• Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

El Gobierno retira 64 ONG del Consejo Nacional de DD.HH.

7:28 | Entre las instituciones afectadas figuran Aprodeh y la Conferencia Episcopal. La ministra de Justicia afirmó que la medida no tiene relación con el Caso Aprodeh y el MRTA

Por Óscar Castilla C. / El Comercio

Cuatro días después de que el Parlamento Europeo rechazara incluir al MRTA en una lista de organizaciones terroristas y luego de conocerse que la ONG Aprodeh apoyó esa decisión, el Poder Ejecutivo retiró ayer del estratégico Consejo Nacional de Derechos Humanos (CNDH) --un organismo dependiente del Ministerio de Justicia-- a Aprodeh y a otras 63 ONG que integran la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos.

Con un breve decreto supremo, el Ministerio de Justicia, a cargo de Rosario Fernández, informó ayer en el diario oficial "El Peruano" que se ha modificado el reglamento del CNDH y que, desde ahora, ese colectivo quedó fuera de estos predios y dejará de cumplir su función de observador en candentes temas de derechos humanos, como la reforma de la ley de justicia militar-policial y el inminente fallo de la Corte Interamericana de San José en el caso de la masacre del penal Castro Castro.

El motivo para retirar a la Coordinadora Nacional de DD.HH. es que los miembros de las ONG --según el decreto-- no son funcionarios y, por lo tanto, no están obligados a guardar reserva de los asuntos que se tocan al interior del CNDH. Así mismo, con este reglamento modificado las otras dos entidades que funcionaban como observadoras --la Conferencia Episcopal Peruana y el Concilio Nacional Evangélico del Perú-- ya no tienen esa calidad y tampoco pueden acreditar un representante de enlace con ese ministerio.

Para entender realmente por qué los retiraron del CNDH, El Comercio se comunicó con la ministra de Justicia. Inicialmente ella dijo que esto se debía a que los integrantes de la coordinadora no son funcionarios y que no se les puede exigir la reserva del caso. Sin embargo, después agregó que se debía a que "tienen un conflicto de intereses que colisiona con la posición del Estado en temas de derechos humanos".

Este Diario le consultó si las 64 ONG tienen (a su parecer) este conflicto de intereses. Asimismo por qué no se emitió esta norma días atrás y por qué se hizo luego de conocerse la cuestionada posición de Aprodeh respecto del MRTA. Fernández dijo que ella "siempre está en continua revisión del reglamento del CNDH para contribuir al ordenamiento jurídico".

También se le preguntó si la decisión del Poder Ejecutivo tenía que ver con la carta enviada por Aprodeh al Parlamento Europeo, que se negó a considerar al MRTA como organización terrorista. La ministra se mostró reticente a responder esto, pero luego afirmó que la publicación del decreto supremo no tuvo que ver con ese tema. "No tenemos la culpa de que ocurra en esta coyuntura", aseguró.

MANIPULAN EL TEMA
El ex secretario ejecutivo del CNDH Luis Salgado y el ex defensor del Pueblo Walter Albán coincidieron en que el decreto es un mensaje de exceso e intolerancia y que es contraproducente en un Estado de derecho.

"Fue una reacción impulsiva", se lamentó Salgado. Albán, ante la ausencia de un pronunciamiento de la Defensoría del Pueblo, dijo: "El Ministerio de Justicia está actuando bajo criterios políticos y el Ejecutivo, de manera autoritaria, manipula el tema del MRTA y del Parlamento Europeo para darles otra interpretación a los hechos".

Si bien el presidente Alan García no mencionó ayer el tema de las ONG, sí dijo que la comisión multipartidaria que se formará en el Congreso para exponer sobre la real condición de grupo terrorista del MRTA tendrá un gran impacto en Europa. Otros que se pronunciaron sobre el decreto supremo del Ministerio de Justicia fueron: Carlos Rivera, abogado de IDL (que asesora a los parientes de las víctimas de los casos Barrios Altos y La Cantuta contra Alberto Fujimori), y Carola Falconí, directora ejecutiva de Comisedh (ONG que patrocinó a los deudos de la masacre de Lucanamarca en el juicio contra Abimael Guzmán).

Ambos se mostraron totalmente contrarios al pronunciamiento de Aprodeh, pero también reconocieron que este asunto les viene como "anillo al dedo a los que buscan generar una reacción descomunal de venganza política contra las ONG". Ellos revelaron, además, que de forma temporal la Coordinadora Nacional de DD.HH. renunció hace dos semanas a seguir perteneciendo a la CNDH, debido a la presencia del aprista Facundo Chinguel como secretario de esta organización. Chinguel, a quien este Diario intentó localizar, se hizo conocido por criticar a las ONG antes de asumir el cargo.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook


Contador de más vistas
Certifica.com