• Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

Alianza solo logra títulos con técnicos extranjeros

9:50 | En los últimos 30 años solo los técnicos extranjeros han campeonado con Alianza Lima. Los más importantes fueron Pinto, Autuori, Costas y Pelusso, y antes de ellos el uruguayo Juan Eduardo Hohberg

Por Elkin Sotelo

Cuando alguien mencionó que Rafo Castillo sería el técnico grone hubo preocupación en los hinchas. Inmediatamente la revisión de la historia y las estadísticas arrojaron que podría ser una decisión fatal, y no porque al hijo del histórico 'Cholo' le falte capacidad sino porque en Alianza quienes consiguieron el éxito fueron los extranjeros, aunque suene duro reconocerlo. Recién la calma volvió el viernes pasado, cuando Gustavo Costas volvió a pisar Matute.

A propósito de esto, antes de su lamentable desaparición y en una conversación informal, Rolando Sánchez, emblemático dirigente, expuso su opinión sobre este tema: "En Alianza, históricamente, los jugadores siempre han necesitado tener detrás una voz con acento extranjero para poner más atención o disciplinarse. Es algo que quisiéramos cambiar, pero que no es fácil porque la sociedad peruana, en sí, tiende a preferir lo de afuera. Y como Alianza es un equipo grande que necesita siempre tener buenos resultados y títulos, los dirigentes estamos viendo siempre a profesionales del exterior".

Las palabras del 'Gato' invitaron a la reflexión en ese momento y a retroceder en las páginas para corroborar lo dicho: el último peruano que ganó un título con Alianza fue Marcos Calderón en 1975 y eso porque Marcos era Marcos, quien también hubiera podido repetir el éxito con los íntimos en 1987, con los 'potrillos', si no fuera porque el fatal accidente en Ventanilla truncó sus sueños.

Se recuerda que en el florecimiento del club grone el brasileño Jaime de Almeyda fue el primer extranjero en hacer historia al conquistar los títulos del 62, 63 y 65. Muchos años más tarde, el argentino-uruguayo Juan Eduardo Hohberg fue parte del histórico bicampeonato de 1977-78 con estrellas como Cubillas y Cueto, entre otras. Después de eso pasaron dieciocho años para que Alianza pudiera saborear otra vez un título.

ÉPOCA NEGRA
Desde la década de los 80, Alianza apostó por muchos entrenadores nacionales de gran pasado futbolístico como César Cueto o Teófilo Cubillas, pero la sequía de títulos creció. También pasaron hombres como 'Pitín' Zegarra, Javier Castillo, Juan José Tan, Moisés Barack y Miguel Company, pero ninguno pudo conseguir el objetivo.

En los 90, las directivas aliancistas empezaron a apostar más por diversas escuelas extranjeras, pero hombres como los brasileños Amaral y Gil, el argentino Pedro Dellacha, los chilenos Miguel A. Arrué y Ramón Estay o el serbio Iván Brzic no concluyeron de la forma esperada.

Los años avanzaron hasta que llegó 1997, cuando la directiva de Alberto Masías contrató a Jorge Luis Pinto, un colombiano que tuvo allí su primera experiencia internacional y que tenía como banderas el rigor y la disciplina.

Su trabajo revolucionó Matute en el sentido de que tuvo serios enfrentamientos con jugadores afectos a la vida disipada como Waldir Sáenz, a quien solía visitar en su casa a medianoche para comprobar si estaba descansando. El resultado fue que Alianza volvió a ser campeón después de 18 años y la imagen que quedó fue la de todos los jugadores que abrazaban a Pinto. Eran los mismos que --se dice-- alguna vez tramaron una 'camita' que no fue permitida. Poco después, al emigrar, Juan Jayo declaró que el mejor entrenador que tuvo en su carrera fue el colombiano.

En el 2001, al cumplirse el centenario del club y en una arriesgada maniobra, Alberto Masías hizo un gigantesco gasto y trajo al brasileño Paulo Autuori. Ajustadamente logró el título del Apertura y no lo pudo retener. Luego Bernabé Herráez, a duras penas, salvó un Clausura para disputar los 'play off' y consiguió al final e inesperadamente el histórico campeonato.

Los últimos exitosos fueron Gustavo Costas y Gerardo Pelusso, técnicos modernos que formaron grupos sólidos y alcanzaron la gloria en el 2003-2004 y en el 2006, respectivamente. Pero también estuvo la otra cara de la moneda, porque el colombiano 'Chepe' Torres, el uruguayo Diego Aguirre y el venezolano Richard Páez fracasaron rotundamente.

LOS RETORNOS
La presencia de Gustavo Costas alivia la impaciencia aliancista por estos días, pero bien deben saber los hinchas que cuando los íntimos apostaron por repetir una fórmula ganadora después de años les fue mal. Ocurrió con el regreso de Jorge Luis Pinto en 1999, cuando fue contratado otra vez para que rematara la parte final del campeonato que había iniciado Édgar Ospina y al final acabó perdiendo contra Universitario. Como siempre, en el fútbol nada está dicho.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook


Contador de más vistas