• Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

La ejecución del plan anticrisis podría extenderse hasta el 2011 debido a la burocracia

7:40 | ÁDEX alerta que barreras harían que proyecto del Estado avance lentamente. Los empresarios piden estar en mesa ministerial que hará seguimiento de plan

Por Marienella Ortiz Ramírez

El plan anticrisis anunciado por el Gobierno el lunes último fue

recibido con optimismo por representantes de los principales gremios

empresariales. Sin embargo, coinciden en advertir que, para el éxito de

las medidas, el Gobierno debe trabajar duramente en disminuir las

trabas burocráticas del aparato estatal. Estos comentarios fueron

realizados por el empresariado durante la mesa redonda organizada por El Comercio sobre el tema. En la cita también estuvo una representante de la CGTP.

El encuentro fue moderado por el director del diario, Francisco Miró

Quesada Rada, así como por Hugo Guerra, editor central de Opinión, y el

editor de Economía y Negocios, Juan Zegarra.

El primer punto en común fue identificar como un acierto el

reconocimiento por parte del Gobierno de que la crisis global sí tendrá

efectos negativos, en menor o mayor grado, en la economía peruana.

RETO PENDIENTE
Para el presidente de la

Asociación de Exportadores del Perú (ÁDEX), José Luis Silva, resultará

un reto para el Gobierno ejecutar el 100% de los S/.10.000 millones

destinados al plan anticrisis. "La ejecución actual (del presupuesto

para inversión) llega al 30%, por ello creo que los S/.10.000 millones

se terminarán de usar totalmente recién el 2010 o 2011", sostuvo.

Esta idea fue respaldada por el presidente de la Cámara Peruana de

la Construcción (Capeco) y miembro de Confiep, Lelio Balarezo, quien

hizo hincapié en que aún no se publica el reglamento de la nueva Ley de

Contrataciones del Estado que, precisamente, enfrentaría uno de los

graves problemas para la inversión: las trabas burocráticas. Este

reglamento --señaló-- recortará los plazos para las grandes

inversiones, en especial para construir carreteras.

El presidente de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), Eduardo

Farah, resaltó que entre los empresarios peruanos la crisis ya está

presente. Del mismo modo, Silva comentó que gran parte de los

exportadores ya están sufriendo la retracción de los mercados de

destino de sus productos.

Por ello, Farah cuestionó la posición de los funcionarios del

Ministerio de Economía y Finanzas que hasta antes del discurso del

presidente no veían llegar aún la crisis al Perú ni admitían la

posibilidad de emitir un plan para enfrentarla. Para el representante

de ÁDEX no existe un "alineamiento" entre el presidente y los

funcionarios del MEF. "El presidente anuncia que habrá apoyo al sector

exportador, pero el MEF reduce el presupuesto a Prom-Perú, el principal

brazo para abrir mercados", afirmó.

VACÍOS EN EL PLAN
Durante el debate del

contenido del plan anticrisis, la presidenta de la Confederación

General de Trabajadores del Perú (CGTP), Carmela Sifuentes, criticó que

las políticas contra la crisis están destinadas básicamente a proteger

al sector empresarial. Precisó que entre los vacíos del discurso

presidencial está la clamorosa omisión de medidas para salvaguardar a

los trabajadores de una eventual ola de despidos. Para ella en época de

crisis los más afectados y vulnerables son los trabajadores.

Argumentó que en su gremio tenían cierta expectativa en que por fin

abogara por un trabajo digno y salarios justos, dos componentes que

ayudarían a dinamizar el mercado interno.

En ese sentido, criticó que el titular de Trabajo, Jorge Villasante,

dejara de lado uno de los planteamientos de la CGTP --ya acordado con

los empresarios-- sobre un incremento de 5% de la remuneración mínima

vital, que actualmente asciende a S/.550.

Al respecto, José Luis Silva consideró que otro tema pendiente es la

formalización del trabajo en el sector estatal, pues existe una gran

cantidad de personas con contratos temporales que carecen de beneficios

sociales.

Balarezo dijo que era correcto que el Gobierno haya considerado al

sector construcción como elemento clave para enfrentar la crisis,

debido a su efecto multiplicador. Precisó que por cada puesto de

trabajo en el sector construcción, se generan de forma indirecta cuatro

empleos.

Silva indicó que en las reuniones quincenales que tendrán los

ministros para evaluar el avance de la crisis, también deben ser

convocados los empresarios. "Estamos en la cancha para plantear los

ajustes necesarios al plan anticrisis", agregó.

Eduardo Farah resaltó que los empresarios trabajan junto con el

sector de Comercio Exterior en las negociaciones para los tratados de

libre comercio, lo que ha generado buenos resultados. Para este caso,

Capeco permitiría una mejor ejecución de las inversiones en

infraestructura.

EN PUNTOS
Ideas fuerza para tomar decisiones
1. El

líder de ÁDEX resaltó que las últimas normas anticrisis no están

dirigidas a apoyar a las pymes, que son la principal fuerza económica

del país.

2. El representante de Confiep dijo que la democracia resulta

necesaria para mantener las tasas de crecimiento del PBI. "En épocas de

dictaduras, eso no ocurre", enfatizó.

3. El presidente de la SNI resaltó que la informalidad es

otro problema que afecta el crecimiento del país. En épocas de crisis,

el empresario formal es el más afectado frente al informal.

4. La dirigenta de la CGTP cuestionó la norma que permite una

reducción del Impuesto a la Renta por obras en las regiones. La

tributación es vital en un país, señaló.

5. Según estadísticas de Capeco, los últimos 88 meses el sector construcción ha crecido con un gran impacto en la economía.

EL DOMINGO
Vea un informe con los líderes políticos sobre el plan anticrisis, su impacto y cómo evitar la corrupción.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook


Contador de más vistas
Certifica.com