El concurso tenía como objetivo promocionar el hábito de la lectura en estos días de aislamiento social y revalorar la función de los libros, ya que la lectura puede ser un escape al encierro, una visita a otras realidades y una gran ayuda para el equilibrio de la mente.

El concurso convocó a más de 200 participantes tanto en su categoría profesional como aficionado. El jurado calificó criterios como originalidad, mensaje idóneo, plasticidad e impacto.

“Ha sido grato ver el gran nivel fotográfico de los trabajos enviados. Cualquiera de las imágenes finalistas pudo haber ganado, pero detalles mínimos en la concepción y la plástica inclinaron la balanza hacia los premiados”, dice José Vidal, presidente de la AFPP.

Eddy Ramos, responsable del Proyecto Quijote para la Vida, resaltó la amplia participación de fotógrafos no solo de Lima sino de distintos lugares del país. “Ver imágenes de peruanos y peruanas leyendo es algo fabuloso y contagiante, es una forma de combatir la zozobra en el contexto actual en el que vivimos”, afirma.

La premiación se hizo de manera virtual a través de las redes de ambas asociaciones. En cada categoría hubo un ganador y tres menciones de honor

Los primeros lugares

El ganador de la categoría profesional fue Mario Segovia Guzmán con su foto “La luz del lector” y las menciones honrosas fueron para Nelson Caycho Rosales, Fidel Carrillo e Iván Orbegoso Cipra. De otro lado, en la categoría aficionado la ganadora es Milagros Melgar Cari con su foto “Letra est deus. Lectorem est deus” y las menciones de honor fueron para Gabriela del Pilar Paz Rojas, Willinthon Escalante Vargas y Martha Condori Ccoicca.

Este concurso fue posible gracias al auspicio de la ONG Yanapacuy y tuvo el apoyo de la Biblioteca Nacional del Perú, quienes vienen trabajando desde hace muchos años en la promoción de la cultura.

TAGS RELACIONADOS