• Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

Última lucha de Bond fue en centro astronómico

10:23 | El Observatorio Paranal de Chile es uno de los lugares de investigación más importantes del mundo

Por Pedro Ortiz Bisso

La última aventura de James Bond, "Quantum of Solace", tiene su punto culminante en un hotel enclavado en un desierto interminable de una Bolivia de ficción. El lugar sí existe, pero no se encuentra en ruinas ni en la tierra de Evo Morales. Está ubicado en la provincia chilena de San Pedro de Atacama y pertenece a uno de los centros de investigación astronómica más importantes del mundo: el Observatorio Paranal.

El Comercio estuvo allí, invitado por Sony Pictures, para observar la filmación y, de paso, conocer este enclave científico que administra la Organización Europea para la Investigación Astronómica en el Hemisferio Austral (ESO, por sus siglas en inglés).

Dos horas en auto separan a este complejo de la ciudad de Antofagasta. Unidas por una tripa de asfalto sin baches, entre ambas solo hay una planicie agreste y seca, salpicada de cerros, en donde la naturaleza se torna hostil para cualquier forma de vida.

Para un observatorio astronómico lo importante es el cielo y 350 noches al año no hay nube que asome en el techo oscuro y estrellado de este perdido pedazo del mundo. En lo más alto de una montaña se yergue la joya de la instalación: el Very Large Telescope (VLT), considerado uno de los más avanzados del mundo.

Tiene cuatro unidades principales con espejos de 8,2 metros de diámetro, bautizadas con nombres mapuches: Antu (Sol), Kueyen ( Luna), Melipal (Cruz del Sur) y Yepun (Venus), además de cuatro telescopios auxiliares de 1,8 metros de diámetro.

Según ESO, por separado los telescopios tienen tal capacidad que pueden verse objetos "4.000 millones de veces más débiles que el límite que puede detectar el ojo humano". En conjunto, en grupos de dos o tres, pueden interactuar como un solo telescopio gigante.

El VLT ha permitido observar por primera vez el resplandor de un planeta fuera del sistema solar o utilizar su información para establecer la edad del universo, a través de la medición del isótopo radiactivo uranio 238 de una estrella. Durante la filmación el centro continuó operando.

Los productores quedaron maravillados con Paranal en cuanto lo conocieron. Para Marc Forster, director de la cinta, era el lugar ideal para la más reciente aventura de James Bond. Y es que, ¿dónde mejor podía sentirse una estrella que en un observatorio astronómico?

Casa de científicos
El hotel que Bond destroza a balazos es en realidad el alojamiento que usan los trabajadores a causa de los largos turnos que deben cumplir. Construido en forma de una 'L' subterránea hace seis años, a un costo de 12 millones de euros, tiene 108 habitaciones, biblioteca, piscina, sauna, un amplio restaurante y un bello jardín tropical situado bajo una cúpula de vidrio. Allí solo se hicieron algunas tomas. El hotel fue reconstruido en el estudio Pinewood, en Londres, para las escenas peligrosas.

ZONA BLOGS
Más información y una impresionante galería de fotos en:
http://blogs.elcomercio.com.pe/vidayfuturo

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook


Contador de más vistas
Certifica.com