relación con el candidato de la oposición. Pero, ¿Cuál será el resultado de su anticampaña?

(Con información tomada de Elpaís.com) 

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook


Contador de más vistas
Certifica.com