• Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

La empresa Business Track cobraba hasta US$ 30.000 por 'chuponeo'

8:33 | Se pedía hasta US$10.000 por violentar celulares, US$2.000 por escuchar teléfonos fijos y entre US$2.500 y US$30.000 por interceptar e-mails

Por Óscar Castilla C. / Miguel Ramírez
Unidad de Investigación

Los marinos en actividad y en retiro de la empresa de seguridad Business Track S.A.C. (BTR) interceptaron ilícitamente las comunicaciones de un número indeterminado de personas hasta la primera semana de enero, a pesar del escándalo desatado por la difusión de los llamados 'petroaudios' en octubre del año pasado y sin imaginar que ya estaban siendo vigilados por agentes de la Dirección Antidrogas de la Policía (Dirandro) y fiscales especializados.

Estos y otros detalles están plasmados en el atestado policial y en la denuncia 001-09 que formuló ayer la Tercera Fiscalía contra el Crimen Organizado, a cargo de Walter Milla López, en contra de 8 personas por los delitos de interceptación telefónica y asociación ilícita para delinquir.

Los implicados son el capitán de navío (r) Elías Ponce Feijoo, el capitán de fragata (r) Carlos Tomasio de Lambarri, Giselle Giannotti Grados (directivos de Business Track), Martín Fernández Virhuez y Jesús Ojeda Angles (oficiales de mar de inteligencia naval), el técnico supervisor (r) Jesús Tirado Seguín, y los civiles Alberto Salas Cortez y Pablo Martell Espinoza.

La fiscalía concluyó que la empresa "trabajaba" al mejor postor y que incluso contaba con un tarifario que especificaba los costos del 'chuponeo', servicio que ofrecía en paralelo con otros que brindaba de manera lícita.

Según un documento hallado en la casa de Tomasio, se pedía US$10.000 por violentar celulares de Telefónica, US$4.000 por celulares de Bell South, US$2.000 por escuchar teléfonos fijos y entre US$2.500 y US$30.000 por interceptar correos electrónicos y extraer discos duros vía Internet.

EL CASO 'PETROAUDIOS'
Según información proporcionada por Martín Fernández Virhuez, la interceptación en el caso de los 'petroaudios' (referido a la adjudicación de cinco lotes petroleros a la empresa noruega Discover Petroleum) empezó entre febrero y marzo del 2008.

El propio Fernández contactó con dos civiles para que 'chuponearan' a Rómulo León y Alberto Quimper (ver nota abajo).

En diciembre último, Fernández fue llamado por Ponce Feijoo para que realizara la interceptación de dos celulares. Inició la tarea, pero no la acabó porque fue detenido el 8 de enero último.

Lo curioso es que Fernández reconoció que siguió 'chuponeando' pese a que tuvo un fuerte altercado con Ponce Feijoo.

"Al día siguiente de la revelación de los 'petroaudios' (el 5 de octubre, en el programa "Cuarto poder"), Fernández Virhuez se dirigió a Business Track y le recriminó a Ponce: 'No es así, señor. Con lo que usted ha hecho me está causando un gran daño a mí y a mi familia'", se cuenta en la denuncia fiscal. Según este documento, Ponce le contestó: "A esta cojuda se le pasó", en alusión a que Giselle Giannotti había filtrado los 'petroaudios'.

VÍCTIMAS DE ESPIONAJE
Ahora se sabe, tras las indagaciones que empezaron en octubre del 2008, que Rómulo León y Alberto Quimper figuran entre los primeros 'chuponeados' por Business Track, así como los personajes que estuvieron cerca de sus tratativas. Sin embargo, la fiscalía tiene en sus manos una larga lista de víctimas que no guardan relación con los 'petroaudios'.

Esta información se descubrió en los discos duros incautados y coincide con la revelada por un civil que laboró en inteligencia naval y que se acogió a la colaboración eficaz.

La versión ha sido ratificada por Fernández Virhuez, Ojeda Angles y Tirado Seguín, quienes se han acogido a la figura de la confesión sincera.

Otro detalle que llamó la atención en la denuncia fiscal fue la referencia al periodista Pablo O'Brien. Allí se dice que el 6 de enero, dos días antes de las detenciones del personal de Business Track, el hombre de prensa entregó a Giannotti 4 USB que luego la Dirandro halló en el domicilio de la mujer.

Esta versión fue confirmada por O'Brien, quien hasta ahora solo ha dicho de forma escrita que le entregó este material para que "los analizara y diera su opinión técnica sobre la veracidad y autenticidad, ya que es una reconocida analista".

'Chuponeador' trabajaba en una compañía que brinda servicios a Telefónica del Perú

 

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook


Contador de más vistas
Certifica.com