• Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

Estimulan creatividad con robótica en Barrios Altos

8:55 | Para sus robots, los jóvenes usan piezas simples y material reciclado de varios artefactos. Alumnos aplican con ingenio nociones de mecánica, física, cálculo y electrónica

Por Bruno Ortiz Bisso

Anthony tiene 13 años y siempre le gustaron los robots, pero ni en sus más emocionantes sueños se imaginó ser capaz de construir uno. Él ya tiene nociones de electrónica, mecánica, física; sabe para qué sirven y maneja resistencias, diodos, circuitos, transistores e integrados. Sin embargo, cuando les cuenta a sus amigos del barrio que él puede construir robots, ellos no les creen. Pero es verdad.

Es uno de los 30 alumnos del curso de robótica educativa, de entre 12 y 16 años, que se dicta todas las tardes en el Centro Educativo Ocupacional (CEO) María Auxiliadora que dirigen las religiosas salesianas en Barrios Altos. Un curso que le está abriendo muchas expectativas en la comunidad y que tuvo su punto de partida en una decisión tomada debido a una necesidad.

PRIMER PASO
El CEO dicta varios cursos y uno de ellos es el de computación; sin embargo, no lo tenían debidamente implementado. Ante esa necesidad, se presentaron en marzo de este año al concurso Mentes Brillantes organizado por la Fundación Telefónica. Su proyecto se tituló Robótica Educativa para el Desarrollo de las Aptitudes Científicas en los Alumnos de Barrios Altos. Sin proponérselo ganaron el primer lugar. Ese fue el primer logro. Ahora, además de tener mejores herramientas para las clases de computación, han estrenado un curso que ha llamado la atención de los más jóvenes y que les permitirá tener conocimientos adicionales al de otros compañeros.

"El objetivo de este curso es despertar y desarrollar la creatividad y la innovación, haciendo tecnología con los alumnos. Esto, además, nos ayuda a incentivar sus capacidades fundamentales como el pensamiento crítico y creativo, la resolución de problemas y la toma de decisiones", destaca el profesor Fernando Escudero.

La aceptación entre los alumnos es muy grande y todos están comprometidos con el curso, pese a que se dan lecciones que en otro contexto podrían desanimarlos. "Empezamos con mecánica, física, algunos cálculos matemáticos. También vemos temas de electricidad y electrónica", refiere Escudero.

El profesor indica que los conocimientos que reciben en este curso deja a los chicos con preparación para insertarse en el mercado laboral. "Salen con conocimientos en computación y electrónica. Pueden tranquilamente desempeñarse como asistentes de un profesional", dice.

Considera que la principal característica de este proyecto es que la creación de los robots es integral. "No usamos ladrillos programables que solo se pueden usar en un lugar. Mientras nuestros proyectos van avanzando aparecen nuevas necesidades y las vamos tratando de solucionar. Usamos materiales indispensables pero de uso común para este tipo de trabajos como resistencias, diodos y otros, pero también material reciclado como teléfonos en desuso, impresoras usadas, etc.", detalla.

Y es que los retos que se les presentan a los alumnos día a día --principalmente para conseguir las piezas faltantes-- les despiertan la creatividad y ellos mismos proponen nuevas maneras de desarrollar la construcción y otras alternativas de materiales.

NECESIDADES Y METAS
Han recibido apoyo de algunas instituciones como Fundación Telefónica y la Organización Internacional de Mujeres en Negocios (OWIT) con talleres de empoderamiento para los alumnos. Sin embargo, la necesidad más urgente es contar con más paquetes de herramientas para brindar mayor comodidad a los alumnos durante el trabajo.

Uno de los principales objetivos trazados por el CEO es lograr la réplica de este proyecto en otras áreas, como en el curso de Educación para el Trabajo en el nivel secundario. "Estamos pensando en proponer a la Unidad de Gestión Educativa hacer la réplica de este curso en otras instituciones educativas y que un 30% de los alumnos que hoy están llevando el curso sean los encargados de asesorar los nuevos proyectos", comenta el profesor Escudero.

CLAVES
1. Ya han desarrollado un vehículo impulsado por una batería, dos robots barredores y uno con una cámara espía.
2. El profesor Escudero formó parte de la delegación peruana que participó en el Campus Party Iberoamérica en El Salvador. En esa reunión mostró el prototipo de robot espía que había creado con sus alumnos.
3. En esa cita, Escudero comprobó que la situación de la robótica educativa en nuestro país no es tan distinta a otras realidades. Asimismo, constató que la carencia de bibliografía sobre el tema también la sufren todos.

ZONA BLOGS
Vea un video con más información sobre este interesante taller en:
http://blogs.elcomercio.com.pe/vidayfuturo

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook


Contador de más vistas
Certifica.com