• Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

'El piloto de US Airways se merece la medalla del Congreso al Honor'

19:27 | Así lo manifestó el el senador neoyorquino Chuck Schumer. La pericia del piloto salvó su vida y las de 155 personas a bordo

Washington (EFE).- La pericia del piloto del Airbus 320 que esta tarde se precipitó al río Hudson poco después de haber despegado del aeropuerto La Guardia, de Nueva York, y salvó su vida y las de 155 personas a bordo, se merece "la medalla del Congreso al Honor", dijo hoy el senador neoyorquino Chuck Schumer.

Schumer, senador demócrata por Nueva York, reaccionó así al enterarse de la proeza del piloto de US Airways, quien luego de que su aeronave sufrió la entrada de varios pájaros en los dos motores consiguió colocar el aparato sobre las aguas del Río Hudson y salvó la vida de todos sus ocupantes.

El piloto, capitán CB "Sully" Sullenburger, se convirtió hoy en un héroe aclamado, primero por todos los pasajeros y después por todos los que analizaron el accidente.

Poco antes del accidente, el capitán informó al control del aeropuerto La Guardia del impacto de varios pájaros en los motores del avión.

Alberto Panero, uno de los supervivientes, relató a la cadena CNN como, en un par de minutos, se escuchó un fuerte impacto. "El avión se estremeció. Se comenzó a oler como a humo, como a fuego".

"Inmediatamente el avión comenzó a girar en otra dirección. No parecía que se hubiera perdido el control. Sabíamos que algo pasaba. Estábamos dando la vuelta", dijo Panero, quien afirmó también que el piloto, "de repente, dijo: 'Protéjanse de un impacto'".

También Fred Beretta, que estaba sentado junto al motor izquierdo de la nave, relató a CNN cómo éste hizo explosión e inmediatamente el piloto giró y se puso rumbo al río.

"Se produjo un gran silencio", dijo Beretta, quien recordó cómo el piloto les aconsejó a los pasajeros que se protegieran.

"El aterrizaje que hizo el piloto fue algo fenomenal", añadió Beretta, quien dijo que el "impacto fue bastante intenso. Pero el proceso no fue largo. El piloto extendió los alerones (flaps, en lenguaje técnico, para reducir velocidad) y el descenso fue magnífico".

"El aparato se balanceaba durante un tiempo que pareció una eternidad", hasta que prácticamente se detuvo, precisó.

El avión quedó cubierto por el agua hasta la altura de las ventanillas, mientras los grupos de rescate que acudieron al lugar iniciaron el proceso de evacuación, preocupados por las bajas temperaturas, que tanto en el aire como en el agua estaban muy por debajo del nivel de congelación.

"Salimos ordenadamente. No hubo mucho pánico. Fuimos hacia las puertas y salimos a través de las alas. Sólo unos pocos se cayeron al agua, pero fueron rescatados rápidamente", agregó Beretta.

El accidente de la aeronave, que hacía la ruta de Nueva York a Charlotte, en Carolina del Norte, se produjo sólo tres minutos después del despegue, y en el mismo alrededor de 30 personas resultaron con heridas leves.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook


Contador de más vistas
Certifica.com