• Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook
APEC 2008

Lo que deja el primer día de la Cumbre de APEC

21:02 | El primer día de esta reunión dejó la sensación de una sesión de continuidad de la última cumbre del G-20, con países comprometidos a no levantar barreras proteccionistas en un año

Lima, (EFE).- El primer día de cumbre de los países de la región Asia-Pacífico (APEC) pareció una jornada de continuidad de la última cumbre del G-20, con países comprometidos a no levantar barreras proteccionistas en un año y con un nuevo acercamiento entre EE.UU. y Rusia ante el conflicto iraní.

Reunidos durante varias horas en el fortín conocido como el "Pentagonito", sede del cuartel general del ejército, los 21 presidentes o primeros ministros del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico repitieron, como era de esperar, las recetas decididas en la reciente cumbre de Washington por el grupo G-20.

La idea central, que ya se ha impuesto sin discusión en los debates en estos días previos a la cumbre, fue que poner obstáculos al libre comercio no haría sino agravar la situación de la economía mundial.

Para dejar bien clara esta voluntad anti-proteccionista, los 21 países de APEC se comprometieron a no "levantar barreras a la inversión o al comercio de bienes y servicios, imponiendo nuevas restricciones a la exportación" en los próximos 12 meses.

Esta idea aparece en un documento articulado como un canto a la economía liberalizada, un documento que el gobierno peruano ha querido separar de la declaración oficial de la cumbre, que tratará sobre doce asuntos.

Para los 21 miembros de APEC, la solución al torbellino financiero y económico no está en el proteccionismo, sino en mantener los principios del libre mercado que han inspirado a esta organización desde su creación en 1989, señala la declaración.

En su declaración los gobernantes apoyan también los esfuerzos de las instituciones financieras y los bancos privados "para asegurar que esté disponible la financiación adecuada para los negocios, incluidas la pequeñas y medianas empresas, y mantener el flujo de comercio e inversión en la región", dijo la declaración.

Los gobernantes hicieron también alusión casi de pasada a otros "importantes desafíos que tiene la región", como el cambio climático, la seguridad energética, un desarrollo limpio y la lucha contra el hambre, la pobreza, la enfermedad y el terrorismo", temas que han estado ausentes del debate en los pasados días.

Una de las personalidades que más ha brillado en esta jornada ha sido el presidente colombiano Álvaro Uribe, único jefe de estado no miembro de APEC invitado a la cumbre de Lima y que se lleva nada menos que el apoyo de EE.UU., China, Japón y Rusia para incorporar a Colombia al APEC en 2010, además de un TLC con Canadá y un acuerdo de promoción de inversiones con China.

Si bien el APEC tiene un color marcadamente apolítico, la convergencia en Lima de tantos gobernantes de grandes potencias ha propiciado un inevitable tratamiento de cuestiones netamente políticas, ya sea el programa nuclear coreano o la crisis en el estado caucásico de Georgia.

Así, una reunión a tres bandas en Lima entre los gobernantes de EE.UU., Japón y Corea del Sur cristalizó en el anuncio para el próximo mes de nuevas conversaciones internacionales para la desnuclearización de Corea del Norte, protagonizadas por los cuatro países mencionados más Rusia y China, que se celebrarán en este último país.

El presidente ruso Dmitri Medvédev, que ha llegado a esta cumbre con un perfil muy bajo (no va a ofrecer ningún discurso ni trae propuestas económicas) sí aprovechó para reunirse con George W.Bush y con el primer ministro japonés, Taro Aso.

Un portavoz de la Casa Blanca reconoció que las diferencias de ambos sobre Georgia, "continúan", pero lo nuevo fue que resaltaron la necesidad de cooperar en asuntos como Irán, para evitar que el país desarrolle un programa de armamento nuclear, un asunto donde ambos países han mantenido en el pasado hondas diferencias.

Los dos presidentes, asimismo, trataron sobre la necesidad de continuar su cooperación para evitar que Irán desarrolle un programa de armamento nuclear y que esa cooperación siga con el Gobierno del próximo presidente de EE.UU., Barack Obama, que tomará posesión de su cargo el próximo 20 de enero.

En la reunión de Medvédev con Aso planeaba la incertidumbre de si saldría a relucir el conflicto de las Islas Kuriles, si bien este asunto parece preocupar poco en Rusia y más en Japón, al fin y al cabo país que reivindica esas islas ocupadas por Rusia.

La presencia en Lima de tantos dirigentes mundiales generó unas inédita necesidades de seguridad que pasaron no solo por la movilización de 39.000 agentes de policía, sino que hoy entraron en liza incluso una fragata de la Armada peruana y un portaaviones estadounidense con aviones F16.

Los distritos cercanos a los hoteles de las delegaciones y al "Pentagonito" han sido virtualmente tomados por las fuerzas de seguridad peruanas, que han cerrado calles al tránsito rodado y peatonal y han apostado a policías en puentes y edificios públicos.

Una simbólica manifestación de apenas 200 personas en las cercanías de la embajada de EE.UU., convocada contra la presencia de Bush y la misma cumbre de APEC, mereció la estricta vigilancia de un número superior de policías, varios a caballo, y dos tanquetas antidisturbios, pese a que en ningún momento degeneró en disturbios ni violencia.

Y eso que el día había empezado con un seísmo, uno de los leves a los que está acostumbrada Lima: un temblor de 3,8 grados en la escala Richter que pareció querer recordar a los gobernantes las turbulencias del mercado financiero sobre las que iban a tratar en su cumbre anual.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook


Contador de más vistas
Certifica.com