• Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

Marino Martín Fernández Virhuez se acogió a la colaboración eficaz

11:09 | El oficial decidió colaborar con la justicia y su declaración compromete a los representantes de Business Track S.A.C.

Por Miguel Ramírez. Unidad de Investigación

Agobiado por las pruebas en su contra, la preocupación familiar, y sintiéndose prácticamente abandonado por sus ex jefes, pues ni siquiera tenía abogado defensor, el oficial de mar Martín Alberto Fernández Virhuez (39) decidió ofrecerse como colaborador eficaz y terminó contando todas las actividades ilegales que realizaba en la empresa Business Track S.A.C., reveló a El Comercio una fuente que participa en los interrogatorios de las personas detenidas el jueves pasado.

"Desde que fue detenido, Fernández se mostró poco colaborador, no hablaba mucho, pero de repente, a eso de las 3 de la tarde de ayer, pidió estar solo. Luego nos llamó y dijo que había decidido hablar todo. El fiscal le dio más ánimo, y Fernández se soltó", contó la fuente.

Con su trascendental decisión, Fernández Virhuez busca atenuar su responsabilidad, toda vez que en este momento es un oficial en actividad que trabaja en la Dirección de Inteligencia Naval. Durante el seguimiento que se le hizo antes de su detención, los agentes de la Dirandro lo filmaron entrando y saliendo del local de Business Track y de otro inmueble ubicado en la avenida Santa Cruz, en donde supuestamente funcionaba una oficina de contrainteligencia de la Marina. El papel de Fernández era clave en la estructura de esa empresa, ya que sabía el manejo de equipos de interceptación telefónica.

Según esta misma fuente, la versión de Fernández coincide plenamente con la brindada por el primer colaborador eficaz que pidió acogerse a esta figura en noviembre del año pasado, lo que permitió el jueves pasado desarticular esta red de espionaje de alto vuelo.

Fernández, siempre de acuerdo con la versión obtenida por este Diario, habría incluso brindado mayor información que compromete aún más al contralmirante (r) Elías Ponce Feijoo, a Carlos Tomasio de Lambarri y a Guiselle Giannotti Grados, los tres principales representantes de Business Track. Fernández habría contado que fue Ponce Feijoo quien lo reclutó a él y a su colega Jesús Ojeda Angles, quien también se encuentra en situación de actividad. Fernández habría guardado una relación completa de todos los teléfonos y personas (entre los que figurarían empresarios, políticos, periodistas, etc.) que Feijoo le ordenó interceptar en los últimos años. Esta habría sido su arma clave para solicitar ser tomado como colaborador.

"La relación puede desencadenar un terremoto político", dijo la fuente.

Otra persona que también habría insinuado su arrepentimiento es Jesús Ojeda Angles, quien hasta ayer tampoco tenía un abogado defensor. En esta misma situación, sin defensa legal, se encuentra Jesús Tirado Seguín. Todo lo contrario ocurre con Ponce y Tomasio de Lambarri, quienes tienen como abogados a los doctores Carlos Medina Fernández y Carlos Villafuerte Alva, respectivamente. Mientras que Guiannoti cuenta con el asesoramiento de dos abogados, un hombre y una mujer.

La misma fuente contó que en la oficina de Business Track se encontraron cajas fuertes en cuyo interior existen docenas de USB, CD y hasta copias de correos electrónicos. "Si estaba dentro de las cajas fuertes significa que el contenido que se guarda allí es delicadísimo. Eso se sabrá en los próximos días", afirmó la fuente.

En la casa de Tomasio de Lambarri también se encontró un equipo electrónico que sería uno de los que se utilizaba para la interceptación de teléfonos fijos y celulares.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook


Contador de más vistas
Certifica.com