• Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

Sport Boys se va a la baja perdiendo ante Cristal

17:01 | El cuadro rosado, que selló su descenso hace varias fechas, cayó 2-0 ante los celestes en el estadio San Martín. Quedó último en el Torneo Clausura y en la tabla acumulada

Ángel Hugo Pilares

Se fue. Como quien espera que el corazón de un enfermo terminal deje de latir, usted -el que estuvo en el estadio llorándolo o el que apagó la tele para que los últimos segundos de Sport Boys en Primera no se graben en su retina- ha sentido lo mismo que se siente cuando se va un ser querido. Incluso si no es hincha rosado, habrá sentido arrugársele el corazón y habrá dejado escapar una lágrima en honor aquellos que murieron luchando aunque ya habían sido desahuciados.

Sport Boys no estará más en Primera. Hoy ha jugado su último partido del Torneo Clausura y se ha despedido con una derrota ante un Cristal lleno de juveniles. Tristemente, el ¡Chimpún Callao! No se escuchará más en la tribuna hasta que lleguen dirigentes serios que puedan ascender al equipo porteño. Y pese a ello, Sport Boys ni siquiera pudo irse anotando un gol.

Fue ese Cristal repleto de jugadores desconocidos el que se encargó de cortar el sueño de la despedida honorable. Fue Juan Lojas, un central capaz de cabecear como fuera un centro al área chica tras un tiro libre de Gianfranco Espejo, el que desgarró el alma rosada. Y fue el propio Espejo quien decidió el cotejo con un tiro de falta digno de un partido en el que se iba un equipo que fue grande.

Si hay quienes piensan que hay dignidad en la muerte, no la hay. Hay quienes dicen que solo se puede vivir dignamente y, sin embargo, Sport Boys ha refutado esa tesis. Ha pasado a la Segunda con hinchas que podrían pasar a la historia como una de las barras más fieles del mundo, que ha traducido las derrotas de su equipo en una novela de lucha hasta el último minuto de este partido fatal.

Lo de los rosados, en este campeonato, fue lamentable. A punto de batir el triste récord de los cien goles en contra (se quedaron en 97), el equipo de la camiseta rosada que algún día vestirá Solano y con la que Diego Maradona posó en su última visita al Perú, apenas ganó ocho partidos en un año lleno de sueldos impagos y angustia en la billetera de sus jugadores.

Sin embargo, aquellos que se quedaron para sufrir los 38 puntos que obtuvo a duras penas en el acumulado esta misilera hundida a cañonazos, han dejado sus nombres inscritos en algún lugar de los corazones. En el mismo espacio donde están aquellos que se fueron del equipo en busca de un futuro razonablemente mejor que este presente. Las tribunas cantan en agradecimiento un estribillo: "Jugadores, jugadores. Muchas gracias por jugar. El esfuerzo que están haciendo no lo vamos a olvidar". Y aunque hay música todavía, ya no habrá orquestas de salsa en el Miguel Grau. En Telmo Carbajo es una sepultura triste. Y nadie puede evitar que se nos escape una lágrima.

Ficha técnica

2. Sporting Cristal: Julio Aliaga; Juan Lojas, Juan Arce, Víctor Anchante; Rinaldo Cruzado, Antonio Lizarbe, Luis Hernández, Marcos Delgado (77', Diego Minaya), Gianfranco Espejo; Janio Posito (45', Héctor Cruz); Juan Carlos Quiñonez (60', Manuel Tejada). DT: Juan Carlos Oblitas.

0. Sport Boys: Michael Sotillo; Pedro Romän, Joseph Muñoz, Gianfranco Espinoza, Carlos Moura; José Olascagua (61', Hernán Cerrudo), Edilberto Salazar. Héctor Santos (56', Arturo Ascarate), Moisés Cabada; Guillermo Hidalgo (45', Francesco Carrasco), Noams Oyola. DT: Eusebio Salazar.

Goles: 53', Juan Lojas (SC). 65', Gianfranco Espejo (SC).
Estadio: San Martín de Porres
Árbitro: Robert Rafael

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook


Contador de más vistas