• Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

Última advertencia a Hamas: la Franja de Gaza vive horas decisivas

10:42 | El primer ministro israelí, Ehud Olmert, le lanzó un ultimátum a la organización islámica. Espera que cese los ataques contra las comunidades fronterizas

Tel Aviv (DPA).- Desde hace un año, Israel amenaza a los extremistas palestinos en la Franja de Gaza con una operación militar. Ahora, el primer ministro Ehud Olmert pronunció "la última advertencia" a la organización radical islámica Hamas.

Según los medios, el domingo el gabinete de seguridad israelí decidirá sobre la intervención del Ejército en el caso de que no cesen los ataques con cohetes de fabricación casera.

Israel postergó la ofensiva una y otra vez, porque entre otras cosas no solo está en juego la vida del soldado secuestrado Gilad Shalit, sino también la de otros miembros del Ejército y la de civiles palestinos.

"¡Deténganlo, deténganlo! (...) Nosotros somos más fuertes", fue el llamamiento público de Olmert a los grupos radicales palestinos para que detuvieran el lanzamiento de proyectiles a los 125.000 israelíes que viven en comunidades fronterizas.

"No temeré utilizar la fortaleza de Israel para golpear a Hamas y a la (organización palestina) Yihad. ¿Cómo? No voy a entrar en detalles aquí", dijo Olmert en la cadena televisiva árabe Al Arabiya.

Los detalles los dieron a conocer hoy los comentaristas militares israelíes. El Ejército ya estableció más de cien objetivos en la Franja de Gaza, de unos 40 kilómetros de largo y un máximo de doce kilómetros de ancho, comentó hoy el diario "Yediot Ajronot".

Con los ataques a depósitos de armas, estaciones policiales, centros de formación para extremistas y edificios de gobierno, se pretende debilitar a Hamas. La intervención durará un máximo de una semana debido a las protestas internacionales que se esperan.

El recurrir a las armas supone para Israel toda una serie de riesgos. Por un lado, está en juego la vida del soldado Gilad Shalit, secuestrado en la Franja de Gaza en junio de 2006. Por el otro, los grupos extremistas palestinos tienen a unos 20.000 hombres armados, según estimaciones israelíes. La unidad de elite de Hamas, de unos 1.000 hombres, al parecer, está perfectamente equipada y preparada para el combate urbano.

El Ejército israelí deberá contar con víctimas, un asunto delicado para los partidos en el gobierno antes de las elecciones parlamentarias de 10 de febrero. Y, finalmente, el ministro de Defensa, Ehud Barak, dice desde hace semanas que con una intervención militar limitada no se logrará un triunfo definitivo sobre Hamas y que, por lo tanto, no terminará el lanzamiento de cohetes.

Israel debe garantizarse además todavía el apoyo internacional a una operación militar en la Franja de Gaza, comenta el diario "Haaretz". El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, reclamó en Nochebuena el fin de los ataques palestinos, pero por otra parte pidió a Israel que dejara entrar provisiones a la Franja de Gaza.

Israel aisló ahora a los 1,5 millones de palestinos durante diez días del resto del mundo. Según datos de la ONU, es el periodo más largo desde el golpe de Hamas en junio de 2007. Testigos oculares informaron de largas colas delante de las panaderías y de cortes en el suministro eléctrico.

Los grupos extremistas palestinos quieren obligar con sus persistentes ataques a Israel a que acepte un cese del fuego bajo mejores condiciones. Reclaman que todos los pasos fronterizos a la Franja de Gaza permanezcan abiertos.

Como una especie de última oportunidad, el Ejército israelí permitió hoy a más de 80 camiones con provisiones urgentemente necesarias como alimentos y medicamentos, así como cereales, el paso a la Franja de Gaza.

De esta manera, se les pretende dar a los palestinos la posibilidad de detener el lanzamiento de cohetes y evitar así la ofensiva militar en el último minuto.

Por otra parte, es una meta de Olmert el que lleguen a la Franja de Gaza todas las provisiones posibles, de manera que en el caso de una ofensiva no se desate una crisis humanitaria, escribe "Haaretz".

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook


Contador de más vistas
Certifica.com