• Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

Oficializarán candidatura de Lima a los Juegos Panamericanos del 2015

10:16 | Será el mes entrante en Acapulco. Plantean remodelar el Estadio Nacional y construir un coliseo nuevo. Se requeriría una inversión cercana a los 60 millones de dólares

Por Patrick Espejo M.

Dirán que Lima no es el Perú, pero, deportivamente hablando, puede convertirse en la tabla de salvación. Lima quiere pensar en grande y se lanza en forma oficial tras la candidatura de los Juegos Deportivos Panamericanos del 2015. Para algunos, esa fecha aún está lejana, pero para otros, amantes del deporte, saber que la competencia regional más importante se puede hacer aquí ayudaría a encauzar el deporte hacia un fin único: preparar a nuestros jóvenes de hoy para que estén listos dentro de siete años.

El Instituto Peruano del Deporte, en coordinación con Prom-Perú y con el Comité Olímpico Peruano, ya tiene elaborada la presentación de Lima, la ciudad que quiere candidatear a ser sede de un torneo que nunca antes hizo.

Para ello, quiere apelar a todo: a que tiene infraestructura, a que puede construir la que le falta, a que cuenta con el respaldo de todas las autoridades políticas (el presidente Alan García, el alcalde Luis Castañeda, el primer ministro Jorge del Castillo y los alcaldes distritales están de acuerdo), a que tiene condiciones geográficas y climáticas ideales, a que vive un momento excepcional de crecimiento económico, a que es el centro del mundo con el ALC-UE y el APEC, a que su comida es extraordinaria y a que, finalmente, solo ha realizado Juegos Bolivarianos, Trasandinos y Odesur, pero nunca una fiesta deportiva que reúna a 42 países del área y a casi 8.000 deportistas.

LA CANDIDATA
"Lima, la mejor opción" es el eslogan que puede verse colgado en las afueras del Estadio Nacional, en unos afiches inmensos. Y esa será la carta de presentación que llevarán a Acapulco el 8, 9 y 10 de octubre próximo, cuando se presente oficialmente la candidatura limeña en la asamblea ordinaria de la Organización Deportiva Panamericana.

Los dirigentes deportivos nacionales quieren revertir aquella frase lapidaria que lanzó Sebastián Salazar Bondy hacia finales de los años sesenta ("Lima, la horrible") y convertirla en una capital deportiva, con infraestructura de primera, con capacidad hotelera de primera y con comercios que puedan ser los más beneficiados con una cita así.

LAS RIVALES
Para ello Lima tendrá que enfrentarse a Mar del Plata (ciudad que ya fue sede en 1995), la canadiense Toronto (Winnipeg fue sede en 1999), Bogotá (Cali los albergó en 1971), la costarricense San José y Caracas (que ya fue sede en 1983). Queda por saber el nombre de la ciudad de Estados Unidos que se unirá a la fiesta. La candidata saldrá entre Miami, Detroit y Chicago.

"Creemos ofrecer todas las comodidades a los países y a los deportistas. Y si se sigue un espíritu olímpico, pues los delegados que tengan que votar deben pensar en que nosotros nunca lo hemos hecho y que somos capaces de hacer algo grande", argumentó el presidente del IPD, Arturo Woodman, cuando dejó listo todo el material a presentar.

LOS ESCENARIOS
"No ha sido muy difícil encontrar los escenarios o planificar lo que vamos a presentar. Poco a poco fuimos encontrando las soluciones. Por eso podemos decir que Lima es la mejor opción", afirmó.

El plan incluye algunas remodelaciones grandes, como la del Estadio Nacional; la construcción de tres escenarios y la reparación de otros estadios o coliseos que ya existen.

Así, el coliseo Dibós albergaría las competencias de básquet y balonmano, el complejo Bonilla en Miraflores sería la sede del tiro con arco, el Jockey Club del tenis de campo, el bádminton y squash iría al Regatas Lima, el sóftbol al AELU, esgrima, futsal y tenis de mesa se llevarían a cabo en el coliseo Cáceres.

El Club Hípico Militar albergaría los deportes ecuestres, el polígono de la FAP para el tiro, la laguna de Bujama para Esquí Acuático y Paracas y Ancón para las pruebas de vela.

ADIÓS, ESTADIO; HOLA, ESTADIO
Uno de los escenarios que sufriría un cambio radical sería el Estadio Nacional. El primero sería un cambio estético. Se le quiere cambiar todo el exterior y darle un toque más parecido al estadio Nido de Pájaro de Beijing, aunque con ilustraciones incaicas en su armazón.

La otra variante es interna para darle mayor capacidad. "Los ingenieros nos han dicho que el estadio no puede crecer hacia arriba porque la estructura no aguantaría. Sin embargo, sí puede crecer hacia abajo", explicó Woodman.

Así, el estadio dejará de tener esa decorativa pista atlética (que no se usa desde los tiempos en que Fernando Acevedo y Carmela Bolívar marcaron los récords nacionales más antiguos del atletismo peruano) y la cancha de fútbol estará unos 20 metros más abajo de la actual. Ello permitiría aumentar el aforo de 42 mil a 51 mil personas.

Allí se harían las ceremonias de apertura y clausura de los juegos, las finales de fútbol, tanto masculino como femenino, y la llegada de la maratón.

POR UN COLISEO NUEVO
La otra buena noticia es que ya no se vería más a los juegos mecánicos o la venta de pollos en la esquina de las avenidas Aviación y Del Aire. En ese terreno, que habitualmente se alquila para jugar las 'pichanguitas' de fin de semana, se espera construir el gran coliseo de Lima. Sí, uno que sea capaz de recibir a 10 mil personas (dos veces el tamaño del Dibós) donde se pueda llevar a cabo el vóley y la gimnasia artística de los juegos, pero que luego se pueda emplear en otros deportes.

"Será tan grande que dentro se podrá jugar los partidos de la Copa Davis de tenis o incluso llevarse a cabo un concierto, pues tendrá una de sus tribunas con la capacidad de retraerse y permitir que se coloque allí un estrado", añadió el dirigente.

Este escenario formaría parte de un proyecto integral en la Videna que plantea, además, construir un coliseo para gimnasia, el techado del actual velódromo y colocar una segunda pista atlética, al lado de la actual (sobre el terreno en el que están actualmente los diamantes de béisbol y sóftbol).

UNA VILLA DE LOCOS
El gran cambio, que pondría punto final a los múltiples proyectos existentes, sería la construcción de la villa panamericana en parte del actual terreno donde se encuentra el hospital psiquiátrico Larco Herrera.

¡Qué! ¿Estarán en medio de los loquitos? No. Se construiría un conjunto de edificios que pueda albergar a los cerca de 10 mil visitantes, entre deportistas, delegados y entrenadores. Un complejo que luego se vendería al público y generaría nuevas viviendas multifamiliares.

El área proyectada es de 1.200 m2 , casi una tercera parte del territorio total del Larco Herrera.

NO ES GASTO, ES INVERSIÓN
Woodman es de los que maneja las cifras en la mente. "Se necesitan 60 millones de dólares para cambiarle la cara a Lima", dice, muy seguro.

"Hagamos un ejercicio: 12 millones en el Estadio Nacional, 8 en el coliseo de la Videna, tres entre el velódromo y la pista atlética nueva, dos más con la poza de remo y canotaje en Chilca, dos o tres millones reparando los otros escenarios, siete en transporte de las delegaciones, siete más en alimentación", explica.

Para él, con unos 50 millones o 60 millones hacemos unos superjuegos. ¿Los beneficios? Muchísimos. "Si algunos críticos aseguran que no tenemos un norte, que no hay un plan de trabajo, etcétera, estos juegos nos llevarían precisamente a eso, a enfocar todas las energías en tener los mejores atletas y más preparados, que son los que, luego, irán a los juegos olímpicos en pos de llegar a las finales de las competencias o a pelear las medallas". A simple vista, sí, pues, Lima parece la mejor opción.

MINI ENTREVISTA
PREGUNTAMOS A ARTURO WOODMAN

¿Se puede pensar en unos Panamericanos?
Claro. Perú demostró que puede organizar un evento de escala mundial, como lo fue el ALC-UE. Se garantizó la seguridad de jefes de Estado y de Gobierno de muchísimos países. Económicamente el Perú tiene estabilidad.

¿Tenemos escenarios?
Muchísimos. Con algunos retoques se pueden hacer maravillas. Yo creo que sí seríamos una excelente propuesta.

¿Tiene el apoyo gubernamental?
Total. Cuando le contamos al presidente García del proyecto, nos dio su respaldo. También los ministros y alcaldes.

¿Remodelarían el estadio?
Lo queremos modernizar, que crezca de capacidad y, tal vez, cambiar el césped.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook


Contador de más vistas