• Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

El Mundial de Clubes se debate en busca de cambios que lo revaloricen

11:12 | El certamen se disputará los próximos dos años en Emiratos Arabes Unidos y no en su tradicional plaza de Japón

Yokohama (DPA).- Apagadas las luces de la última edición con el triunfo del Manchester United, el Mundial de Clubes de fútbol de la FIFA ingresa en un debate sobre su futuro, necesitado de una reformulación que genere más interés y dinero.

La Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) tiene un fino sentido del negocio, por lo que la alarma saltó ante la evidencia de que con el actual formato el torneo irá languideciendo.

Iniciado en 2009, el Mundial de Clubes cambiará de sede por dos años para pasar a jugarse en Emiratos Arabes Unidos, pero no parece que su disputa en Japón sea la causa de su "invisibilidad" en gran parte del planeta.

Sencillamente, el torneo no atrae en la mayoría de los países que no tienen representantes, lo cual reduce las oportunidades de venta de derechos de televisión y de patrocinio. Deportivamente, además, la superioridad de los equipos de Europa y Sudamérica provoca que el torneo sea una simple prolongación de la Copa Intercontinental.

Todas las finales del Mundial de Clubes las han disputado los campeones de la Champions y la Copa Libertadores, que únicamente tuvieron que pasar por el trámite de una semifinal. Los ganadores de los torneos de clubes de los otros continentes tienen que jugar además otro partido preliminar.

Distintos dirigentes de alto nivel presentes en Yokohama durante el Mundial de Clubes coincidieron en que debe ser "seriamente evaluado" el hecho de que en cinco ediciones llevadas a cabo hasta ahora desde 2005, con el agregado de una realizada en Brasil en 2000, sólo han jugado la final equipos representantes de Europa y Sudamérica, lo que deriva en la pregunta de si tuvo sentido efectivo el cambio de la antigua Copa Intercontinental a un minitorneo entre los campeones de las seis confederaciones de la FIFA.

Un destacado dirigente sudamericano indicó a dpa que si la diferencia de presupuestos entre el Manchester United y la Liga Deportiva Universitaria, los dos finalistas este año, ya de por sí es enorme (más de diez veces uno sobre el otro), "en el aspecto deportivo aún es peor".

"Y si no, miren el caso del Pachuca", advirtió. El equipo mexicano, que logró algo tan difícil como llegar dos veces consecutivas al torneo en representación de la Concacaf, tiene una estructura más cercana al modelo norteamericano, con un gran sostén económico, pero sin hinchada y con escasa atracción para venta de derechos de televisión.

En 2007 no pudo siquiera llegar a semifinales, eliminado por el Etoile du Sahel de Túnez, mientras que en la reciente edición, apenas si superó cuartos de final al remontar un 0-2 ante el Al Ahly de Egipto, para caer de manera inapelable por 2-0 ante la Liga de Ecuador.

El entrenador de Pachuca, Enrique Meza, reclamó "un trato igualitario" para los equipos de los cuatro continentes que se agregaron al Mundial de Clubes con los sudamericanos y europeos, de mayor tradición. "Ellos sólo juegan dos partidos, y nosotros tenemos que jugar tres", se quejó el entrenador.

Sin embargo, todo indica que a la luz de los resultados en el historial del torneo, si los equipos sudamericamos y europeos ingresaran antes, por ejemplo en cuartos de final, la diferencia sería abismal.

Un dirigente europeo que estuvo presente en la conferencia de prensa de FIFA del sábado en Tokio, llegó a plantear organizar un torneo Mundial de Clubes pero con un formato más atractivo, y que las plazas se repartan como se suele hacer para los Mundiales de selecciones nacionales, es decir, por mérito deportivo y tradición, visto que actualmente el formato tiene serias dificultades de atracción y los resultados suelen ser demasiado lógicos.

De esta manera, sostuvo, se venderían más facilmente los derechos de retransmisión y habría más factibilidad de auspiciantes, si por ejemplo hubiera siempre varios equipos fuertes de Europa y Sudamérica con el agregado de los del resto de confederaciones continentales.

"Si por ejemplo se clasificaran al Mundial los cuatro o cinco primeros de la Champions League o la Copa Libertadores, y además rotara la sede cada año, el torneo tendría un atractivo brutal, muy diferente a lo que ocurre ahora, porque habría una gran representación y equipos tradicionales", sostuvo el dirigente.

Lo concreto es que todo indica que el Mundial de Clubes debe entrar en un serio replanteo, de acuerdo con las cinco ediciones organizadas, para no extinguirse muy pronto.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook


Contador de más vistas