• Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

Obama e hijas provocan revuelo en Hawái

23:28 |

Hawái Kai, EE.UU., dic 26 (Reuters) .- Barack Obama, quien intenta disfrutar de sus últimos días de vida normal antes de convertirse en presidente de Estados Unidos el 20 de enero, provocó el viernes una conmoción cuando llevó a sus hijas de compras en un centro comercial del Hawái.

Fue una escena surrealista: El presidente electo, sus hijas Malia y Sasha, de 7 y 10 años, respectivamente, y amigos de la familia comiendo en una mesa del centro comercial mientras los observaba una multitud de curiosos y los rodeaban agentes del Servicio Secreto de aspecto preocupado.

Los agentes luchaban por mantener a la gente que intentaba sacar una foto cercana de Obama mientras comía un emparedado de atún y queso fundido y sus hijas disfrutaban de conos de helados tradicionales de la isla, hechos de raspado de hielo y jarabe de frutas.

Anteriormente, mientras Obama recorría un repleto estacionamiento del centro comercial, decenas de curiosos rodearon el lugar, tomando fotografías y saludando mientras los agentes del Servicio Secreto intentaban mantener un cerco de protección en torno a la que pronto será la familia presidencial.

Desde que ganó la elección del 4 de noviembre, Obama ha dicho en entrevistas que quiere mantener un grado de normalidad en su vida con sus hijas. También ha dicho que teme aislarse y perder el contacto con el mundo cotidiano en la "burbuja" de la Casa Blanca.

Pero los paseos en familia como el del viernes posiblemente serán menos frecuentes una vez que asuma el cargo y cuando se intensifiquen las estrictas medidas de seguridad que lo rodean actualmente.

Obama ha mantenido un bajo perfil desde que llegó el 20 de diciembre a la isla hawaiana de Oahu para unas vacaciones de 12 días con su familia. Además de dos paseos para jugar golf y su visita diaria al gimnasio, se ha mantenido recluido en su casa frente al mar.

Los medios de prensa que viajan junto a él no tienen permiso de acercarse a la fuertemente vigilada casa, cuyo camino de acceso ha sido cerrado. Eso no detuvo a un fotógrafo paparazzi que tomó imágenes de Obama sin camisa en la playa a comienzos de la semana.

El viernes, después de sus ejercicios en el un gimnasio en una base de los Marines cercana a su hogar, Obama realizó una visita sorpresa a un parque acuático junto a sus hijas y varios otros niños para ver un espectáculo con delfines. Fue su primera aparición pública con su familia desde que llegó a la isla. Su esposa Michelle no lo acompañó.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook


Contador de más vistas
Certifica.com