• Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

El público argentino quedó en el centro de la polémica por su conducta en la Copa Davis

17:46 | El equipo español mostró su "decepción" por el trato de los fanáticos argentinos en el partido en el que la pareja López-Verdasco derrotó a la dupla Nalbandian-Calleri

Mar del Plata (DPA) - La conducta del público argentino en la segunda jornada de la final de la Copa Davis entre Argentina y España quedó en el centro de la polémica, tras ser defendido por el equipo local pese a las quejas de los visitantes.

El equipo español mostró hoy su "decepción" por el trato que recibió de los fanáticos argentinos durante el partido de dobles en el que Feliciano López y Fernando Verdasco vencieron a David Nalbandian y Agustín Calleri en cuatro sets.

Fernando Verdasco, destinatario de los insultos de buena parte de la grada, dijo que el ambiente hostil contra él lo terminó motivando.

"El público se ha puesto a lo mejor en contra mío, pero yo no en contra de ellos. Lo que han hecho ha sido motivarme más, darme más ganas de victoria. Hoy les ha salido en contra, jugué mejor cuando me gritaban e insultaban que cuando no me decían nada".

Verdasco fue objeto de los cánticos de los fanáticos argentinos, quienes le gritaron cada vez que fue al saque "Verdasco tiene miedo", entre otras cosas.

Sin embargo, el equipo argentino desestimó las críticas. "Esto es Copa Davis, es lógico que el público va a estar cantando, alentando, es normal", declaró Calleri tras el partido.

"Por ahí se le puede pasar un poco la mano. Dentro de todo hubo respeto para mí, yo en ningún momento vi que lo molestaran, que lo insultaran a Verdasco", señaló.

El capitán argentino, Alberto Mancini, intentó por su parte bajar el tono a la polémica. "Creo que en momentos cruciales del partido el público obviamente se pone más caliente, más fervoroso, y eso puede molestar, y es difícil de manejar, pero pasa en todos lados del mundo".

"Los que vamos a jugar de visitantes y los que vienen saben que va a ser así, no es nada distinto que en cualquier otro lugar", consideró.

El viernes, el público se mostró fervoroso pero respetó los momentos de juego, sin insultar a los rivales. La situación se complicó hoy con los cánticos en contra de Verdasco y los españoles.

En dos oportunidades los organizadores alertaron por micrófono a las más de 9.700 personas reunidas en el estadio "Islas Malvinas" que si continuaban las interferencias se podría advertir al equipo y tras una sucesión de advertencias se le podría quitar puntos.

 

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook


Contador de más vistas