Los diarios de José Donoso estudiados están  fechados entre 1950 y 1965. Los conserva la Universidad de Iowa. (Foto: El Mercurio de Chile/GDA)
Los diarios de José Donoso estudiados están fechados entre 1950 y 1965. Los conserva la Universidad de Iowa. (Foto: El Mercurio de Chile/GDA)
Agustín Prado Alvarado

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

El manuscrito de la novela El obsceno pájaro de la noche fue presentado al premio Biblioteca Breve de la editorial barcelonesa Seix Barral el año 1970, en el jurado se encontraban Gabriel García Márquez y Mario Vargas Llosa, competía también Un mundo para Julius de Alfredo Bryce Echenique. Este concurso ostentaba el mayor prestigio internacional en lengua hispana porque había premiado a libros de la magnitud de La ciudad y los perros, Tres tristes tigres o Cambio de piel, y contribuyó decisivamente al surgimiento editorial del boom hispanoamericano en aquella década del sesenta.

Para el chileno José Donoso (1924-1996), autor de El obsceno pájaro de la noche, quien había editado las novelas Coronación (1957), Este domingo (1966) y El lugar sin límites (1966) con discreta recepción, presentarse al premio Biblioteca Breve era su apuesta mayor para conseguir un reconocimiento transatlántico y numerosos lectores; aunque Donoso había demorado unos ocho años en escribir el libro, la fortuna literaria no le acompañaría porque el premio se declaró desierto debido a problemas internos de Seix Barral. Por testimonios del jurado, la novela que había sido seleccionada para ganar fue la de Donoso y la finalista el libro de Bryce Echenique. Simbólicamente este acto fue el cierre del denominado boom hispanoamericano que ya contaba con sus cuatro grandes representantes: Mario Vargas Llosa, Gabriel García Márquez, Carlos Fuentes y Julio Cortázar, ¿hubiera este premio ungido a Donoso como quinto mosquetero del boom?

El boom

Esta relación de José Donoso con sus pares escritores de aquella década lo llevó a asumir el rol de primer cronista de esos años al escribir el libro Historia personal del boom (1972), aunque en las primeras páginas manifestó no tener la intención por “definir el boom”, sin embargo, Donoso reconoció la enorme calidad e importancia de las novelas de los cuatro novelistas canónicos de este fenómeno literario y editorial. José Miguel Oviedo en su último volumen de la Historia de la literatura hispanoamericana (2001) es quien mejor define esta relación de Donoso al considerarlo como un escritor que se ubica no en el centro sino en la órbita del boom.

Finalmente, aunque la novela no pudo ganar la presea literaria donde concursó sí terminó por publicarse en la casa editorial Seix Barral en diciembre de 1970 hace cincuenta años, y Donoso obtuvo un significativo reconocimiento. El libro era realmente una de las grandes narraciones literarias, por ello la crítica literaria que la reseñó por aquellas fechas reconoció logros estéticos en diversos niveles.

José Donoso. (Wikipedia Creative Commons)
José Donoso. (Wikipedia Creative Commons)

Novela sobre monstruos y pesadillas

En una entrevista televisiva con Joaquín Soler en España (19/11/1976), José Donoso calificó a El obsceno pájaro de la noche como un libro polifónico, una definición acertada, porque son distintas voces quienes toman en diferentes segmentos el timón de la narración en una novela armada con diversos niveles de complejidad a lo largo de quinientas páginas.

La novela tiene una gran densidad en su composición sin perder ese atractivo narrativo por el inquietante argumento desarrollado en treinta capítulos sin títulos. La historia empieza en la Casa de Ejercicios Espirituales de la Encarnación de la Chimba en la zona histórica de Santiago de Chile donde encontraremos al personaje central Humberto Peñaloza, apodado el Mudito, uno de los narradores recurrentes del libro quien nos conducirá a un mundo signado por el delirio y por la ciudad de los monstruos.

El plano temporal de El obsceno pájaro de la noche, muy vanguardista narrativamente, sigue el derrotero de sus pares novelísticos del boom porque no utiliza una trama hilvanada por la linealidad de acontecimientos al desplazarse al pasado (analepsis) de los protagonistas. Estos saltos temporales permiten al lector vincular dos historias centrales: la protagonizada en la Casa de los Ejercicios en la Chimba, habitada por mujeres ancianas y huérfanas, y la interpretada, también, por el Mudito en sus años mozos, cuando trabajó para el terrateniente y aristócrata Jerónimo de Azcoitía quien estuvo casado con Inés Santillana.

Esta segunda historia constituye uno de los núcleos sustanciales de la trama: el aristócrata chileno engendró con Inés un niño quien nació marcado por la deformidad (“una versión del caos”) a quien llamarían Boy. Para evitar el estigma social para su hijo, Azcoitía planificará, en complicidad con Humberto, levantar en la hacienda Rinconada una ciudadela de monstruos poblada por seres físicamente anómalos de las provincias chilenas quienes constituirían el mundo y la normalidad en la vida de Boy.

La enorme capacidad del narrador chileno para fabular esta villa de seres deformes le permitió reflexionar por medio de las voces de sus personajes, principalmente el Mudito Peñaloza, sobre las temáticas de la locura y la monstruosidad en la sociedad. Este argumento tan inquietante, además, está relacionado con la composición de la novela; así lo ha podido interpretar Mabel Moraña en su valioso libro El monstruo como máquina de guerra (2017) quien considera que la “rearticulación y desmembramiento” de los cuerpos de los protagonistas tiene un impacto en la estructura narrativa, como si El obsceno pájaro de la noche tuviera diferentes “modulaciones, lenguajes y máscaras” manifestada en una narración “inapresable, mutante y anómala (332)”.

Como Donoso planificó escribir una novela de enorme extensión, pudo explorar temáticas como la escritura literaria (Peñaloza escribe un libro con referencias sobre la misma novela), la locura, la esperanza del nacimiento de un niño santo, la estropeada beatificación de una niña beata, entre otras tramas donde consigue alcanzar las fronteras de la realidad/irrealidad, en opinión de José Miguel Oviedo sobre la obra del escritor chileno: se configura un “realismo neurótico” donde se desafían la “lógica de la percepción habitual”.

Más de medio siglo después, estas siniestras historias que bordean las fronteras del realismo siguen impactando en los lectores (in fabula) quienes continuamos valorando el imaginario perturbador de El obsceno pájaro de la noche, la última gran novela del boom.

También puede interesarle:

Video relacionado:

Murió el maestro de la novela de espías John le Carré