Módulos Temas Día

Más en Actualidad

Enciclopedia virtual, discriminación real

Más allá de Wikipedia, distintas iniciativas buscan visibilizar en internet el trabajo y verdadero rol de las mujeres en la historia.

La clásica imagen que simboliza  la lucha femenina en las calles adaptada a las batallas que ahora se tienen en la red.

La clásica imagen que simboliza la lucha femenina en las calles adaptada a las batallas que ahora se tienen en la red. [Foto: Wikimedia]

Wikimedia

Por Joan Praga

Si los libros escolares mantienen una deuda ancestral en cuanto a mostrar el papel real de las mujeres más allá de la anécdota a lo largo de los siglos, ¿qué nos hace pensar que Wikipedia, la enciclopedia del siglo XXI, no tendría el mismo sesgo? ¿Quién escribe hoy la Historia?

Evidentemente Wikipedia no es el problema, sino un síntoma —otro más— del mismo. El asunto es el de siempre: una sociedad acostumbrada a dejar de lado —salvo casos excepcionales— la figura de la mujer. Entonces, si internet nos brinda espacios de democratización, ¿cómo los aprovechamos si el ‘chip’ de la crianza machista sigue funcionando? Una respuesta a esta pregunta llega con Wikimujeres.

                            —Construcción de espacios—
Que estemos en el 2018 no quiere decir que la desigualdad haya desaparecido por añadidura al cambio de milenio. Wikimujeres, entonces, es una suerte de activismo virtual cuyo impacto puede ser visible en la vida real. Se trata de una iniciativa impulsada por un grupo de usuarias de Wikipedia “preocupadas por la diversidad y la neutralidad y dispuestas a trabajar para disminuir (y en un futuro eliminar) la brecha de género y culturas que existe en la enciclopedia más consultada en internet”.

Ellas creen —y seguramente con razón— que para alcanzar la diversidad y neutralidad es necesario incorporar a más mujeres en la producción de la enciclopedia, pues en la actualidad las editoras representan solo el 13 % del total. ¿Tendría impacto la presencia de más mujeres? Esta pregunta tiene una sola respuesta: sí. Como en otros espacios, incluir a más mujeres implica darles oportunidad de visibilización, y en un espacio virtual tan importante puede suponer ampliar el contenido relativo a biografías de mujeres en diversos campos. Esto se llama “trabajar con perspectiva de género” y, en el caso de Wikipedia, se traduce en la producción de contenidos en defensa de la neutralidad que la web defiende.

Wikimujeres considera que es necesario lograr al menos un 33,3 % de mujeres editando y participando en la creación de conocimiento colectivo y libre en la enciclopedia. El equipo que encabeza la iniciativa está formado por Monserrat Boix, periodista nacida en Barcelona; Ester Bonet Solé, lingüista también barcelonesa; Paz Castillo, documentalista madrileña; María Sefidari, gestora cultural madrileña, y Olga Paredes, arquitecta boliviana; pero se trata de un proyecto internacional donde grupos de mujeres de todo el mundo se organizan en función de su idioma. Tiene espacios físicos asociados en Madrid y Barcelona, pero su trabajo se muestra y difunde en el mundo ancho y ajeno.

Es bueno saber que las cifras en las que se basa Wikimujeres no son arbitrarias. Si quiere comprobar usted mismo el tamaño de la brecha de género digital —reflejo de la que se vive en la vida real— solo tiene que ingresar a la siguiente web: http://whgi.wmflabs.org/data.html

Vale sorprenderse.

Wikipedia

Solo el 17 % de las biografías que aparecen en Wikipedia son de mujeres. En un circuito abierto y colaborativo como este, ¿quién toma el control del cambio? [Foto: Wikimedia]

Wikimedia

   —La ciencia también necesita del feminismo (digital)—
La física canadiense Donna Strickland ganó este año el Nobel de Física gracias a sus trabajos en la aplicación de rayos láser. Pionera en esta área, la Academia Sueca consideró que ella y sus compañeros de investigación, profesionales igual de calificados, Arthur Ashkin y Gérard Mourou, merecían el galardón. Si en Suecia pensaron que tenía méritos suficientes para recibir el premio, ¿por qué Wikipedia creyó, antes de ello, que Strickland no merecía una entrada en su sitio web?

Un usuario de Wikipedia intentó configurar una página para Strickland en mayo pasado, pero un moderador lo rechazó con este mensaje: “Las referencias de este envío no muestran que el tema merezca tener un artículo de Wikipedia”. Sus compañeros Ashkin y Mourou, poseedores de méritos similares, sí tenían una entrada en la enciclopedia online en el momento del anuncio.

Strickland ingresó a la galería del Nobel y a Wikipedia al mismo tiempo por ser la tercera mujer en ganar en esta categoría desde su creación, y porque la última vez que una se hizo del premio en Física fue en 1963, hace 55 años. Pero, ¿qué sucede con otras mujeres científicas que no reciben el Nobel? ¿Cómo nos acercamos a ellas y a su trabajo? Una iniciativa similar a Wikimujeres es mujeresconciencia.com

Esta web busca aminorar la brecha de oportunidades entre hombres y mujeres que desarrollan una profesión científica. Este desequilibrio es tan antiguo que, como muchas otras desigualdades de género, se ha normalizado. “Mujeres con ciencia nace con el objetivo de mostrar lo que hacen y han hecho las mujeres que se han dedicado y dedican a la ciencia y a la tecnología. Biografías, entrevistas, eventos, efemérides y todo tipo de crónicas o hechos relevantes tendrán cabida en este medio. Nuestro propósito es que dé a conocer la existencia de esas mujeres, su trabajo y las circunstancias en que lo desarrollaron o lo desarrollan”, escribe Juan Ignacio Pérez, catedrático de Fisiología y coordinador de la cátedra de Cultura Científica de la Universidad del País Vasco, sobre esta iniciativa.

Sin embargo, esfuerzos como este no resuelven el problema que visibilizó Wikipedia a raíz del caso Strickland. Desde la Fundación Wikipedia se lamentó el hecho, arguyendo que, por ser un sitio colaborativo, las decisiones sobre quién merece o no entrar las toma quien revisa el sitio en ese momento, y muchas veces los perfiles son evaluados por personas que no conocen del tema y encuentran que la información fue poco relevante. ¿Esto nos puede ayudar a reflexionar sobre el funcionamiento de la enciclopedia digital? Seguro que sí, pero ese es tema de otro artículo. Lo importante es que gracias al Nobel nos dimos cuenta de que en Wikipedia solo el 17 % de las biografías son de mujeres. ¿A quién responsabilizamos por ello?

Wikimujeres

Boix es una de las cabezas de Wikimujeres. Busca reducir la brecha de género en el entorno virtual por los efectos cotidianos que esto supone.

Archivo

Wikimujeres

La periodista española Monserrat Boix señaló en una conversación con Tribuna Feminista que, muchas veces, es difícil que las mujeres se involucren más en la edición de contenidos de Wikipedia porque tienen otras prioridades, porque son las que llevan más complicado el tema de la conciliación, y porque al existir tantas redes, actualmente, no tienen claro qué es lo más relevante en cada momento. “Además, por una cuestión social, las mujeres en las redes a veces creen que no tienen nada que decir”, añadió.


Tags Relacionados:

Wikipedia

internet

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada