• Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

El Papá Noel asesino le disparó en el rostro a la niña que abrió la puerta

20:52 | La policía de Los Ángeles confirmó que fueron nueve las víctimas del hombre que se suicidó tras cometer el crimen

Los Ángeles (DPA) .- La frustración por su divorcio hizo que un hombre se vistiera de Papá Noel, se colara en una fiesta de Nochebuena en Los Ángeles, matara a nueve personas y luego se suicidara.

El hombre de 45 años ingresó en la casa de sus ex suegros, disparó a su alrededor e incendió el edificio. Previamente, al parecer, deseó "Feliz Navidad" a las alrededor de 25 personas presentes, entre ellas, varios niños. Tres personas resultaron heridas.

Según la policía, el hombre acudió a continuación a la casa de su hermano y se suicidó con un disparo en la cabeza. La policía seguía buscando hoy entre los restos de la vivienda a más posibles víctimas.

Según medios estadounidenses, entre las víctimas están su ex esposa y sus ex suegros. "Lo que vimos es indescriptible", dijo el jefe de la policía Kim Raney. Según las primeras informaciones, el hombre preparó cuidadosamente su crimen.

La cadena televisiva CNN habló de un "asesino a sangre fría". Así, llevaba un contenedor con un líquido inflamable oculto como un "regalo", reveló el diario "Los Angeles Times". Los asistentes a la fiesta intentaban huir desesperados. Algunos saltaron por las ventanas.

"Oí una explosión", describió un vecino lo ocurrido. "Salí y vi un muro de llamas". En poco tiempo, toda la casa en la localidad de Covina, unos 30 kilómetros al este de Los Ángeles, estaba prendida fuego. Los cadáveres estaban tan carbonizados, que en un principio las víctimas no pudieron ser identificadas.

Según una primera reconstrucción de los hechos, el agresor disfrazado de Papá Noel golpeó la puerta una media hora antes de medianoche. A una niña de ocho años que le abrió, le disparó de inmediato en la cara con un arma semiautomática, relató Raney.

Luego, el hombre ingresó en la casa y disparó a su alrededor. Algunos invitados intentaron refugiarse en la planta superior. A una niña que saltó por la ventana del primer piso, le disparó en la espalda.

Tras el crimen, el agresor se quitó el disfraz y huyó. Luego, se suicidó disparándose en la cabeza en casa de su hermano.

Cuando la policía llegó a la casa poco antes de medianoche, las llamas ya habían destruido casi todo el edificio. Unos 80 bomberos trabajaron en la extinción. Sólo después de eso hallaron los cadáveres entre los escombros.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook


Contador de más vistas
Certifica.com