Módulos Temas Día

Más en Actualidad

Biblioteca futbolera

La fiebre pelotera también se ha apoderado del mundo editorial: aquí un repaso de lo que todo sufrido e ilusionado hincha debe leer.

Ubique el mouse sobre cada uno de los libros para tener los detalles de cada uno.

Por: Redacción El Dominical

Doce años antes del primer Mundial de la historia, en el Perú ya se había escrito sobre fútbol. Fue un poeta el que dio el pitazo inicial. Era el lejano 1918 cuando el huanuqueño Juan Parra del Riego escribió su “Loa al fútbol”, seducido por un juego que para él era símbolo de futurismo y modernidad. Aquellos versos se iniciaron con una oda a esa pelota que “zumba y vuela” zigzagueante en una tarde de sol, llevada por ese “jugador de blanca y roja camiseta”. Luego, en 1922, ya instalado en Montevideo, el propio Parra dedicaría algunos de sus famosos versos polirrítmicos al ídolo uruguayo Isabelino Gradín.
Aunque el fútbol ha interesado a los escritores mayores, como Vargas Llosa, Bryce y Ribeyro, su presencia ha sido más bien escasa en nuestras letras. En el campo de la no ficción, podría decirse que la primera mención a este juego fue la de José Gálvez en Nuestra pequeña historia, una miscelánea escrita entre 1929 y 1930 en la que el poeta y periodista contaba los orígenes poco exitosos de este deporte en la Lima de 1870, en los descampados del parque de la Exposición.

En 1958 aparecieron dos volúmenes que aludían a los equipos más populares de nuestro fútbol: César Miró publicó Los íntimos de La Victoria y Guillermo Cortez, Cuatacho, Lolo, su vida, sus goles. En la década del setenta se vivió toda una fiebre futbolística con nuestra primera clasificación a un Mundial —antes habíamos sido invitados al de Uruguay en 1930—, pero los textos se quedaron solo en las crónicas de los diarios. En 1982, con otro Mundial en el bolsillo, la revista Quehacer abriría un tópico que después sería recurrente: explicar el fútbol desde las ciencias sociales. Abelardo Sánchez León fue un pionero en esto, posta que después tomó otro aliancista, Aldo Panfichi, con Ese gol existe (2008), un libro que recoge diversos ensayos históricos y sociológicos sobre un juego que el escritor español Javier Marías asoció a esa recuperación semanal de la infancia. Del lado crema, Jorge Eslava publicó Bien jugado, las patadas de una ilusión (2011), una compilación de relatos, crónicas y ensayos sobre el deporte rey.

Estos son solo algunos de los títulos que han precedido a la fiebre editorial de estos días, en los que se han publicado más de una docena de libros dedicados a celebrar o explicar eso que parecía una quimera: la clasificación peruana a un Mundial. Comienza el juego.

Tags Relacionados:

Literatura

Libros

Fútbol

Rusia 2018

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada