• Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

San Juan de Dios gastó sus fondos de reserva

8:27 | Voceros dicen que mayor parte se iba en planillas. Trabajadores denuncian mala gestión

Los 103 trabajadores, entre personal médico y administrativo, que fueron cesados de sus cargos permanecen en los exteriores del Hogar-Clínica San Juan de Dios, portando sombrillas y pancartas, a la espera de que los directivos den marcha atrás en su decisión de despedirlos sin pagarles una indemnización.

El abogado de la Hermandad de San Juan de Dios, José Echeandía, insiste en que no hubo despido, pues, en estricto, el procedimiento elegido para separarlos de sus cargos fue el cese colectivo, previsto en una norma de 1997 y que permite no pagar indemnizaciones siempre que el mecanismo sea reconocido por el Ministerio de Trabajo.

INGRESOS Y DISTRIBUCIÓN
¿Pero por qué se tuvo que llegar a este tipo de medida? Según la Ley de Presupuesto, el sector Salud subvenciona anualmente al hogar-clínica, en su sede Lima, con S/.500 mil. El resto de ingresos es por atenciones médicas, donaciones de entidades privadas, así como por la venta de productos, rifas y la Teletón (que no se realiza desde el 2006).

Ángel Tarazona, secretario de defensa de los cesados, estima que solo por atención en el área de rehabilitación se generaban S/.7 mil en ingresos diarios. Si bien esta entidad fue concebida para atender casos de polio, desde el 2000 los servicios se extendieron a parálisis cerebral, pie plano, cirugías reconstructivas, traumatología y hasta y males respiratorios.

No obstante, solo el 30% de camas está ocupado. "La nueva directiva generó esto, pues bajo el pretexto de que no había personal, a los pacientes les cambiaban las citas e impedían su internamiento. Hubo mala gestión", dice Rosario Gonzales, cesada.

Pero, según documentos de la propia institución, el 2004 el hogar-clínica tenía S/.4,3 millones en depósitos a plazo. Este dinero fue retirado de a pocos para cubrir, entre otros, el pago de remuneraciones hasta que el 30 de junio de este año la reserva se agotó.

Echeandía dice que el personal que fue retirado (50% del total) sobraba. "Es una situación que se arrastró desde años atrás, y no quisiera decir que estuvo apañada por los administradores anteriores, pero no puede ser que el 54% de las donaciones y el 60% de lo recaudado por atenciones se destine a planillas. El 82% de las intervenciones las realizaban solo 7 de los 27 médicos", dijo.

El hogar-clínica está en reestructuración y, según Echeandía, entre sus planes inmediatos figura solicitar el apoyo de más entidades privadas, así como reimpulsar las atenciones y cirugías para recaudar fondos. Dice Echeandía que el ministro de Salud, Óscar Ugarte, lo ha convocado a una reunión para la próxima semana a fin de determinar cómo ayudarlos. El proyecto es convertir a San Juan de Dios en una fundación.

PRECISIONES
Los trabajadores cesados no aceptan que la institución tenga problemas económicos, dicen que es un ardid para obtener donaciones y que la nueva administración ha construido más oficinas, instalado cámaras de seguridad y no escatima en gastos.
Según comprobamos, la atención a pacientes estuvo un tanto restringida hasta el día miércoles. Ayer se normalizó.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook


Contador de más vistas
Certifica.com