• Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

La mítica Deep Purple remeció los cimientos del Estadio Nacional

7:24 | La banda de hard rock hizo vibrar a unas 9.000 personas con un espectáculo memorable. Se abre la temporada de grandes conciertos en Lima

Por Rubén Barcelli

Fue una noche dura y sensorial. Deep Purple, la banda de hard rock más importante del mundo, volvió a tocar en Lima y estremeció la tribuna norte del Estadio Nacional. Era 20 de febrero del 2008. Asistieron casi 9.000 personas. Muy pocas de ellas olvidarán esa fecha, en la que Don Airey, Ian Gillan, Roger Glover, Steve Morse e Ian Paice regresaron al Perú para ofrecer un espectáculo de la mejor calidad, luego de 11 años.

Debido a que había transcurrido tanto tiempo, la expectativa era muy grande. El público peruano tenía como últimos recuerdos el concierto en la Universidad de Lima, de 1997, y el recital de Ian Gillan como solista en 1992. Luego, en años posteriores se anunciaron visitas fallidas, lo que desconcertó a los fanáticos. Hasta que, en el 2008, se confirmó el concierto en Lima, como parte de su gira sudamericana.

Y luego de que todo quedó listo, surgió una nueva intriga. Dentro de las peticiones del grupo, se solicitaba que sean los propios integrantes de Deep Purple quienes elijan a su banda telonera. En diversos blogs y foros de opinión en Internet comenzaron a barajarse múltiples opciones. Durante este período, muy pocos mencionaron a Pax. Sin embargo, su elección no fue una sorpresa. Para muchos, ninguna otra banda peruana se merecía más el derecho de anteceder a Deep Purple.

Pax ha vuelto
Ya lo había escrito Gerardo Manuel en su blog Disco Club de elcomercio.com.pe: "Pienso que la decisión final ha sido la justa. La trayectoria de la banda escogida es una de las más sólidas propuestas dentro del heavy metal no solo local, sino internacional (.). No digamos que Pax es telonero de Deep Purple, digamos que Pax va a tocar con Deep Purple".

Por ello, tal vez, el grupo liderado por Enrique 'Pico' Aguirre tocó por más de una hora, destilando un sonido original e impecable, sobretodo con "Exterminio" y "Radar Love", dos de sus canciones más emblemáticas. Los integrantes de la agrupación anunciaron que se encuentran componiendo un nuevo material discográfico, y apenas esté listo, iniciarán una gira promocional.

La noche púrpura
A pesar de no contar con pantallas gigantes, luces psicodélicas, ni efectos especiales, Deep Purple tuvo un recibimiento abrumador, envueltos en una neblina púrpura. Gritos. Palmas. Celulares y cámaras digitales apuntándolos con sus autofocus infrarrojos. Iniciaron con las dos primeras canciones que aparecen en su disco "They all came down to Montreux. Live in Montreux", del 2006. Luego, todas fueron clásicas, y los fans agradecieron cantándolas eufóricos.

Entre las más importantes de la primera parte sonaron "Lady luck", "Wrongman", "Dead or alive", "House of pain", "Bananas" y "Comin home", interpretadas por la voz de Gillan, quien agradeció a los fans peruanos: "Gracias, gracias, Perú, gracias por su aprecio. Los amamos".

Pero lo más espectacular del show fue los solos de guitarra y teclados. Steve Morse realizó punteos de guitarra que duraron más de 10 minutos y que hicieron estallar al público de emoción. Por su parte,  Don Airey tocó canciones de las bandas sonoras de La Guerra de las Galaxias y El Imperio Contraataca, además de "El cóndor pasa", un regalo para los fanáticos peruanos que fue prometido en la conferencia de prensa. Para el final estaban reservadas "Hush", "Black night" y "Smoke on the water" y las últimas palabras de Gillan: "Adiós, Perú. Volveremos".

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook


Contador de más vistas
Certifica.com