• Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

Burdo montaje del hallazgo de un cañón colonial

8:33 | Arma, retirada el miércoles por obreros, se volvió a enterrar para ser 'descubierto' en una ceremonia ante la prensa

Por Roxabel Ramón

Los obreros que este miércoles a las 2 p.m. excavaban las bases del futuro corredor Metropolitano encontraron, a 92 cm del suelo, en el cruce de la avenida Emancipación y el jirón Camaná, un cañón colonial de 2,8 metros de largo y casi dos toneladas de peso. Ayer el Instituto Pro Transporte, que depende de la Municipalidad de Lima, confirmó el hallazgo y procedió a retirar la antigua arma con mucho cuidado en presencia del Instituto Nacional de Cultura (INC) y de la prensa.

Sin embargo, ese desentierro fue puro teatro. El jueves la contratista Conalvías se llevó del lugar la pieza histórica sin avisar a las autoridades.

Ese día los obreros subieron con dificultad el cañón a un cargador frontal, que se marchó a toda prisa por la avenida Emancipación. Los transeúntes, que reconocieron la pieza de artillería, gritaban: "¡Se la están llevando a la Cachina!". Uno de ellos grabó la escena con su celular.

Según Walter Paredes, gerente de Proyectos e Infraestructura de Pro Transporte, él se enteró del hallazgo recién a las 7 p.m. del jueves. "En ese momento ordené que no desenterraran nada ni removieran el área, pero ya era demasiado tarde", dijo. Paredes acusó a César Vásquez, el ingeniero a cargo, de haber llevado el cañón a un almacén cercano.

"No podíamos dejarlo allí porque la gente podía robárselo", se contradijo el funcionario. Agregó que la contratista lo trasladó a las 6 p.m. Sin embargo, la grabación (ver nuestra web) fue hecha a las 2:30 p.m. Vecinos comentaron que el cañón se volvió a enterrar ayer en la madrugada.

Horas después, por la mañana, Moyra Novoa, arqueóloga del INC, autorizó el traslado del cañón al Parque de la Muralla, tras corroborar que este no fue encontrado en su contexto histórico original. Ella observó, entre otras cosas, que había una botella de plástico al lado. Ni Pro Transporte ni Carmen Gabe, responsable del monitoreo arqueológico en el tramo central del Metropolitano, le informaron del traslado irregular del día anterior.

Según Gabe, el cañón habría sido enterrado en el zaguán de la casona que antes se levantaba en el lugar del hallazgo. El arma data de los siglos XVII o XVIII y era similar a la hallada en la casa Riva Agüero el año pasado.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook


Contador de más vistas
Certifica.com